*

X

Don Quijote embestirá asteroides (no molinos de viento) en el nuevo proyecto de la AEE

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/30/2012

Inspirados en el relato cervantino, científicos de la Agencia Espacial Europea planean el proyecto "Don Quijote" en el que un par de naves, "Hidalgo" y "Sancho", estudiarán los efectos de un impacto en la trayectoria de un asteroide.

La costumbre o la tradición (a veces también el texto) nos dictan que Don Quijote y Sancho son los protagonistas de una de las obras más icónicas de la literatura universal y sin duda la más importante de la literatura hispánica.

Sin embargo, para la Agencia Espacial Europea estos nombres significan una realidad un tanto distinta aunque quizá no menos fantástica, pues la institución planea construir una nave que estudie qué consecuencias tendría sobre un asteroide el impacto de un objeto dirigido totalmente con dicho fin. La AEE pretende saber así si sería posible desviar de su trayectoria original a un cuerpo rocoso que tuviera una probabilidad inminente de chocar contra nuestro planeta.

El proyecto consta de dos partes: en la primera una aeronave de nombre “Sancho” aterrizaría en el asteroide para estudiarlo para que después, pasados algunos meses, otra bautizada como “Hidalgo” colisione con el cuerpo. Para entonces Sancho habrá salido un poco de la órbita y documentará el efecto de dicho impacto sobre la amenaza, liberando también un dispositivo en el punto exacto del choque para recoger evidencia de la superficie.

Esta misión —que se inscribe en los planes recientemente difundidos de respuesta ante el riesgo de que un asteroide impacte la Tierra— recibió tan singular apelativo luego a partir del famoso lance del Ingenioso en contra de los molinos de viento en los que vio malévolos gigantes.

[ESA]

Mujer con parálisis casi total controla brazo robótico con la mente (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/30/2012

En un logro que si no fuera científico se creería milagroso, una interfaz cerebro-computadora permite a personas paralíticas controlar un brazo robótico únicamente con sus pensamientos.

 

La parálisis corporal quizá sea uno de los padecimientos más lamentables que una persona puede adquirir, la imposibilidad de valerse por sí misma incluso para las acciones más simples y elementales.

Y si bien, en muchos casos, la asistencia de otros ayuda a sobrellevar esta situación, la esperanza de recuperar algún día el control de los movimientos propios nunca se pierde.

En este sentido, la robótica contemporánea, en colaboración con otras disciplinas, ha logrado avances increíbles, casi milagrosos, y prueba de esto es el prototipo de un brazo mecánico que puede controlarse solo con la mente y que en esta prueba hace que una mujer privada incluso del habla, pueda beber café de un recipiente, solo con pensar en ello.

Luego de varios años experimentando con monos, un equipo de neurocientíficos coordinados por Leigh Hochberg, neurólogo e ingeniero de la Universidad de Brown, implantaron 100 electrodos sensores en el córtex motriz de Matt Nagle en 2004. Este hombre, de 25 años de edad, sufre una parálisis que afecta casi todo su cuerpo a partir del cuello. Con él los experimentos comenzaron con operaciones simples como mover el cursor de una computadora solo con el pensamiento.

Casi en la misma etapa otro voluntario, en este caso la mujer que se observa en el video, utilizó esta “BrainGate” (que es el nombre del estudio) para controlar un iPod. Pero este sería la primera vez en que una interfaz cerebro-computadora se utiliza para manipular un objeto físico en un espacio tridimensional.

El logro, como decíamos anteriormente, es casi increíble, pues no adolece como en otros casos de la torpeza de movimientos que a veces caracteriza estos prototipos. Hochberg sabe que estos podrían refinarse y reducir así, por ejemplo, el riesgo de que puedan dañar a sus usuarios, pero su verdadera aspiración es mucho más ambiciosa. El investigador planea utilizar BrainGate para reencauzar las señales neuronales de vuelta a los miembros atrofiados y permitir así que las personas paralíticas vuelvan a tener el control de sus cuerpos.

[Wired]