*

X

Chef asexual cocina y sirve su pene, sus testículos y su escroto en lujosa cena

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/25/2012

En un raro menú que combinó canibalismo con extravagancia culinaria, el joven chef japonés Mao Sugiyama sirvió a cinco personas un banquete en que el ingrediente estrella fueron sus propios órganos genitales, acompañados con una guarnición de hongos y perejil italiano.

Canibalismo, extravagancia culinaria y algún tipo de trastorno psicológico se dieron cita en una suntuosa cena ofrecida por el chef japonés Mao Sugiyama, en la cual el atractivo principal de los platillos fue su masculinidad. No en sentido figurativo, sino literal: Sugiyama confeccionó un menú en el que cocinó sus propios órganos genitales.

Ya desde el 8 de abril el chef publicó en su cuenta de Twitter un anuncio en el que decía ofrecer su pene, sus testículos y su escroto en una cena, los cuales cocinaría para quienes estuvieran dispuestos a pagar la suma de 100 mil yenes (poco más de 1200 dólares estadounidenses).

Sugiyama se ha descrito en repetidas ocasiones como un ser “asexual”, en virtud de que no encuentra simpatía con ninguno de los géneros existentes: hombre o mujer. Quizá por esto antes de su cumpleaños número 22, el japonés se sometió a una cirugía emasculatoria para, también, obtener la materia prima de su menú.

Algunos días después, el día 13, cinco de los seis comensales que retomaron la oferta de Sugiyama degustaron la genitalia del chef servida con una guarnición de hongos y perejil italiano.

Solo como dato adicional vale la pena resaltar que en Japón no existen leyes contra el canibalismo, por lo cual tan singular banquete no pudo ser prohibido.

[Huffington Post]

Un puente luminoso entre la realidad y la memoria: lomografía fotográfica de Takeshi Suga

Arte

Por: pijamasurf - 05/25/2012

Utilizando al cerezo, uno de los símbolos más emblemáticos de Japón, y otras nostálgicas escenas, el fotógrafo Takeshi Suga empleó la técnica de la lomografía para tender un puente de luz y filtros entre la realidad y la manera en que esta se registra en nuestra memoria.

El cerezo, conocido mundialmente como el árbol nacional de Japón, es una de las plantas más hermosas de la naturaleza, dueña de una humilde majestuosidad y frágil belleza que, inmediatamente, despierta el deseo de admirarlo y protegerlo.

Quizá por estas cualidades, para el fotógrafo Takeshi Suga el cerezo puede convertirse con facilidad en un habitante del mundo onírico, un ser que reside por igual en los reinos de la ensoñación y la psicodelia que en este mundo que llamamos realidad.

Para conseguir estas imágenes, el fotógrafo aplicó filtros especiales que, en los juegos de luz obtenidos, despiertan distintas impresiones: a veces de una dorada nostalgia por un paraíso perdido y quizá nunca existente, en otras las de un sopor opiáceo o también las de una escena que el olvido está a punto de cubrir con su piadoso, inevitable manto.

Asimismo, Suga utilizó una técnica conocida como “lomografía”, la cual consiste en superponer dos imágenes distintas, una descriptiva (enfocada) y otra sugestiva (fuera de foco), esto, según el fotógrafo, con el objetivo de “presentar simultáneamente la descriptiva claridad de la fotografía con la confusión de la memoria, creando una vislumbre del mundo que nos rodea”

Visita la galería de Takeshi Suga en Flickr