*

X

Fin del mundo maya: un error de interpretación en la cosmogonía de esta cultura

Arte

Por: pijamasurf - 12/14/2012

Teniendo en cuenta la cosmogonía maya, la manera en que en esta cultura se entendía la estancia en el mundo, la idea de "fin del mundo" es en realidad una mala interpretación, que debería sustituirse por la de "renovación", mucho más acorde con sus creencias.

Por estos días la fiebre sobre el fin del mundo, profetizado supuestamente por la cultura maya, alcanzará su punto más agudo, fijado como está para los últimos días de diciembre, específicamente el 21, día del solsticio de invierno.

Sin embargo, como han aclarado numerosos investigadores de la civilización precolombina, tanto en México como en otros países del mundo, la imputación del pronóstico a esta cultura ha sido resultado de una desafortunada equivocación, pues si bien hay bases arqueológicas para hablar del fin de una época, un ciclo según la cosmogonía particular de los mayas, su forma de ser y estar en el mundo, de entenderlo, la extrapolación hacia un “fin de mundo” como tal, una suerte de apocalipsis o de hecatombe, es, por decir lo menos, imprecisa.

Según estas versiones catastróficas, el 21 de diciembre está señalado en el calendario maya como el inicio de un nuevo ciclo de 394 años, un baktun, que vendría acompañado de cambios tanto planetarios como sociales que diezmarían a nuestra especie.

La realidad, al menos antropológica y arqueológicamente, es menos pesimista. Diversos especialistas han señalado la diferencia de concepción que existe entre la idea occidental del fin (notablemente influida por la tradición judeocristiana) y la de la “renovación”, más acorde con el pensamiento maya.

Tanto para David Stuart, dela Universidad de Texas, como para Simon Martin, de la Universidad de Pennsylvania, así es como debería entenderse el supuesto fin del calendario: como una suerte de punto de inflexión, importante sí, pero en el marco de una visión de mundo amplia que cronológicamente se expresa en la repetición infinita de ciclos de trillones de años.

De ahí que la noción de “fin del mundo” simplemente no tenga cabida en este sistema de creencias.

También en Pijama Surf: Baktun: pieza de videomapping maya en Japón sonorizada con la música de Silvestre Revueltas.

[USA Today]

¿El fin del mundo es eterno o incierto? Mayas marcaron el fin del 13 Baktún para el 23 de diciembre de 2012

Arte

Por: pijamasurf - 12/14/2012

Asegura especialista en la cultura maya antigua que el fin del 13 Baktún —periodo de 144 mil días en el calendario maya antiguo— en realidad está fechado para el 23 de diciembre de 2012, no el 21, día este que se eligió más bien por fines comerciales.

 

El 21 de diciembre llegó y, para sorpresa o confirmación de muchos, el mundo continúa como si nada. Las interpretaciones, erróneas, de que la civilización maya había pronosticado una fecha de catástrofes y destrucción, cayeron por su propio sinsentido, aunque, como regularmente sucede con este tipo de conocimiento remoto, parece haber resquicios donde pueden colarse interpretaciones que disculpen el equívoco.

"No hay indicación de ningún fenómeno apocalíptico. Los mayas con estas interpretaciones se hubieran muerto de la risa o se hubieran indignado, ya que su calendario era de larga duración, de largo aliento, y no termina”, declaró en entrevista Guillermo Bernal, investigador de la Universidad Nacional de México especializado en la cultura maya.

Según el académico, el fin de un baktún —el periodo del calendario que comprende 144 mil días— significa solo el cambio de un ciclo, y además, como si esto no fuera suficiente, la verdadera fecha en que los antiguos mayas señalaron el último día del 13 Baktún fue el 23 de diciembre, no el 21.

Al parecer el error se debe a una correspondencia que los investigadores Joseph Goodman, Juan Martínez Hernández y Eric Sidney Thomson intentaron hacer del calendario maya con el gregoriano. “En esas correlaciones hicieron un cambio de dos días”, declaró Bernal, quien además hace notar que, en el ámbito académico, el 23 de diciembre es la fecha que se maneja como término del baktún, no el 21, que al parecer fue elegida más por fines comerciales (y por la facilidad de identificarla con el solsticio de invierno).

[CNN]