*

X
Con el apoyo de Rusia, China y otros gobiernos nacionales, la ONU podría arrogarse pronto el control de Internet, acabando con esa isla de libertad que cada vez se ve más asediada.

Los intentos de acotar los amplios márgenes de libertad que Internet permite tienen en la Organización de Naciones Unidas (ONU) un nuevo perpetrador. Según publicó The Wall Street Journal hace unos días, el 27 de febrero se puso en marcha en Ginebra un proceso diplomático que podría concluir en el otorgamiento a dicho organismo internacional de poderes inéditos sobre Internet.

Impulsada por el entonces primer ministro ruso y actual presidente electo Vladimir Putin, la iniciativa tiene como objetivo principal renegociar el acuerdo de 1988 según el cual Internet permanecería en una especie de aislamiento de libertad ajeno al control de los gobiernos nacionales. Ahora Rusia, China y otros aliados buscan implementar medidas censoras y regulatorias como las siguientes:

Sujetar la ciudad cibernética y la privacidad de datos al control internacional

Permitir a compañías extranjeras cargar costos por tráfico de Internet “internacional”, incluso tomando como base cada clic dado para ciertos destinos Web, esto con la intención de generar ganancias para las compañías propiedad del Estado y las finanzas gubernamentales

Someter al control gubernamental importantes entidades no lucrativas de administración de la Red, tales como Internet Engineering Task Force o Internet Society, las cuales se encargan de los aspectos técnicos que permiten el funcionamiento del sistema.

Se pretende que estos puntos se conviertan en ley aplicable en todos los países adscritos a la ONU en diciembre próximo, cuando la organización celebre una conferencia en la ciudad de Dubai.

Por otra parte no deja de ser contradictoriamente paradójico, como bien señala Robert M. Mcdowell en el susodicho artículo, que las burocracias gubernamentales, caracterizadas por su lentitud y su anquilosamiento al actuar, intenten regular un medio cuyo signo es el instante y la inmediatez.

[WSJ]

El caso Bamu y el maltrato infantil en los rituales africanos de brujería

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/07/2012

Asociaciones contra el maltrato infantil buscan erradicar prácticas de este tipo que se presentan en naciones africanas con la supuesta justificación de formar parte de rituales religiosos; la reciente muerte de un congolés de 15 años ha llamado la atención del mundo entero.

Con 15 años de edad, Kristy Bamu y sus 4 hermanos dejaron a sus padres en París para ir a pasar la Navidad en Londres con su hermana y su novio, sin saber que serían víctimas de un brutal maltrato que terminaría en asesinato.

Magalie Bamu y su novio Eric Bikubi, de origen congolés, fueron declarados culpables de matar a Kristy, quien fue encontrado en el baño del departamento de su hermana mutilado, sin dientes y con severas cortadas en todo el cuerpo, producto de un supuesto exorcismo que duró casi 4 días.

Aunque en un primer momento todos los niños fueron golpeados, se centraron finalmente en el adolescente después de que se orinara en los pantalones y animaron a sus demás hermanos a que participaran en los maltratos.

Durante el proceso, el jurado escuchó horrorizado cómo la víctima fue torturada durante varios días con cuchillos, palos, barras de metal y un martillo, hasta el punto de llevarlo a rogar para que lo matasen.

Según la fiscalía, Magalie y su novio golpearon a Kristy como parte de un ritual de “liberación”, ya que aseguran que había lanzado “hechizos” a otro niño de la familia y es que, poco después de llegar, Bikubi los acusó de llevar la brujería al hogar. Privados de alimentos y agua, los demás hermanos fueron obligados a rezar por su liberación, al mismo tiempo que lo torturaban.

Ante el terror que despertó en la comunidad internacional, Debbie Ariyo directora de Africanos Unidos contra el Abuso de los Niños, declaró que “el maltrato infantil en cualquiera de sus manifestaciones (incluida la basada en creencias religiosas o espiritistas), es un crimen inaceptable que sobrepasa barreras culturales”.

Dicha asociación y la Fundación Victoria Climbie, iniciarán en abril una campaña en las escuelas de Londres para advertir a los niños y adolescentes sobre el abuso que se incita en rituales de brujería y otros de carácter religioso.

Un trabajador con más de 30 años de experiencia en comunidades africanas en Londres, dijo haber presenciado por lo menos 83 casos de maltrato infantil en rituales, tanto al margen de iglesias pentecostés como dentro de ellas; “los pastores son personas muy poderosas y con mucha influencia en la gente, si llegan a acusar o dar la pauta de que una persona practica brujería o está bajo el influjo de algún espíritu maligno, logra que decenas de personas se enfrasquen en su aniquilación cueste lo que cueste”, dijo.

[Guardian]