*

X

Especie inmortal de hydra podría inspirar programas de rejuvenecimiento para los seres humanos

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/17/2012

Investigación reciente en hydra, una especie de pólipo, revela el papel crucial que cumple el gen FoxO en el envejecimiento celular, el cual podría convertirse en una eterna fuente de la juventud genética.

La imagen que se ve arriba corresponde a una hydra, una especie de pólipo (un animal invertebrado del filo de los cnidarios), que tiene la singular y ambicionada característica de la inmortalidad.

En efecto: su reproducción se da por medio de la gemación y no del apareamiento, razón por la cual la hydra ha sido continuo de objeto de estudio e investigación.

Ahora, sin embargo, científicos de la Universidad de Kiel, en Alemania, han descubierto un rasgo que viene a añadir asombro en torno a este animal: el hecho de que el gen que determina su longevidad es el mismo que en los seres humanos provoca el envejecimiento, coincidencia genética que abre la posibilidad de tratamientos antiedad para nuestra especie.

A diferencia de la hydra, las células madre del ser humano pierden su habilidad de proliferar y formar nuevas células conforme el cuerpo envejece (de ahí, por ejemplo, la flacidez muscular que caracteriza a las personas de edad avanzada).

En el caso del mencionado pólipo, el gen FoxO podría estar ligado con la producción de células madre y, lo que es más interesante, con cierta supresión de su proceso de envejecimiento: en hydras cuyo gen FoxO funciona normalmente, la generación de células madre autoregenerativas se mostró prácticamente infinita, en contraste con los especímenes con alguna deficiencia en dicho gen, poseedores de una cantidad significativamente menor de células madre.

Ya en el ser humano, se ha encontrado que personas que han vivido más de 100 años tienen también una intensa actividad del mismo gen, por lo cual la relación entre este y la vida larga parece ya evidente, aunque no totalmente aclarada, sobre todo porque su comprobación requiere manipular personas genéticamente, tal y como se hizo con ejemplares de hydra.

De profundizarse en este hallazgo, quizá las propiedades del gen FoxO sean la puerta a nuevas biotecnologías que incidan directamente en nuestro envejecimiento, una fuente de la eterna juventud manando en la genética.

[io9]

Investigadores desarrollan nano-piel capaz de regenerarse a sí misma

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/17/2012

Gracias a la nanotecnología, investigadores de Stanford desarrollan un tejido sintético capaz de regenarse a sí mismo, conducir electricidad y sensible al tacto, que posiblemente se utilice en prótesis de miembros humanos.

Las promesas de la biotecnología son muchas y muy ambiciosas, algunas de ellas enfocadas en la sustitución de tejidos que por alguna razón trágica —accidentes, enfermedades, etc.— quedan dañados y, hasta ahora, sin posibilidad de cura. Por otro lado, una tendencia paralela es mejorar por vía del desarrollo científico las capacidades corporales del ser humano, extenderlas más allá de sus límites y crear una especie en que la materia orgánica y la cibernética se unan simbióticamente para conseguir habilidades impensadas.

Este es un poco el caso de una nueva piel desarrollada por investigadores de la Universidad de Stanford, quienes desarrollaron un tejido flexible, resistente al agua, capaz de regenerarse a sí mismo, conducir electricidad y, además de todo, sensible al tacto.

Se trata de un polímero combinado con piel que utiliza enlaces de hidrógeno, los cuales se rompen y se reforman fácil y reversiblemente, conectándose con sus propias moléculas, gracias a lo cual la superficie puede rasgarse con una navaja y sin embargo restituirse a temperatura ambiente. Asimismo, añadiendo partículas de níquel, se consiguió su capacidad conductora de electricidad. La posibilidad del tacto se obtuvo en la respuesta a la presión que provoca la resistencia a la conducción eléctrica.

Los investigadores —Benjamin C-K. Tee, Chao Wang, Ranulfo Allen y Zhenan Bao— esperan que eventualmente este nueva piel pueda utilizarse en prótesis de miembros humanos, aunque, en lo inmediato, parece que servirá para mejorar dispositivos electrónicos que trabajan conjuntamente con la piel, como los monitores portátiles de frecuencia cardiaca.

[Discover Magazine]