*

X
¿Cuáles son las propiedades de nuestra piel y nuestra sangre que atraen en mayor o menor medida a los mosquitos? ¿Es el tipo de sangre? ¿Es la llamada “sangre dulce”?

Un picnic, un campamento, y siempre hay una o dos personas que se llenan de ronchas, mientras los demás pasan desapercibidos por los mosquitos. Son de “sangre dulce”, se burlan. Pero, ¿es realmente el azúcar en la sangre lo que atrae a estos insectos? Existen varias razones.

Primero. Los mosquitos localizan a sus presas por el CO2 que emiten. Así que, las personas que exhalan más CO2 ―las más grandes o las mujeres embarazadas― son presas más evidentes.

Segundo. Hay evidencia que los mosquitos prefieren a las mujeres porque su piel es más delgada, lo que les permite picar con mayor facilidad.

Tercero. El tipo de sangre. Un estudio en Japón comprobó que los mosquitos prefieren a las personas del grupo sanguíneo O y que suelen ignorar a los tipos A y B.

Cuarto. La “sangre dulce”. Sí hay una relación con los sacáridos en la sangre, pero es porque este compuesto alimenta a las bacterias en la piel (las bacterias que le otorgan el mal olor al sudor). Estudios holandeses encontraron que los mosquitos evitan a las personas con una alta cantidad de bacterias en la piel y, también, a los que tienen muy pocas bacterias. Prefieren a aquellas con un ecosistema equilibrado.

Investigadores están analizando estas características para confeccionar un repelente de mosquitos más efectivo. Por lo pronto, si eres una persona del tipo sanguíneo O, toma tus precauciones cuando salgas de campamento. 

[io9]

 

Te podría interesar:
Un zorro cayó en la celada de un adolescente noruego, quien grabó cómo este animal se llevaba su teléfono para luego, según jura un amigo, enviar un mensaje de texto.

 

El smartphone del adolescente noruego Andreas Bjercke fue hurtado por un zorro la semana pasada. El zorro no sólo robó el teléfono celular sino que también envío un mensaje de texto --en el lenguaje indescifrable del bosque--, según un amigo que le había enviado otro mensaje para preguntarle si había podido recuperar su teléfono.

Este adorable episodio no sucedió al azar o mágicamente --con uno de esos zorros de los cuentos cuya astucia le habría llevado a dominar la tecnología.  Bjercke tendió una trampa al zorro descargando un app para cazadores que mimetiza sonidos de conejos muriendo. Activando estos sonidos, Bjercke notó que varios zorros rondaban su casa en la noche. Entonces tuvo la astuta idea, digna de un zorro con pretensiones de convertirse en una estrella de YouTube, de colocar su teléfono en medio del camino y esperar con una cámara para ver lo que sucedía.

Un zorro respondió a los sonidos y después de merodear y oler el gadget finalmente se armó de valor para cogerlo --y quizás llévarlo a un lugar donde podría extraer los conejos muertos del aparato digital. Bjercke y un amigo persiguieron al animal intentendo recuperar el aparato, pero no consiguierion encontrarlo. Un día después un amigo recibió un mensaje del zorro en crípticos alfanúmericos --quizás una nota pidiendo conejos muertos (no digitales) a cambio del teléfono.

[Slate]