*

X

Mujer es atacada por chitas en Sudafrica mientras su esposo fotografia la escena

Por: pijamasurf - 05/07/2012

Turista escocesa es atacada por un chita en una reserva de Sudáfrica; extrañamente su marido prefiere fotografiar el ataque que intentar rescatarla.

chita atacando a una turista en Sudáfrica

Violet y su esposo Archibald D'Mello decidieron tomar una vacación a Port Elizabeth, en Sudáfrica. Durante su estancia decidieron ir a visitar la reserva de Kragga Kamma para admirar la vida salvaje. En su visita a la reserva, la pareja de escoceses coincidió con una familia, incluídos sus tres hijos de entre 7 y 11 años. Ya en Kragga Kamma el grupo de visitantes ingresó a un área cercada que habitaban dos chitas machos 'completamente domesticados'. Sin embargo, los felinos manifestaron un cierto nerviosismo ante la presencia de los visitantes hasta que uno se lanzó contra la niña de ocho años. Violet intervino para proteger a la pequeña y el chita se lanzó contra ella. Pero por si la situación ni fuese suficientemente caótica, Archibald decidió –en un radical lapsus fotoperiodístico–  documentar toda la escena con su cámara, en lugar de abalanzarse contra el animal para librar a su mujer del ataque.  

Afortunadamente el incidente no paso a mayores, y se registraron heridas leves en la cabeza, rostro, y pierna de Violet. Aún se desconoce que sucederá con el par de felinos, quienes a fin de cuentas no tienen la culpa por haber protegido su territorio –independientemente de que estuviesen domesticados. Tampoco sabemos que sucederá con el matrimonio D'Mello, ni si Archibald fue contratado por alguna agencia fotoperiodística que busque explotar su nato espíritu por esta labor. 

 

Cineasta realiza película con grabaciones de la vigilancia pública (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/07/2012

Faceless, una película realizada por Manu Luksch a partir de las grabaciones públicas que el gobierno inglés tiene de su persona, cuestiona este entorno de vigilancia total e insomne que se vive en ciertos países.

 

El sueño tan largamente profetizado por algunos de la vigilancia total es, en algunos países como el Reino Unido, un hecho. Cientos, miles de cámaras siguen incansables los pasos de todos quienes se encuentren en la vía pública, en calles y plazas donde inevitablemente habrá un ojo insomne que registre nuestros actos.

Esta realidad, para muchos siniestra, ha sido reconceptualizada por la directora Manu Luksch, quien a punto de rodar una película se dio cuenta que salir con cámara en mano al mundo era, por decir lo menos, un gesto inútil, arrogante incluso, en vista de que ya otras cámaras filman lo que sucede.

Amparada en la Ley de Protección de Datos del país, que permite conocer la información personal que el gobierno posee de cada cual, Luksch obtuvo las grabaciones públicas de vigilancia donde aparece, con el fin de editarlas y obtener una película.

Faceless, Sin rostro, está producida de acuerdo a las reglas del “Manifiesto de directores de CCTV”, según el cual, entre otros aspectos, ninguna otra cámara además de la de un circuito cerrado de televisión puede intervenir en el rodaje. El objetivo, claro, no es únicamente probar una nueva técnica de narrativa cinematográfica, sino criticar esta "arquitectura totalitaria" que, según aseguró Luksch en entrevista, la vigilancia genera inevitablemente.

[Disinfo]