*

X

Don Quijote embestirá asteroides (no molinos de viento) en el nuevo proyecto de la AEE

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/30/2012

Inspirados en el relato cervantino, científicos de la Agencia Espacial Europea planean el proyecto "Don Quijote" en el que un par de naves, "Hidalgo" y "Sancho", estudiarán los efectos de un impacto en la trayectoria de un asteroide.

La costumbre o la tradición (a veces también el texto) nos dictan que Don Quijote y Sancho son los protagonistas de una de las obras más icónicas de la literatura universal y sin duda la más importante de la literatura hispánica.

Sin embargo, para la Agencia Espacial Europea estos nombres significan una realidad un tanto distinta aunque quizá no menos fantástica, pues la institución planea construir una nave que estudie qué consecuencias tendría sobre un asteroide el impacto de un objeto dirigido totalmente con dicho fin. La AEE pretende saber así si sería posible desviar de su trayectoria original a un cuerpo rocoso que tuviera una probabilidad inminente de chocar contra nuestro planeta.

El proyecto consta de dos partes: en la primera una aeronave de nombre “Sancho” aterrizaría en el asteroide para estudiarlo para que después, pasados algunos meses, otra bautizada como “Hidalgo” colisione con el cuerpo. Para entonces Sancho habrá salido un poco de la órbita y documentará el efecto de dicho impacto sobre la amenaza, liberando también un dispositivo en el punto exacto del choque para recoger evidencia de la superficie.

Esta misión —que se inscribe en los planes recientemente difundidos de respuesta ante el riesgo de que un asteroide impacte la Tierra— recibió tan singular apelativo luego a partir del famoso lance del Ingenioso en contra de los molinos de viento en los que vio malévolos gigantes.

[ESA]

Matemáticos revelan método para ganar en la ruleta de un casino

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/30/2012

Aunque se trata de un evento sumamente caótico en el que incluso el factor más ínfimo decide la victoria o la derrota, matemáticos aseguran haber encontrado un método para derrotar a un casino jugando a la ruleta.

Hace casi cuarenta años, en la década de los 70, un joven universitario de nombre Doyne Farmer, derrotó a “la casa” jugando a la ruleta en un casino de Nevada, y esto no por buena suerte ni por casualidad, sino porque entonces Farmer poseía ya los suficientes conocimientos en matemáticas y computación como para realizar los cálculos que a la postre le otorgarían la victoria.

En aquella época, sin embargo, Farmer se negó a revelar su secreto, hasta ahora y a raíz de la publicación de un artículo en el que dos colegas suyos aseguran que basta una computadora portátil e incluso un teléfono inteligente para revertir las probabilidades de ganar en la ruleta a favor del jugador.

Según Michael Small y Michael Tse ―de las universidades del Oeste de Australia en Perth y la Politécnica de Hong Kong, respectivamente― la clave de la victoria está en registrar el momento en que la pelota y la rueda giratoria pasan por un punto señalado de antemano. Este modelo divide al juego en dos: por un parte, lo que sucede cuando la pelota rueda por la circunferencia de la ruleta y luego cae (lo que es altamente predecible) y, por otra, lo que sucede después de la pelota comienza a saltar (lo que es caótico y difícil de predecir). Partiendo del primer aspecto, Small y Tse pudieron calcular dónde aproximadamente la pelota comenzará sus saltos erráticos y, por lo tanto, en que parte de la ruleta es más probable que se detenga.

Los investigadores utilizaron un dispositivo de recuento similar al de Farmer, acertando en qué mitad de la ruleta caería la pelota en 13 de 22 eventos; por otra parte, en 3 intentos el modelo predijo exactamente la casilla ganadora. Con esto, las probabilidades pasaron de 2.7% a favor de la casa, a 18% a favor del jugador (en ruletas de estilo europeo). Estas pruebas se realizaron otras 700 veces utilizando un sistema automatizado de grabación.

En opinión de Farmer, los cálculos de sus colegas se distinguen de los suyos en que estos suponen que la principal fuerza que detiene el movimiento de la pelota es la fricción en la ruleta, aunque según él la verdadera responsable es la resistencia del aire.

Sea como fuere, Small piensa que los dueños de los casinos saben de esta multitud de ínfimos factores que determinan la victoria o la derrota de alguien, el jugador o la casa. Incluso Holger Dullin, experto en mecánica y teoría del caos de la Universidad de Sydney, piensa que las casas de juego podrían prevenir el desfalco simplemente cerrando las apuestas antes de que, en el caso de la ruleta, la pelota haya girado lo suficiente como para realizar los cálculos mínimos que el asunto requiere.

Con todo, el investigador de Perth dice saber de personas que además de intentar este truco, les ha funcionado.

Si tú, lector, quisieras probar suerte, puedes empezar consultando el artículo de Small y Tse haciendo clic en este enlace (INGLÉS/PDF).

[New Scientist]