*

X

El esperma de los franceses ha perdido calidad: ¿Por qué y qué se necesita para producir buen semen?

Salud

Por: pijamasurf - 12/06/2012

Investigación reciente encuentra que la calidad del semen de los hombres en Francia ha descendido en mayor porcentaje al normal, en un fenómeno cuyas causas podrían ser ambientales pero también evolutivas.

De acuerdo con una investigación reciente dirigida por Joëlle Le Moal, epidemióloga ambiental del Institut national de Veille Sanitaire, el conteo de espermas en el semen de los franceses ha decaído, en promedio, un 32% entre 1989 y 2005, así como los espermatozoides de forma normal también disminuyeron en un 33%. Y si bien es usual que cierta proporción presente estas deficiencias, el margen aceptado se encuentra entre el 10 y el 15 por ciento. Entonces, ¿qué está pasando con el semen de los franceses?

Algunas hipótesis señalan la capacidad remplazable del esperma como la causa del perjuicio. Los hombres producen millones de espermatozoides todos los días (tan solo en cada eyaculación se liberan 300 millones), circunstancia que la evolución no ha equilibrado con el comportamiento moderno y civilizado del hombre.

Otra razón podría ser de tipo genético, relacionada con las mutaciones genéticas que, según se ha observado en experimentos con ratones, afectan sobre todo a los machos de una especie. Los investigadores piensan que esto podría deberse a que en la espermatogénesis hay más genes involucrados que en la ovogénesis, aunque igualmente existe la posibilidad de que la producción de óvulos tenga más candados genéticos que prevengan contra los procesos de mutación. Vale la pena recordar que, en contraste con las cifras anteriores, las mujeres liberan entre 400 y 500 óvulos en el periodo fértil de su vida, por lo cual, evolutivamente, hay motivos para que cada uno de los huevos sea viable.

En este sentido, la espermatogénesis es un proceso largo y complicado en el que, por lo mismo, se incrementan las probabilidades de incurrir en algún error.

Richard Sharpe, de la Universidad de Edimburgo, este singular fenómeno que está ocurriendo al interior de las gónadas de los franceses, asegura que es difícil dilucidar las causas reales del mismo, pero señala hacia una combinación de factores que incluyen la dieta (particularmente el alto consumo de grasas), la exposición cotidiana a químicos tóxicos.

[BBC]

¿Por qué los presidentes viven más que el individuo promedio?

Salud

Por: pijamasurf - 12/06/2012

Investigador estadounidense realiza estudio sobre la aparente contradicción existente entre el hecho que los presidentes de un país se encuentra sometidos, durante su gestión, a condiciones de estrés que los hacen envejecer el doble de una persona promedio pero, paradójicamente, sin que esto afecte su longevidad posterior.

Al menos en Estados Unidos, lo común en años recientes es que su esperanza de vida sea mucho más extendida que la del promedio de la población, un hecho que se adivina relativamente contradictoria tomando en cuenta el estrés sostenido en que viven durante al menos cuatro años (que pueden alargarse hasta ocho), las condiciones poco favorables a la salud a mediano plazo y otras circunstancias que quizá en otras personas con una profesión distinta, minarían notablemente su calidad de vida.

Con todo, 23 de los 34 presidentes de la Unión Americana han muerto de causas naturales, a pesar de que se estima que su ritmo de vida durante su gestión les hace envejecer el doble de lo que una persona promedio.

S. Jay Olshansky, profesor de salud pública en la Universidad de Illinois, ha realizado una investigación al respecto en la que concluye que este fenómeno podría explicarse por los privilegios que obtiene de su riqueza económica, su nivel educativo y la facilidad para obtener a servicios médicos de calidad.

“Para mí”, dice Olshansky, “es un ejemplo clásico de los beneficios del estatus socioeconómico. Todos salvo 10 presidentes fueron universitarios, acaudalados y con acceso a cuidado médico”.

Con todo, queda claro que el estrés es el principal factor que influye en el envejecimiento prematuro, especialmente en la piel y en cabello, los principales rasgos donde esto se manifiesta.

Y si bien, como dice el académico, nadie muere de arrugas o por canas, resulta por lo menos enigmático que la tensión no afecte su longevidad, a pesar de que para ellos uno de sus días equivale a dos de una persona cualquiera.

Un estudio cuyas conclusiones pueden sin duda trasladarse a otros contextos además de la Unión Americana.

También en Pijama Surf: ¿Por qué casi todos los presidentes más recientes de Estados Unidos han sido siniestros?

[MNN]