*

X

Suspenden a profesor que alimentaba a sus alumnos con semen

Por: pijamasurf - 07/10/2012

Mark Berndt, un profesor de 61 años, bajo el argumento de actividades recreativas, daba de comer semen a sus alumnos. Las autoridades escolares lo removieron de su cargo, pero aún enfrenta un proceso judicial.

La figura de autoridad que representa un maestro se desvaneció en Miramonte School, una escuela en California donde los alumnos señalaron que un profesor del plantel los alimentó con semen con el pretexto de una actividad llamada “juegos de degustación”.

Los alumnos narraron a las autoridades escolares que el maestro colocaba el semen en galletas, con el fin de que los alumnos de entre 7 y 10 años las probaran para llevar a cabo actividades “recreativas”.

Tras comprobar que esto fue cierto, todo el staff de la escuela fue despedido.

Otro maestro, Martin B. Springer, también fue detenido tras acusaciones de abuso sexual.

El hecho desató manifestaciones de los padres de familias y de diversos sindicatos que alegan que los profesores merecen prisión.

Para la memoria histórica de este tipo de casos, recordemos el caso de una mujer que recibió una mezcla de semen al adquirir un yoghurt en el supermercado.

[Independent

Te podría interesar:

¿Cómo convencer a otras personas de que tienes poderes psíquicos?

Por: pijamasurf - 07/10/2012

Entre tener poderes psíquicos o que los demás crean que los tienes de verdad puede no haber mucha diferencia, y quizá esto último no sea muy difícil de conseguir.

Tener capacidades sobrehumanas es quizá una de las ambiciones más anheladas por cualquiera, nacida temprano en nuestro desarrollo, pues ya desde la infancia fantaseamos con ser invisibles, tener mirada de rayos X, leer la mente, con tener mucha fuerza o ser muy veloces y, en fin, todo ese cúmulo de poderes que otros, sin abandonar su sueño, han sublimado en cómics, películas y todo tipo de narrativas que contribuyen a reproducir estas imaginaciones.

Y si bien nuestra racionalidad nos dicta que tener superpoderes es simplemente imposible, ello no quiere decir que no podamos simular que los tenemos, fingir tan bien que los otros crean cierto algo que fácticamente no existe (de hecho ese habría sido el modus operandi de supuestos brujos como Rasputín, quien basó su prestigio en la fortaleza de su personalidad).

En este sentido, se puede trazar una estrategia para, por lo menos, aparentar que tienes habilidades psíquicas: que puedes leer la mente, predecir el futuro, contactar a los muertos, etc. Aquí una serie de pasos para conseguir esto, inspirados en el post de Esther Inglis-Arkell en el sitio io9.

 

  • Acude donde haya gente vulnerable

El dolor, la pena, el miedo, el sufrimiento, la duda, nos hacen vulnerables, psicológica, sentimentalmente, no hacen sentir menos de lo que somos y, más importante, menos de lo que son otras personas. Si te encuentras en un medio así, aumentan las probabilidades de que los demás te crean dotado con una habilidad única y supranatural —adivinar el porvenir, contactar con seres de otro mundo, etc.

 

  • Desarrolla la lectura objetiva

Con observación, experiencia y buen juicio, descubrirás que todos reaccionamos de manera distinta pero consistente ante determinados estímulos. Se trata de realizar una lectura atenta sobre las personas y las situaciones, descubrir cómo los hábitos se reflejan en nuestro aspectos exterior. Hacer lo que, a decir de Sontag, hacen los melancólicos: tratar al mundo como una vasta colección de objetos que pueden examinarse; y, por otro lado, ejercer esa invención verbal acuñada por Joyce: Sherlockholmesing: mesurar (medir) al mundo siguiendo el ejemplo (las pautas, los métodos) de Sherlock Holmes.

 

  • Utiliza sabiamente la presión

La lectura explicada anteriormente puede beneficiarse de la presión. En las circunstancias adecuadas, hasta el pensamiento más firme, más escéptico, flaquea. Que tus superpoderes surjan de esas grietas abiertas.

 

  • Engaña

Sin la mentira no nos encontraríamos, evolutivamente, en el punto en que nos encontramos. Así que sírvete también de este recurso milenario de supervivencia y predominancia. Pero con cautela, pues la habilidad de mentir podría contarse ella misma entre esos superpoderes que deseas aparentar.

[io9]