*

X

6 planetas habitables fuera de nuestro Sistema Solar

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/14/2012

El afán de expansión se encuentra inscrito en el código esencial del ser humano, de ahí que no parezca sorprendente y sí, por el contrario, previsible, que en la época actual, con los recursos desarrollados, el universo se presente como el siguiente territorio a conquistar.

Sin embargo, en este caso las dificultades son, por decir lo menos, mayúsculas. Lo que conocemos hasta ahora del cosmos, no es muy alentador para emprender seriamente dicho proyecto. Ningún lugar como el hogar: ningún planeta que presente condiciones idénticas a las que en la Tierra hacen posible nuestra supervivencia. Temperaturas extremas, atmósferas irrespirables, violentas superficies volcánicas, son solo algunas de las características más amables que parecen ser la norma fuera de nuestras fronteras.

La exploración espacial ha confirmado la existencia de por lo menos 80 exoplanetas, es decir, cuerpos fuera de nuestro sistema solar que, por sus características, pueden catalogarse con ese concepto. Asimismo, hay más de 1200 “candidatos Kepler”: cuerpos de los que solo se sospecha que también podrían ser planetas, de los cuales a su vez solo 250 tienen un tamaño similar a la Tierra.

Y así, conforme las probabilidades van reduciéndose, al parecer son solo 6 los cuerpos efectivamente habitables o, dicho de otra manera, que podrían albergar vida extraterrestre, confirmación dada en el Catálogo de Exoplanetas Habitables que elabora el Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico.

[The Register]

Imaginando el hiperespacio: cómo se vería el espacio viajando a la velocidad de la luz

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/14/2012

Un interesante ejercicio visualiza cómo sería viajar a la velocidad de la luz: la visión de hipotéticos astronautas que llegaran a este ansiado límite de velocidad no sería como la imagina Hollywood

Una de las escenas emblemáticas de las películas de ciencia ficción es el momento en el que una nave entra en aceleración total y llega a la velocidad de la luz (o se acerca a este límite de velocidad cósmico). Como sugiere la teoría de la relatividad, al viajar a la velocidad el tiempo se detiene y por ende entramos en una hipotética dimensión que afecta nuestra percepción, quizás esta sería la droga de expansión de conciencia suprema. Para represntar esto generalmente vemos una explosión de líneas colores, una absorción vorticial y demás efectos espectaculares.

Pero al parecer, según la física actual, viajar a la velocidad de la luz, en un sentido estricto, sin incluir las proyecciones de la mente en el espacio, no sería tan espectacular como hemos llegado a imaginar. Según un equipo de estudiantes de la Universidad de Leicester, un astronauta que viajara cerca de la velocidad de la luz vería a grandes rasgos la imagen superior. Debido al efecto Doppler no se verían ni siquiera estrellas --el movimiento hacia una radiación electromagnética haría que la frecuencia de la luz se alterará tan dramáticamente que escaparía del espectro visible. En cambio, la radiación de microondas de fondo se tornaría visible. 

La tripulación de una nave espacial que pudiera acercarse significativamente a moverse a la velocidad de la luz vería un disco central de luz brillante: una especie de sol u ojo perenne. Abajo una versión reciente de cómo Hollywood imagina el hiperespacio.

[Gizmodo]