*

X
Estudio canadiense produce una de las mejores animaciones que hemos visto, cargada de poderosos símbolos que trazan un viaje iniciático de muerte y renacimiento hacia el Nuevo Sol de la conciencia

I, pet goat II from Heliofant on Vimeo.

La animación nos sitúa en un teatro masónico --con ecos de aquel espacio interdimensional del final de Twin Peaks o la mente del Dr. Parnassus-- sólo que estamos en un salón de clases en Florida, el 11 de septiembre del 2001, en el que George W. Bush está enseñando a leer a un grupo de alumnos afroamericanos, usando el libro The Pet Goat.  Esto en realidad sucedió y de manera sincromísticamente extraña los niños repetían, como un mantra pedagógico, las palabras : “kite”, “hit”, “plane”, “steel”, “must”. Las cuales pueden ser ordenadas para decir “kite-plane must hit steel” (avión-cometa debe golpear acero). Por supuesto Bush es también la cabra mascota, nosotros también somos la cabra mascota, I, Pet Goat, (cabra asociada con el diablo pero también con Pan, el dios-animal que libera el instinto en el éxtasis del cuerpo); en un giro del tirititero Bush se convierte en Obama y entramos a una interpretación psicomágica/conspiranoica de lo que hay detrás de los acontecimientos políticos que dieron forma a los últimos años. Según el estudio candiense responsable de esta animación: "una historia sobre el fuego en el corazón del sufrimiento"// la manzana de Eris es el loto.

Las torres se derriban en un ceniciento archipiélago, el ritual de magia negra inicia, vislumabramos los tronos del poder secreto, el control mediático extraterrestre, la programación mental, la hechicería global y arribamos al Ser planetario, simbolizado en el Cristo Zombi-/Cristo Cósmico. Es un festival de magia en el que danzan fuerzas opositorias, arquetipos, personajes de un drama épico de muerte y renaciemiento, un viaje iniciático, cruzando el río de Anubis, la historia mística de la humanidad, las cuevas como el cuerpo de la Tierra y las cámaras de los antiguos misterios, la falocracia que aprisiona el despertar del erotismo salvaje de la diosa madre y que eleva al hombra a su vuelo astral, conectando los codones de su ADN en el cohete-colibrí de la espiral sagrada,  el fuego del cosmos, el nagual, el fuego en el agua, el tercer ojo que se abre en la mente de I, Christ, la vieja civilización se derrumba y avanzamos hacia el Sol Nuevo que emite rayos de conciencia.

Desde Montreal, Heliofant, "aquel que muestra o trae consigo al Sol", ha creado una brillante animación, tanto técnicamente como en un plano simbólico, el lenguaje de los sueños, el lenguaje del poder y de la magia. Usando el flujo de la música de Tinoki Project, "Stream", para incrustar imágenes multidimensionales que nos hablan en diferentes planos de significado. Conciencia política que se convierte en chamanismo, en sanación colectiva de una profusa herida secreta. Un microproyecto de evolución, de escape de la Matrix a través del ritual de la imagen.

Galería de personajes de I, Pet Goat

Para reír un poco, una interpretación conspiranoica (en esteroides) de este video supuestamente Iluminati

Twitter del autor: @alepholo

 

Artista crea ratón genéticamente modificado con el ADN de Elvis Presley

Arte

Por: pijamasurf - 07/04/2012

En un extraño proyecto de arte y reflexión bioética, un joven británico creó un ratón con el ADN del "Rey del Rock" y lo crió simulando la vida de Elvis, para que quizas de alguna forma el roedor fuera poseído por aquello que fue Elvis Presley

El Rey ha muerto -larga vida  a la versión genéticamente modificada en ratón del "Rey del Rock", Elvis Presley.

Los artistas de música pop generalmente hacen espectaculares regresos, saliendo del retiro o de la ruina, para saltar de nuevo a los escenarios. Pero este regreso es un tanto más inusual.  El artista británico Koby Barhard ha recurrido a la ingeniería genética para desarrollar un ratón con ADN tomado del cabello de Elvis Presley. Un ratón que  aunque no mueve las caderas eléctricamente como Elvis, también, de una manera más conceptual, rockea.

Aunque este diseño suena desaforado, en realidad generar un ratón con ADN de una persona famosa no es del todo difícil de hacer. Barhard primeró compró en eBay una muestra del cabello de Elvis en 22 dólares; luego contactó a una compañía en línea que provee el servicio de secuenciar el ADN a partir de una muestra de pelo; y por último acudió a inGenious Targeting Laboratory, una compañía que produce ratones transgénicos clonados a la medida. El resultado es "el ratón modelo Elvis".

No satisfecho con que este ratón simplemente existiera, Barhad lo ha criado en un ambiente que simula de diversas formas la vida de Elvis, bajo la hipótesis de que alguna forma al someter al ratón a ambientes y estímulos cercanos a lo que fue la vida del "Rey del Rock", el código de Elvis tendría mayores facultades para florecer, no sólo a través de natura sino también de una nutrición cultural.

Por ejemplo, para mimetizar la relación de Elvis con su madre, el ratón ha sido acomodado en una jaula con un ratón "maternal"; para emular la infancia de pobreza de Elvis en Tupelo el ratón es sometido a frío y  a oscuridad en otra jaula.  En otro espacio hay un espejo distorsionado que busca simular el falso sentido de importancia que representa la fama (quizás sólo faltaría que también se le suministrara de hembras en celo dispuestas a satsifacer sus veleidades libidinales). El proyecto tiene un final trágico: al final de su vida, el ratón Elvis, consumido por el estrés --las pastillas-- y demás achaques, cae del pedestal y abraza una muerte temprana.

Barhad dice que su intención con este proyecto es lanzar preguntas cómo ¿qué es lo que nos hace realmente ser nosotros? ¿Es el ratón verdaderamente Elvis? ¿Está nuestra esencia en los genes? ¿Qué tan ético es modificar animales para fines científicos o simplemente por caprichos artísticos? 

Este extraño proyecto, si por un momento nos olvidamos del problema ético, destapa una serie de estrafalarias posibilidades, especialmente si mezclamos el ADN de estrellas pop o grandes intelectuales con animales como perros o monos o hasta delfines. Cualquiera podría tener un chihuahueño con el ADN de Britney Spears en su casa o un bonobo con el código de algun célebre símbolo sexual  (algo sumamente perturbador si tomamos en cuenta que los bonobos son altamente promiscuos) o quizás un gato con una pizca de Stanley Kubrick, y, de manera poética, una paloma con el ADN de Nikola Tesla, el inventor que no conoció el amor de las mujeres pero que  vivió en inmaculada devoción de estas aves.

Tal vez por esto Maddonna ha contratado un equipo de seguridad que se encarga de limpiar los lugares en los que se presenta de toda muestra de su ADN. La "Reina del Pop" podría estar siendo paranoica, pero después de ver este experimento, no sería del todo implausible que alguien tuviera un hamster en su casa con el ADN de la"Chica Material", acaso dando vueltas en un laberinto, escuchando loops de sus canciones.

[Wired]