*

X

El efecto del vestido rojo: hombres consideran a mujeres vestidas de rojo sexualmente disponibles

Salud

Por: pijamasurf - 03/01/2012

Psicólogo de Rochester asegura que el color rojo en la mujer lo interpretan los hombres como una señal de disponibilidad sexual; esto, claro, no significa que las mujeres corresponderán a dichas insinuaciones.

Sin duda el color rojo es, si no uno de los más sensuales, sí uno de los más atractivos para la retina humana, cargado de múltiples significados nacidos del contacto secular con las muchas manifestaciones de esta tonalidad.

Y quizá el punto donde se concentra con mayor importancia el color rojo (y acaso también uno de nuestros primeros contactos con este) sea la sangre. De ahí que suene lógico lo que propone el psicólogo Adam Pazda, de la Universidad de Rochester en Nueva York, según el cual los hombres sienten una debilidad especial por las mujeres vestidas de rojo por considerarlas sexualmente dispuestas.

Esto, según Pazda, obedece a que las hembras de los primates, cuando entran en su periodo de fertilidad y sus niveles de estrógeno se elevan, adquieren un brillo rojizo en sus rostros a causa de la apertura de sus vasos sanguíneos. Este rubor natural es una de las señales para los machos de que es momento de aparearse.

En los humanos este vestigio de comportamiento primitivo se tradujo en la atracción por el color rojo en la vestimenta femenina: lo mismo un vestido que una simple playera.

De acuerdo con el psicólogo, los hombres interpretan el color rojo como un signo de que la mujer se encuentra abierta a propuestas sexuales, al menos más que cuando usa prendas de otros colores.

Con todo, esto no quiere decir que la mujer vestida de rojo corresponderá a dichas iniciativas.

[Huffington Post]

Empresa texana provee el servicio de una “habitación de la ira” para liberar el enojo

Salud

Por: pijamasurf - 03/01/2012

¿Alguna vez has sentido el impulso de destruir todo cuanto tienes a tu alrededor para ver si así calmas tu ira? Por 25 dólares una empresa texana te permite entrar a una habitación cuyos objetos están ahí para que des rienda suelta a tu enojo.

Se dice que buena parte del éxito de un negocio consiste en ofrecer algo que nadie más ofrece a personas que efectivamente lo necesitan. ¿Y cuántos no necesitarán en este mismo momento un bastón con el que pudieran destrozar todo cuando tengan a su alrededor sin ninguna consecuencia más allá de la liberación de su enojo, su frustración o su tensión?

Este es justamente el servicio que ofrece una empresa texana de nombre “Anger Room”, “Habitación de la ira” que justamente permite a quienes la contratan entrar a un cuarto donde provistos de un bate, tienen permiso de reducir a desechos inservibles todo lo que tengan a la vista.

Su fundadora, Donna Alexander, inició la empresa en 2008 de manera un tanto espontánea, prestando su cochera con idénticos fines. Pero su servicio hogareño pronto se popularizó y poco después tuvo que dejar sus precarias instalaciones para fijar un establecimiento más formal.

De acuerdo con el sitio de la “Anger Room”, por 25 dólares los clientes reciben a cambio cinco minutos en una habitación repleta de utilería que puede parecer, según la elección del usuario, una oficina, una sala o una cocina, en las que además hay también maniquíes y dummies. Por último, la persona que contrata el servicio también recibe un equipo de seguridad —lentes protectores, máscara, traje especial, etc.— que prevenga contra accidentes y, es de suponerse, posibles demandas.

Y si bien esta medida suena, por lo menos, atractiva, muchos psicólogos coinciden en que no se trata, en lo absoluto, de una solución, sino por el contrario de un método que contribuye a agudizar el problema. En contraste, las recomendaciones más sanas son optar por remedios como el ejercicio, la respiración y el autocontrol.

[Daily Mail]