*

X

Nuestros antepasados tuvieron mucho sexo con los Neandertales, afirman especialistas

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/09/2012

Hasta el 4% del genoma humano es ADN Neandertal, lo cual significa que nuestros antepasados copularon enormemente con estos homínidos (a pesar de considerarse recíprocamente "feos"); especialistas explican la razón.

Si el genoma humano actual se compone de ADN Neandertal hasta en un 4%, los especialistas opinan que debió existir muchísimo intercambio genético —es decir, sexual— con esta especie de homínido.

Lo curioso es que desde una perspectiva natural —evolutiva, genética— esto no puede ser fruto del azar, sino que debe obedecer a una razón científicamente constatable. Entonces, ¿cuál es la causa de esta obsesión copulatoria con los neandertales?

Para responder, Michael Barton y Julien Riel-Salvatore —de las universidades Estatal de Arizona y Colorado Denver, respectivamente— idearon un modelo que rastrea los componentes biológicos y culturales de la interacción entre seres humanos y neandertales, ambos aspectos, dice Barton, imprescindibles para entender este proceso:

Hay una percepción de que la evolución biológica determina la cultura durante el Pleistoceno y que las influencias culturales predominan desde entonces (incluso hoy). La realidad es que ambas fuerzas han trabajado juntas y fueron tan importantes hace 50,000 años como lo son ahora

Así, analizando 120 mil años de información arqueológica, los especialistas aseguran que la razón más probable para la extinción del Neandertal haya sido, simplemente la hibridación: la mayoría demográfica del Homo sapiens terminó apabullando al Neandertal hasta la dominación genética.

En cuanto a los encuentros sexuales sostenidos entre ambas especies, los científicos consideran seriamente la posibilidad de que una y otra, recíprocamente, se miraran con suficiente fealdad como para ver con recelo una posible relación “interracial”, misma que sería objeto de vergüenza e incluso de exilio. Para Riel-Salvatore este sería el primer momento en la historia de la humanidad en que surgiera la noción de “tabú”.

Sin embargo, las rutas migratorias de humanos y Neandertales se cruzarían eventualmente —especialmente en la zona oeste de Eurasia, el hogar de estos últimos— dando lugar a la susodicha hibridación que, según parece, no tiene nada que ver con la superioridad genética. Al respecto dice Barton:

Además del hecho de que desaparecieron, no hay evidencia de que los Neandertales fueran menos aptos como cazadores-recolectores del Pleistoceno tardío que cualquier otro ancestro humano de la época. Parece que fueron tan capaces como cualquier otro. El legado neandertal vive en nuestro genoma biológico y posiblemente en nuestro conocimiento cultural. Pudo haber otras poblaciones parecidas que se integraron en una especie humana global en el Pleistoceno tardío. Nosotros somos el resultado.

[io9]

¿Por qué la pornografía no puede tener copyright?

Por: pijamasurf - 02/09/2012

Minucias de la legislación estadounidense podrían impedir que los productos de la industria pornográfica queden sometidos al imperio del copyright, dando como resultado interpretaciones menos severas de lo que protegen los derechos de autor.

En estos días se debate en las cortes estadounidenses un curioso caso que podría dar paso —en varios sentidos— a nuevas interpretaciones mucho menos estrictas de las leyes en torno al copyright. Curiosamente, la protagonista de esta transformación podría ser la pornografía.

Los antecedentes son los siguientes: de acuerdo con la Constitución de los Estados Unidos, una cláusula de los derechos de autor especifica que para no obstaculizar el progreso científico y artístico, debe existir un periodo limitado al término del cual los derechos sobre un bien inmaterial expiran. En sentido parecido, una ley de California establece que las obras obscenas no favorecen ni a la ciencia ni al arte y, en consecuencia, no merecen la protección de la ley en cuando a la propiedad intelectual se refiere.

Amparada en estos recovecos legales, Liuxia Wong, acusada de violar los derechos de autor de cierta película pornográfica, contrademandó a la productora Hard Drive Productions, la cual le pedía 3,400 dólares por no proceder ante tribunales por haber compartido dicho material en BitTorrent sin su permiso.

La mujer, sin embargo, no se intimidó y buscó la ayuda de un abogado, y ahora, con firmes argumentos, podría, por un lado, acabar con estas prácticas extorsionadoras al parecer muy usuales entre los artífices de la industria del porno y, por otro, en una perspectiva mucho más amplia, contribuir a que las leyes de propiedad intelectual sean menos estrictas en su campo de acción.

O se declara al porno útil para el progreso de la ciencia y el arte o se concluye que todo producto intelectual es, potencialmente, inútil para el progreso de la ciencia y el arte.

[Alt1040]