*

X

Hombre se ve obligado a escapar por el balcón ante el insaciable deseo sexual de su pareja

Por: pijamasurf - 04/14/2012

Cuando un alemán de 43 años conoció a una chica en un bar quien lo invito a tener sexo en su departamento, jamás se imaginó que terminaría por huir y llamar a la policía ante el insaciable frenesí sexual de su compañera.

mujer hipersexual

Lo que muchos concebirían como una especia de fantasía cristalizada en el tiempo-espacio, para un hombre en Alemania terminó por convertirse en una memorable pesadilla. Tras asistir una noche de lunes a tomar unas copas en un bar de Berlin, conoció a una chica que tras intercambiar una grata charla le invitó a su departamento. Una vez ahí sostuvieron relaciones sexuales, y hasta ese momento el alemán de 43 años debía estar satisfecho con su noche. Sin embargo, al despedirse de su nueva amiga para marchar a su casa, ella le insistió en que la fiesta corporal continuase, ciclo que se repitió consecutivamente en varias ocasiones. 

Tras la maratónica sesión el hombre intentó nuevamente despedirse y ella volvió a negarse. Fue entonces cuando la insaciabilidad sexual de su pareja comenzó a asustarle, y su temor creció cuando ella bloqueó la salida demandando más sexo. Finalmente el hombre logró escapar por un balcón y alertar a la policía. Cuando los oficiales teutones llegaron al lugar, la mujer les ofreció que tomarán el relevo del huido, a lo cual ellos se negaron y procedieron a arrestarla bajo los cargos de acoso sexual e intento de retener a una persona contra su voluntad. 

El caso nos recuerda en cierta medida a una brasileña que, tras ser diagnosticada con una condición hipersexual, obtuvo autorización de un juez para masturbarse en la oficina sin represalias. 

[The Province]

Comandante talibán se entrega voluntariamente para reclamar la recompensa

Por: pijamasurf - 04/14/2012

La descomunal operación bélica realizada en Afganistán sobre todo por el ejército estadounidense queda ridiculizada por un comandante talibán que se entregó a sí mismo para reclamar los 100 dólares que se ofrecían por su captura.

La monumental campaña bélica occidental y sobre todo estadounidense en Afganistán quedó de alguna manera ridiculizada hace unos días cuando un comandante talibán de rango medio acudió a un puesto policiaco para entregarse personalmente, al parecer solo para reclamar la recompensa que las autoridades prometían a quien lo capturara.

Mohammad Ashan, que dijo pertenecer a las fuerzas talibanes destacadas en la provincia de Paktika, al sureste del país afgano, se trasladó hasta un retén de la policía en el distrito de of Sar Howza llevando consigo uno de los afiches que a una fotografía de su rostro, sus huellas dactilares y otros datos, añadía la promesa de una cantidad monetaria a cambio de su arresto (el equivalente a 100 dólares).

Los oficiales detuvieron al hombre, no sin cierto desconcierto y luego de comprobar si efectivamente se trataba del mismo, sospechoso de haber participado en la planeación de al menos dos ataques contra elementos de seguridad afganos.

La confirmación de su identidad la dieron agentes estadounidenses, quienes además de practicarle exámenes biométricos, le preguntaron “¿Este eres tú”, señalando la propaganda, a lo cual Ashan respondió “¡Sí! ¡Sí! ¡Soy ese! ¿Puedo recibir la recompense ahora?", todo esto según el testimonio del oficial estadounidense Matthew Baker.

[IB Times]