*

X

¿Fue Charles Manson hijo bastardo de Hitler? (sobre lo ridículo de la propaganda)

Por: pijamasurf - 07/13/2012

La propaganda vintage nos invita a reflexionar sobre la potencial ridiculez de la desinformación a la que estamos expuestos.

fue charles manson hijo bastardo de adolfo hitler

Surfeando dentro de uno de los mejores blogs de la Red, Dangerous Minds, operado por el genial Richard Matzger, me encuentro con la portada de un diario vintage que muestra una imagen comparativa entre Hitler y Charles acompañada del afirmación "Nueva evidencia revela que Charles Manson es el hijo bastardo de Adolfo Hitler". Dificilmente la afirmación dejará de hacernos reír, al igual que sucede con muchas otras piezas de propaganda vintage que de vez en cuando encontramos en algún sitio –y al hablar de propaganda me refiero a comunicación masiva sintonizada con agendas determinadas que van más allá del afán de 'informar' o de perseguir las 'verdades', por lo cual no solo incluiríamos comunicación 'oficial', tambien nos estaríamos refiriendo a buena parte de la prensa y, obviamente, de la publicidad.

Pero más allá de la simpatía que pueda generarnos este tipo de material al ser analizado restrospectivamente, no pude dejar de reflexionar sobre dos fenómenos: primero, la existencia del pseudoperiodismo como un agente promotor de propaganda gubernamental o corporativa (como bien es el caso de este Bulletin, publicado en 1971). En segundo lugar, y aún más interesante, la pieza me remitió a la ridícula desinformación que generalmente plantea está propaganda, pero que muchos de nosotros no somos capaz de contextualizarla a menos que cumulemos cuarenta años de información posterior.  

Mi punto es que seguramente miles de personas no pudieron evitar creer en las irrefutables pruebas que tejían un lazo filial entre Hitler y Manson, con la implícita asociación de ser, ambos, entidades esencialmente malvadas (y por lo tanto seguramente emparentados). Y aquí viene la pregunta ¿cuántos de los mensajes incluídos en la prensa actual no serán igual de ridículos que el del Bulletin cuando sean analizados en tres o cuatro décadas? ¿qué tan cómico será el flujo en ciertos canales de "información2 cuando el grueso de la población tenga acceso a información que a veces solo el tiempo (o la conciencia) pueden ofrecer?

Dificilmente alguien podrá responder con certeza a estás interrogantes. Pero en cambio creo que si cada vez que vemos una primera plana, un noticiario televisivo, un mensaje presidencial, o un contenido publicitario, acompañamos el momento de estas preguntas, sin duda desarrollaremos una postura más agil ante el cause propagandístico, lo cual eventualmente derivaría en una sociedad psicológicamente más sana y menos vulnerable ante la desinformación promovida por nefastas agendas. Por cierto, hoy es buen día para comenzar este ejercicio. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

 

Prado en forma de corazón plantado hace 17 años florece como tributo a un amor perdido

Por: pijamasurf - 07/13/2012

Hombre en Inglaterra plantó retoños de roble delineando con ellos la forma de un corazón, esto en homenaje a su esposa muerta; 17 años después, el prado se desarrolla, dando lugar a una metáfora viva sobre el amor, el tiempo y la condición humana.

Se dice que uno de los comportamientos que terminaron por distinguir definitivamente al ser humano del resto de los animales, fue la preocupación que ponemos en nuestros muertos, las emociones involucradas en la decisión de no abandonar el cadáver aun a sabiendas de que no es más que materia inerte. Las tumbas, las incineraciones y todos los rituales en torno al fallecimiento de un ser querido, son casi siempre una de las últimas muestras de amor que tributamos a esa persona.

En el condado de South Gloucestershire, Inglaterra, un hombre de 70 años de edad, Winston Howes, pasó una semana dando forma a un prado para que desde el cielo se pudiera advertir el contorno de un corazón, utilizando para esto retoños de roble que plantó siguiendo este patrón.

Pero todo esto sucedió hace casi dos décadas, cuando su esposa Janet murió en 1995, a los 50 años, después de 33 viviendo juntos. En aquel momento es posible que Howes haya encontrado una especie de consuelo en tan paciente y amorosa labor de cultivo a gran escala, reflejo sin duda tanto del amor como de la pena que sentía por su pérdida.

Ahora, pasados 17 años, el prado ha madurado, los árboles crecieron y el corazón se ha convertido para su jardinero en una especie de santuario donde le es posible recrearse en el recuerdo de su mujer. El lugar solo es accesible mediante una escalera cerca de la punta del corazón (esta, por cierto, la punta, está orientada hacia la ciudad natal de Janet, Wotton Hill) y en medio el hombre plantó una buena cantidad de dientes de león, una de las flores favoritas de ambos.

Se trata, en suma, tanto de una historia de amor notable, como de una metáfora vuelta realidad a propósito de algunos de los motivos poéticos más recurrente sobre la condición humana y nuestros tratos con el amor: la persistencia de las emociones, la ausencia, la pérdida, el inclemente paso del tiempo que al final todo lo deslava, etc.

[Telegraph]