*

X

Descubren pulpo pálido y otras nuevas especies en los mares de la Antártida

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/05/2012

Investigador inglés descubre especies hasta ahora desconocidas en los mares antárticos; un pulpo pálido entre las más sorprendentes.

Utilizando un dispositivo de control remoto llamado Isis, el profesor Alex Rogers de la Universidad de Oxford descubrió nuevas especies nadando en los mares de la Antártica, específicamente merodeando los respiraderos hidrotermales que no hace poco se descubrieron como parte de la compleja red volcánica submarina que custodia la región.

Ya entonces se supuso que dichas rendijas donde la temperatura ronda los 400 °C, podían existir formas de vida hasta ahora desconocidas. Y los pronósticos resultaron ciertos. Se habla, por ejemplo, de una rara especie de cangrejos “yeti”, la más abundante en las aguas del mar Scotia, con la sorprendente característica de soportar altísimas densidades (se tiene noticia de otras variedades de este crustáceo, pero ninguna en una población tan abundante y con un aspecto tan singular). Rogers también enlista percebes y lapas verdes que viven en torno a dichas oquedades submarinas.

Sin embargo, aún más sorprendente que estos animales es un pulpo pálido que, piensa el profesor, podría ser una nueva especie relacionada con el Vulcanoctopus hydrothermalis, pulpos caracterizados por vivir en aguas profundas y, por lo tanto, haber desarrollado características sumamente especiales como la ausencia del saco de tinta y ojos sin iris, además, por vivir cerca de las ventilas hidrotermales, sus ojos están cubiertos por una membrana de piel semitransparente.

Con todo, estas nuevas formas de vida, aunque pueden encontrar parentesco con otras registradas en regiones del mundo parecidas, son según Rogers totalmente inéditas:

Una de las cosas más sorprendentes que encontramos es que esos respiraderos son totalmente diferentes a aquellos vistos en otro punto —los animales existentes ahí son casi todos nuevos para la ciencia. […] Muchos animales como lombrices, mejillones, cangrejos y camarones que se encuentran en respiradores hidrotérmicos en el Pacífico, el Atlántico o el océano Índico, simplemente no estaban ahí.

 

[Guardian]

En una feliz casualidad acaso irrepetible, una familia de fotógrafos aprovecha la ocasión y captura varias imágenes de un raro colibrí albino.

Si el albinismo es en sí mismo una condición genética extraña, inusual, improbable en algunas especies, su extravagancia aumenta cuando ocurre en animales en los que la combinación con sus propias características da como resultado una rara belleza, insólita, difícilmente repetible.

Por otro lado, es todavía más sorprendente, también por razones de probabilidad, que una persona se tope con dicho espécimen y obtenga constancia de su encuentro. Y sí, quizá las probabilidades sean mínimas, pero no inexistentes.

Tal fue el caso de la familia Shank, que tuvo la feliz casualidad de mirar un colibrí albino y contó con tiempo suficiente como para que todos le tomaran una instantánea.

Kevin Shank y sus cuatro hijos —Marlin de 16, Shaphan de 14, Darren de 12 y Allen de 9 años— fotografiaron esta hermosa ave luego de saber por un correo electrónico que ya otros la habían visto rondando cerca de su casa en Staunton, Virginia.

“Activar el flash ni siquiera era una opción. Con un ave tan única y rara, no quisimos hacer nada que la hiciera desaparecer”, declaró el padre.

Por desgracia este colibrí no escapa al riesgo que representa el albinismo, que hace a quienes lo desarrollan ejemplares mucho más visibles para su depredadores o, en el caso de estos, para sus víctimas, lo cual se traduce en una desventaja en la supervivencia. 

[Huffington Post]