*

X

TOP 10: las librerías más hermosas del mundo

Arte

Por: pijamasurf - 02/14/2012

Recintos que, a veces, por los libros mismos son ya atractivos, ven realzada su belleza por la singularidad del espacio que ofrecen al visitante.

Las librerías son, con cierta frecuencia, recintos que resultan sorprendentes por su esencia misma, sin importar las características accesorias que las rodean. Aunque es cierto que la distribución espacial de lugar importa y puede hacer una visita más cómoda o más accidentada, al final la existencia de una librería se justifica por un solo hecho: el encuentro de una persona con el libro.

Con todo, hay ciertos lugares en el mundo en los que esta conjunción aparece enmarcada en librerías singulares que, con razón, han sido catalogadas como las más bellas del mundo. Estancias que va más allá de lo ordinario y vuelven ese que de por sí es uno de los hábitos más gratificantes de la actividad lectora —la posibilidad del libro nuevo, desconocido— en una experiencia de vida realmente memorable.

Aquí un top con 10 de las librerías más hermosas y sorprendentes del planeta.

 

  • Bookàbar, Roma

El diseño moderno de esta librería se corresponde perfectamente con su especialización: libros de arte.

 

  • Livraria Lello, Porto

Un toque fastuoso y casi solemne para la actividad libresca en una de las ciudades más tradicionales de Portugal.

 

  • Cook & Book, Bruselas

Las salas de esta librería en Bélgica poseen su decoración propia dependiendo de lo que ofrecen al público: novelas, literatura juvenil, libros de cocina, en inglés, etc. Para la ficción, algunos cuantos libros lucen suspendidos del techo.

 

  • Librería El Ateneo, Buenos Aires

La tradición de este recinto —que trasciende las fronteras argentinas— se refleja en el espíritu de su arquitectura, un cine de los años veinte adaptado a las necesidades del mundo de los libros.

 

  • Poplar, Pekín

“Los niños de la república” se ven agasajados en este lugar sumamente vistoso para su inquieta disposición hacia la lectura.

 

  • Livraria da Vila, Sao Paulo

Si ya desde las puertas hay estantes llenos de libros, ¿qué no esperar de sus interiores?

 

  • El Péndulo, México

Este lugar, que se presenta como una “cafebrería” por unir el gusto por los libros al gusto por el café y la charla amistosa, entabla también una relación peculiar con la naturaleza y los espacios abiertos.

 

  • Shakespeare & Co, París

Aunque situada en una segunda locación distinta a la original, la mítica Shakespeare & Co, que publicó por vez primera libros insignes como el Ulysses o contar entre sus clientes al mismo Joyce o al poeta Ezra Pound (entre muchos otros), conserva ese sello fin de siècle tanto en el lugar como en los libros puestos a la venta.

 

  • Bart’s Book, California

Una terraza más que adecuada para una sobremesa dominical entre amigos —como también pueden serlo los libros.

 

  • The American Book Center, Ámsterdam

La adaptación espacial es la característica principal de esta librería, que hace de los rincones e incluso de un par de árboles sus señas particulares.

[Flavorwire]

La belleza importa porque sabemos que desaparecerá: fotografías de Carsten Witte

Arte

Por: pijamasurf - 02/14/2012

Carpe diem: aprovecha tu belleza porque pronto esta podría desaparecer; con melancólico pesimismo, la serie "Intuition" del fotógrafo alemán Carsten Witte nos invita a reflexionar sobre la fugacidad de la belleza corporal.

En arte existe un motivo, utilizado sobre todo en la época renacentista y un par de siglos después, que se conoce como carpe diem, una latinismo usualmente traducido como “aprovecha el día” e interpretado con un sentido cercano al memento mori: “acuérdate que morirás”. Esto es: aprovecha el momento, la oportunidad, tus capacidades, porque eventualmente todo esto se acabará sin dejar rastro: sic transit gloria mundi. Como se ve, en el Renacimiento eran particularmente afines a este melancólico pesimismo.

Un espíritu similar posee la obra fotográfica de Carsten Witte, en especial su serie Intuition, en la que retrata a varias mujeres de facciones atractivas pero cuyos rostros se muestran demacrados, cadavéricos incluso, destacando particularmente la franca ostentación de su mandíbula ósea totalmente expuesta (efecto de un maquillaje hábilmente aplicado).

Witte, hamburgués nacido en 1964, afirma al respecto que este trabajo se propone, en primer lugar, probar que “todo se encuentra en constante cambio pero la fotografía puede preservar el instante”. Y si bien esta tesis es algo ya tratado con suficiencia en el arte fotográfico, mucho más interesante resulta su segundo planteamiento: “la belleza es casi nada sin el conocimiento de la rapidez con que se desvanece”.

Sin duda una serie fotográfica en la misma línea del famoso soneto de Góngora:

Mientras por competir con tu cabello

oro bruñido al sol relumbra en vano;

mientras con menosprecio en medio el llano

mira tu blanca frente el lilio bello;

  

mientras a cada labio, por cogello,

siguen más ojos que al clavel temprano,

y mientras triunfa con desdén lozano

del luciente cristal tu gentil cuello,

 

goza cuello, cabello, labio y frente,

antes que lo que fue en tu edad dorada

oro, lilio, clavel, cristal luciente,

 

no sólo en plata o vïola troncada

se vuelva, mas tú y ello juntamente

en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

[io9]