*

X

Transformando una antigua iglesia barroca en un instrumento musical interactivo

Por: Javier Barros Del Villar - 04/05/2012

Por medio del videomapping, el Macula Project logró una transmutación cuasimágica de una capilla barroca ubicada en República Checa; el resultado de Archifon I es una especie de acto de voyeurismo psicotrónico

instalacion con videomapping de project macula: archifon

Everything becomes an illusion...

Project Macula

Coqueteando con la premisa de que todo es una ilusión, o al menos puede serlo, y remitiéndonos a la idea de maya que manejan ciertas tradiciones de la India, el Macula Project explora la relación dialéctica entre la imagen, el sonido, y el observador. Entre sus objetivos explícitos se incluye "el combatir los límites establecidos y empujar las fronteras en busca de acercamientos alternativos" en torno a esta relación. 

Y de acuerdo con esta loable misión auto-asignada, la instalación Archifon transformaron el interior de una vieja iglesia barroca, ubicada en el pueblo de Olomuc, dentro de la República Checa, en un altar psicodélico que a la vez funge como un gigantesco instrumento musical:

"Los objetos arquitectónicos son re-interpretados por visuales virtuales utilizando proyección y sonido. Es posible al mapear la superficie virtual del interior de la capilla. Hasta diez visitantes pueden interactuar con el Archifon utilizando señaladores laser. Al enfocar el laser en cualquiera de los cien distintos elementos audiovisuales, se detonan ciertas acciones."  

201204031609.jpg

Básicamente la instalación consiste en recubrir el interior del inmueble con superficies virtuales, entretejidas con proyecciones de luz y ambientadas, complementariamente, con audio sincronizado. Este desdoblamiento virtual es está diseñado para reaccionar, liberando ciertas acciones sonoras, mediante estímulos de laser. Los visitantes son equpiados con señaladores laser y durante su recorrido van entablando una especie de diálogo multisensorial con el entorno. 

El resultado, como podrás comprobar en el siguiente video, es un manifiesto de alquimia tecnoestética, impregnado en el espacio, lo cual hasta cierto punto recuerda los grandes textos herméticos inscritos en la piedra labrada del interior de las catedrales góticas. Y acorde a esta interpretación, el visitante transmuta, consciente o inconscientemente, en un peregrino que habrá de probar su capacidad para decodificar, tal vez guiado por un espíritu lúdico, la inscripción que se le presenta a su alrededor, y de conseguirlo, podrá absorber la información contenida en dicho discurso para bien de su evolución personal –peregrinaje que, por cierto, nos recuerda al tercer episodio de la secuencia Cremaster de Matthew Barney–.

Pero más allá de dilucidaciones en torno al potencial épico de esta pieza, y con ganas de aligerar la perspectiva, podríamos afirmar sin titubeos que Archifon, así como otras instalaciones de Project Macula, se encuentra entre los más dignos embajadores de una cautivante tendencia que cada día toma mayor fuerza: la aplicación de tecnologías experimentales para explorar regiones estéticas del arte multisensorial. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

Visita TheMacula.com

Llevar contigo una pistola te hace creer que las otras personas también portan una

Por: pijamasurf - 04/05/2012

De acuerdo con una investigación reciente, llevar una pistola hace creer a quien la porta que los demás también cargan una consigo, fenómeno de comportamiento que sugiere la dificultad del ser humano para distinguir entre el pensamiento de lo que percibe y lo que percibe en sí.

Si de por sí el ser humano tiende, acaso por un sentido empático estructural y hasta evolutivo, a ver en otras personas características similares a las suyas, este efecto adquiere una expresión un tanto riesgosa cuando el individuo en cuestión porta un arma de fuego, pues en estas condiciones es más probable que piense que el resto del mundo comparte su posesión.

Al menos estas son las conclusiones de una serie de pruebas llevada a cabo por James Brockmole, profesor asociado de psicología en la Universidad de Notre Dame, quien pidió a algunos voluntarios que en 5 experimentos distintos identificaran en personas mostradas en una computadora cuáles de ellas portaban una pistola o un objeto neutral como una bebida en lata de aluminio o un teléfono móvil. Las variaciones consistían en que los individuos en las imágenes aparecían enmascarados, eran de diferente fisonomía o que al voluntario se le ofreció una pistola mientras realizaba la prueba.

De estos cambios el único que incidió realmente en la reacción de los sujetos del experimento fue la posesión del arma, llevándolos a generar una inclinación a ver una pistola en cualquier objeto de forma similar.

“Las creencias, las expectativas y las emociones pueden influir la habilidad de un observador pata detectar y categorizar objetos como pistolas”, explica Brockmole, quien agrega además que este comportamiento sugiere que las personas pueden tener dificultad para distinguir su pensamiento sobre lo percibido de lo percibido mismo — dicho sea de paso, un viejo problema no enteramente resuelto en la tradición filosófica occidental.

[Science Blog]