*

X

¿Derrotó Deep Blue al campeón de ajedrez Kasparov por un bug en su programación?

Arte

Por: pijamasurf - 10/02/2012

La legendaria derrota del campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov por Deep Blue, la computadora fabricada por IBM, pudo deberse a un bug en la programación de la máquina, un momento casi significativo en que el azar hizo su propia jugada.

Si algún día la inteligencia artificial cobra conciencia y establece su mundo propio, sin duda el 11 de mayo de 1997 será una fecha que las máquinas recordarán con gusto. Ese fue el día en que Deep Blue derrotó al campeón mundial Garry Kasparov.

Sin embargo, mientras ese día llega, el orgullo humano seguirá defendiendo su supremacía. Desde la época del descalabro se debate si Deep Blue tuvo algún tipo de ayuda humana para superar al ajedrecista: se dice que el movimiento que realizó para derrotar a Kasparov fue tan sofisticado, tan refinado, que ningún sistema de algoritmos podría llegar a él por cuenta propia si no contara con el apoyo de la creatividad o la inspiración de un ser humano (esas cualidades que, todavía, nos distinguen de las máquinas).

15 años después el enigma parece resolverse, pues de acuerdo con uno de los diseñadores de Deep Blue, la ventaja de esta sobre Kasparov se debió a un bug en su programación, un error de software.

La revelación se conoció gracias a Nate Silver, especialista en estadística y colaborador del New York Times, quien en su libro The Signal and the Noise publica una entrevista con Murray Campbell, uno de los tres “padres” de Deep Blue.

Según Campbell, en cierto momento de la partida y como respuesta al movimiento de Kasparov, Deep Blue fue incapaz de elegir uno y simplemente escogió al azar. Al parecer las modificaciones hechas a partir de los encuentros previos dieron como resultado que, en ese instante, la máquina hiciera una jugada inesperada. Lo irónico es que mientras que los programadores buscaban que Deep Blue no incurriera en un error que en juegos previos le había costado la victoria, asegurándose de que no lo volviera a cometer, esto dio al ajedrecista un rival totalmente desconocido y, además, con dicho movimiento de alguna manera introdujo un bug en la propia programación de Kasparov.

“Kasparov concluyó que el juego contraintuitivo debería ser un signo de inteligencia superior. Nunca consideró que se trataba de un simple bug”, dijo Campbell a Silver.

Un humano sin duda encontraría —o intentaría encontrar— una moraleja a esta fábula, la justificación por donde se colara el sentido para lo imprevisto. Decir, por ejemplo, que fue la transferencia de un rasgo humano, demasiado humano, el error, lo que determinó la victoria de Deep Blue sobre Kasparov, con lo cual, en cierto sentido, no fue la virtud de la máquina sino la naturaleza humana expresada en otro medio lo que venció a otro ser humano.

Pero para una máquina quizá no haya sentido de ningún tipo. Quizá esta historia algún día se cuente, entre máquinas, como ejemplo de que el azar también es parte de la programación en un mundo en que victoria y derrota son solo dos momentos, más o menos concluyentes, de un algoritmo programado para repetirse infinitamente, sin ningún tipo de significado ulterior.

Para los interesados, una recreación en video de la partida. Deep Blue juega blancas (en Internet hay varios estudios al respecto).

 

[Wired]

Philographics: la historia de la filosofía occidental en afiches minimalistas

Arte

Por: pijamasurf - 10/02/2012

Con ingenio suficiente para despertar la curiosidad, el diseñador Genis Carreras traza la historia de la filosofía en atractivos afiches que sintetizan gráficamente las principales escuelas de pensamiento desarrolladas en Occidente.

Se ha dicho que todos los hombres nacen aristotélicos o platónicos. Ello equivale a declarar que no hay debate de carácter abstracto que no sea un momento de la polémica de Aristóteles y Platón; a través de los siglos y latitudes, cambian los nombres, los dialectos, las caras, pero no los eternos antagonistas. 

Borges, Deutsches Requiem

El desarrollo de la filosofía es, por mucho, uno de los rasgos más distintivos del ser humano como especie, una disciplina cultivada con nada más que especulación, imaginación, curiosidad por el mundo en torno nuestro y también por el mundo interior que cada cual lleva consigo, una conquista del intelecto cuyo provecho más inmediato es la ampliación de los horizontes de quien se acerca a ella.

Por otro lado también es cierto que los muchos siglos de pensamiento filosófico han resultado en un edificio que algunos les parecerá imponente y acaso laberíntico, lleno de recovecos en los que a primera vista no se distinguen puertas de entrada ni rendijas por donde el inquieto lector pueda colarse.

Para estos ―pero quizá también para regocijo de los experimentados― el diseñador Genis Carreras dio forma y color a una serie de creativos afiches que en un pocas figuras sintetizan lo más esencial de las diversas corrientes que pueblan la historia de la filosofía occidental, la cual, en buena medida, se ha movido en una trayectoria dialéctica que enfrenta visiones de mundo y fundamentos opuestos siempre con resultados más que fructíferos.

 

Absolutismo / Relativismo

 

Holismo / Empirismo

La utilidad de estos Philographics, “Filográficos”, según los denominó el propio Carreras, es manifiesta, se trate lo mismo de un primer acercamiento al vasto universo de la Filosofía o se les utilice como recursos mnemotécnicos para no olvidar lo aprendido. Igualmente pueden tomarse como pequeños rompecabezas gráficos que solo con las claves adecuadas pueden resolverse.

 

Existencialismo / Solipsismo

 

Escepticismo / Realismo

 

Racionalismo / Dualismo

 

Hedonismo / Nihilismo

 

Positivismo / Marxismo

 

Reduccionismo / Determinismo

 

Humanismo / Dogma

 

Ateísmo / Deísmo

[Visual News]