*

X

Chef que cocinó sus propios genitales podría ser condenado a 2 años de cárcel

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/23/2012

Mao Sugiyama, el joven chef que hace poco más de tres meses ofreció en suntuosa cena su pene, sus testículos y su escroto, enfrenta el cargo de "exposición indecente" que en Japón se castiga con 2 años de cárcel y una multa de más de 30 mil dólares.

Hace unos meses reseñamos en Pijama Surf el caso del joven chef de origen japonés Mao Sugiyama, quien saltó a los titulares de los medios por emascularse a sí mismo y ofrecer en una suntuosa cena su pene, sus testículos e incluso su escroto preparados según las reglas de la grande cuisine.

Entonces, lo inusitado del caso tomó por sorpresa a todos, y no se sabía con certeza si Sugiyama merecería un castigo más allá del escándalo y la condena moral; si, por ejemplo, había violado algún tipo de ley de salud pública, civil o penal que sancionara su acción.

Al final la justicia de su país resolvió que, en efecto, el chef incurrió en el crimen de “exposición indecente”, que en Japón se castiga con dos años de cárcel y una multa de dos y medio millones de yenes (aproximadamente 32 mil dólares).

Así, aunque Sugiyama se cuidó de no contravenir ningún tipo de ley relacionada, por ejemplo, con la venta de órganos o con la higiene necesaria para quien comercia con alimentos, su intrépida irrupción en el mundo culinario podría costarle su libertad y una suma que sobrepasa lo recaudado en aquella cena.

[Japan Daily Press]

"Cabezas de dona", la nueva moda en modificaciones corporales en Japón (VIDEO)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/23/2012

Los jóvenes japoneses se caracterizan por su excentricidad en cuestión de modas y tendencias. Esta vez han conjugado un procedimiento semi quirúrgico con la estética corporal.

Para algunos es la antítesis de la cirugía plástica, pero para cientos de personas en Japón se ha convertido en la última moda.

Este bizarro tratamiento de belleza está basado en la inyección de líquidos salinos (suero) en el rostro que, posteriormente, puede moldearse en forma de dona o de cualquier otra.

El procedimiento consiste en insertar una aguja en la frente e inyectar, aproximadamente, 400 cc de solución salina para crear una burbuja en la parte frontal del cráneo.

Según el fotógrafo y periodista Ryoichi “Keroppy” Maeda, este tipo de modificaciones corporales son características de aquellos que pretenden hacer las cosas a su propia manera y siempre están en la constante búsqueda de cómo hacerlo. Mientras más progresista es la escena de las modificaciones corporales,  la gente tiende a experimentar más”.

Para fortuna  de quienes deciden llevar a cabo esta práctica, el procedimiento no es permanente, ya que el cuerpo absorbe el líquido en un lapso de 16 horas.  

 

[Huffington Post]