*

X

Arqueólogos descubren cueva donde podría haberse ubicado el Hades, el inframundo griego

Por: pijamasurf - 11/30/2012

Investigadores sotienen que la cueva Alepotrypa es el lugar donde los antiguos griegos basaron el mito del inframundo, o Hades, el reino de los muertos presidido por el mismo Hades, hermano de Zeus y Poseidon

Cada tanto algunos arqueólogos ubican los lugares de gestas o episodios mitológicos (Troya, la Atlántida, el Monte Sinaí, etc.); algunos de estos hallazgos tendrán seguramente alguna base histórica y la mayoría serán una forma de generar atención mediática o parte de lo que podríamos llamar el delirio de lo propio. 

El primer arqueólogo en encontrar la cueva, Giorgos Papathanassopoulos, formuló la hipótesis  de que la cueva Alepotrypa ("hoyo de zorro") probablemente había insiprado la creencia en Hades, el inframundo griego regido por el dios del mismo nombre. Una nueva investigación liderada por arqueólogos estadounidenses ha recuperado esta hipótesis, según el material que desenterrado, el cual indicaría que los habitantes del lugar consideraban que se trataba de Hades.

La cueva tiene el tamaño de 4 campos de futbol  y podría haber albergado cientos de personas, haciéndola uno de los poblados prehistóricos más viejos de  Europa antes de que colapsara hace 5 mil años.

Arqueólogos encontraron herramientas, cerámica y artefactos de obsidiana, cobre y plata de la época neolítica, hace unos 9 mil años.

"Los sitios fúnebres y los rituales que se llevaron a cabo realmente le dan la sensación del inframundo. Es como Hades, completo con su propio Río Estigia", dijo el investigador Michael Galaty.

El inframundo estaba rodeado por el río Aqueronte (de la aflicción), el Leteo (del olvido), el Piriflegetonte (del fuego) y el Río Cocito (del Lamento). Cruzando los ríos se tenía que burlar la infranqueable guardia del can Cerbero, para entrar al reino plutoniano.

[Daily Mail]

Pájaros reales en Twitter

Por: pijamasurf - 11/30/2012

Un encantador proyecto artístico hizo que unos pájaros mantuvieran una cuenta de tuiter --sin un escritor fantasma, ellos tuiteando.

El artista conceptual letón Voldemars Dudums creó hace unos meses un astuto mecanismo para que algunos pájaros pudieran tuitear. Colocando cubos de grasa de tocino sobre un teclado, Dudums logró que algunos pájaros apretaran las teclas, y usando una interfaz de programación de aplicaciones, los tecleos eran enviados a la cuenta de Twitter de @hungry_birds.

Los pájaros tuiteaban unas 100 veces al día, mayormente mensajes sinsentido, aunque algunos han encontrado gemas literarias o códigos secreto en estas ornitografías.

La belleza del proyecto  de Dudums es la literalidad y la autorreferencia: los mensajes cortos de las aves que inspiraron la red social regresan a ella.  Y valdría preguntarse, ¿cuánto tiempo tardarían estos pájaros tuiteando en una vieja computadora buscando alimento en componer los tuits de algún famosos tuitero, como aquellos hipotéticos monos que ahora teclean en la eternidad las obras de Shakespaere?

[This is Colossal]