*

X

Hombre presume su Record Guinness por el mohawk más alto del mundo

Por: pijamasurf - 09/16/2012

Kazuhiro Watanabe esta orgulloso de portar un mohawk que supera el metro de altura y que le hace poseedor de un singular record.

En un record ciertamente irrelevante (quizá una cualidad propia de la esencia misma de este concepto), pero no por ello menos épico, el japonés Kazuhiro Watanabe consiguió en 2011 una distinción única: portar el mohawk más alto del planeta. Y su peculiar hazaña le ha valido inscribir su nombre en el famoso Libro de los Record Guinness.

De cuarenta años y diseñador de moda, Watanabe pavoneó su fastuoso peinado en el Washington Square Park. Su mohawk, producto de 15 años de dejarse crecer el cabello, un bote de gel, y tres fijadores en aerosol, supera el metro de altura. Para Watanabe este totem capilar es un monumento rebelde que desafía la conformidad que el percibe en la sociedad tradicional de su país.  

 

Capitán, el perro que ha permanecido 6 años al lado de la tumba de su amo

Por: pijamasurf - 09/16/2012

Tras la muerte de su dueño, este pastor alemán, llamado Capitán, ha permanecido durante 6 años al lado de la tumba de quien en vida fuera su mejor compañía.

A través de la historia, los animales han dado verdaderas muestras de cariño a sus amos. El pasado 2 de marzo Anthony Lawrence, también llamado “el psicólogo de elefantes”, falleció. Tras el hecho, una estampida de estos animales acudió a la casa de este hombre, que gran parte de su vida la dedicó a interactuar íntimamente con ellos. Esta vez, la historia se repite en Córdoba, Argentina.

Capitán es un pastor alemán que desde el 2006 ha permanecido al lado de la tumba de su amo ya extinto, Manuel Guzmán. La viuda del señor afirma que cada domingo va al cementerio por dos causas: adornar la tumba de su ex esposo y a visitar al perro. “Nunca lo llevamos al cementerio, es un misterio cómo lo encontró”.

En ocasiones el perro regresa a su casa con la viuda de Manuel, pero entrada la noche, Capitán regresa al cementerio para permanecer allí por días.

Héctor Baccega, director del camposanto, ya lo considera como parte del lugar, ya que el personal se ha dedicado a alimentarlo y a cuidarlo. “Durante el día, algunas veces da un paseo por el cementerio, pero siempre vuelve. Diariamente, a las 6 de la tarde, el perro se echa al lado de la tumba para permanecer ahí toda la noche”.

Justamente en Argentina, se suscitó otro hecho donde la nobleza de los animales es la protagonista: un bebé fue encontrado entre gatos, quienes se dedicaban a cuidar al recién nacido.  

[Huffington Post]