*

X

Transformando una antigua iglesia barroca en un instrumento musical interactivo

Por: Javier Barros Del Villar - 04/05/2012

Por medio del videomapping, el Macula Project logró una transmutación cuasimágica de una capilla barroca ubicada en República Checa; el resultado de Archifon I es una especie de acto de voyeurismo psicotrónico

instalacion con videomapping de project macula: archifon

Everything becomes an illusion...

Project Macula

Coqueteando con la premisa de que todo es una ilusión, o al menos puede serlo, y remitiéndonos a la idea de maya que manejan ciertas tradiciones de la India, el Macula Project explora la relación dialéctica entre la imagen, el sonido, y el observador. Entre sus objetivos explícitos se incluye "el combatir los límites establecidos y empujar las fronteras en busca de acercamientos alternativos" en torno a esta relación. 

Y de acuerdo con esta loable misión auto-asignada, la instalación Archifon transformaron el interior de una vieja iglesia barroca, ubicada en el pueblo de Olomuc, dentro de la República Checa, en un altar psicodélico que a la vez funge como un gigantesco instrumento musical:

"Los objetos arquitectónicos son re-interpretados por visuales virtuales utilizando proyección y sonido. Es posible al mapear la superficie virtual del interior de la capilla. Hasta diez visitantes pueden interactuar con el Archifon utilizando señaladores laser. Al enfocar el laser en cualquiera de los cien distintos elementos audiovisuales, se detonan ciertas acciones."  

201204031609.jpg

Básicamente la instalación consiste en recubrir el interior del inmueble con superficies virtuales, entretejidas con proyecciones de luz y ambientadas, complementariamente, con audio sincronizado. Este desdoblamiento virtual es está diseñado para reaccionar, liberando ciertas acciones sonoras, mediante estímulos de laser. Los visitantes son equpiados con señaladores laser y durante su recorrido van entablando una especie de diálogo multisensorial con el entorno. 

El resultado, como podrás comprobar en el siguiente video, es un manifiesto de alquimia tecnoestética, impregnado en el espacio, lo cual hasta cierto punto recuerda los grandes textos herméticos inscritos en la piedra labrada del interior de las catedrales góticas. Y acorde a esta interpretación, el visitante transmuta, consciente o inconscientemente, en un peregrino que habrá de probar su capacidad para decodificar, tal vez guiado por un espíritu lúdico, la inscripción que se le presenta a su alrededor, y de conseguirlo, podrá absorber la información contenida en dicho discurso para bien de su evolución personal –peregrinaje que, por cierto, nos recuerda al tercer episodio de la secuencia Cremaster de Matthew Barney–.

Pero más allá de dilucidaciones en torno al potencial épico de esta pieza, y con ganas de aligerar la perspectiva, podríamos afirmar sin titubeos que Archifon, así como otras instalaciones de Project Macula, se encuentra entre los más dignos embajadores de una cautivante tendencia que cada día toma mayor fuerza: la aplicación de tecnologías experimentales para explorar regiones estéticas del arte multisensorial. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

Visita TheMacula.com

James Cameron: el primer navegante solitario al punto más profundo del planeta (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/05/2012

El conocido cineasta James Cameron se convirtió en el primer hombre en explorar a solas el punto más profundo de la Tierra: la Fosa de las Marianas en el Océano Pacífico; una experiencia de soledad, silencio y monotonía que quizá se convierta en motivo de algún filme suyo.

En colaboración con el equipo de la National Geographic Society, el cineasta James Cameron completó la primera zambullida solitaria al punto más profundo de nuestro planeta hasta al que ahora tiene acceso el ser humano: el fondo de la Fosa de las Marianas que se encuentra en el Océano Pacífico, entre Japón y las Filipinas.

A bordo de un pequeño submarino especialmente diseñado para tal fin, el director de películas como Terminator, Titanic y más recientemente Avatar, se sumergió durante 2 horas y 36 minutos hasta alcanzar los 11 kilómetros de profundidad con que cuenta el punto más profundo de las fosas.

Este viaje de Cameron es quizá el más singular de una larga lista que incluye expediciones en los mares del norte, el Atlántico, el Mar de Cortés en México y otros sitios de exploración submarina a los que ha acudido pretextando las locaciones necesarias para sus películas.

En cuanto a su experiencia, asegura Cameron que las profundidades de las Marianas son incomparables, una desolación 50 veces más imponente que la del Gran Cañón: “carente de luz, de calor, de temperatura”.

“Cuando llegué al fondo este era completamente monótono y uniforme. Mi sensación fue la de un aislamiento entero de toda la humanidad. Más que nada fue darme cuenta de lo pequeño que es cualquiera ahí abajo en este enorme, vasto, oscuro e inexplorado lugar”, declaró Cameron, quien en un tweet posterior dijo, entusiasmado: “Tocar fondo nunca se sintió tan bien”.

 

 

Esta experiencia, sin duda envidiable para muchos, recuerda un poco a la del compositor estadounidense John Cage, quien luego de toparse de frente con la falsedad del silencio absoluto al entrar en la cámara anecoica de la Universidad de Harvard, convirtió esta inquietud en su célebre pieza 4’33’’.

¿Sucederá algo similar con Cameron y su viaje a las profundidades terrestres se verá reflejado eventualmente en alguna cinta?

[CS Monitor]