*

X

Gigantescos volcanes submarinos custodian el paso a la Antártida

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/29/2011

Enormes volcanes submarinos en las regiones australes del planeta sorprenden a la comunidad científica. El descubrimiento podría venir acompañado de nuevas formas de vida.

Al parecer los secretos de nuestro planeta todavía no se han agotado. En esta ocasión la sorpresa vino de las regiones más australes del orbe, una zona ubicada entre la Antártida y los territorios ingleses de Georgia del Sur y las Islas Sandwich del Sur, en donde un grupo de especialistas adscritos a la British Antarctic Survey descubrieron una serie de volcanes submarinos de los que nadie tenía conocimiento.

A bordo del RRS James Clark Ross, un buque rompehielos dedicado exclusivamente a labores científicas, la expedición surcó el Mar del Sur en 2007 y 2010 llevando consigo sonares y tecnología de mapeo que les permitió cubrir un área que permanecía ignota en las cartas de navegación. Sin embargo, aunque sabían de la intensa actividad volcánica de la zona, nunca esperaron encontrarse con esos gigantescos guardianes de los límites últimos del planeta.

Geólogos, vulcanólogos y otros especialistas cayeron en la fascinación y el pasmo al reconocer que no eran uno o dos los volcanes ahí sumergidos, sino doce, y que de estos una buena parte alcanzaba los 3000 metros de altura con cráteres de 5 kilómetros de diámetro. Asimismo, de los doce, al menos siete son volcanes en activo.

“Entendemos muy poco de la actividad volcánica debajo del mar, es como si los volcanes estuvieran haciendo erupción y colapsando todo el tiempo”, dijo Phil Leat, uno de los miembros del equipo, en el International Symposium on Antarctic Earth Sciences, un acto académico sobre el tema celebrado hace pocos días en Edimburgo, donde se dio a conocer el descubrimiento.

Más allá de las implicaciones ordinarias de la actividad volcánica —especialmente la posibilidad de que una erupción dé comienzo a un tsunami— los científicos pretenden aprovechar esta oportunidad para estudiar las condiciones de vida sumamente peculiares que permiten las ventilas hidrotermales de los volcanes submarinos (las ventilas o respiraderos hidrotermales son fisuras de la superficie terrestre por donde se cuela agua que viene de las calderas del planeta). Por las altas temperaturas de dichos resquicios, solo comparables a las de Europa, la sexta luna de Júpiter, el hábitat ahí desarrollado merece una enorme atención por parte de los especialistas, quienes esperan encontrar especies que, como hasta hace poco los volcanes, no son todavía desconocidas.

[National Geographic]

Estiman que existen más de 7 millones de especies aún no descubiertas en el planeta

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/29/2011

El mundo sigue siendo un misterio: los estimados más precisos hasta la fecha revelan que deben de existir 8.8 millones de especies en la tierra y en el mar; sólo poco más del 10% han sido descubiertas y descritas.

La estimación más precisa de la taxonomía del planeta ha sido anunciada por científicos del Censo de Vida Marina, basándose en una innovadora técnica analítica que reduce  los rangos especulativos de otras estimaciones. Hasta ahora se consideraba que podrían existir entre 3 y 100 millones de especies en la Tierra, pero ahora esta cifra ha sido delimitada en 8.8 millones —6.5 millones de especies en la tierra y 2.2 en el mar. Hasta el momento  el 86% de las especies en tierra y 91% de las del mar no han sido descubiertas o catalogadas. Esto es, más de 7 millones de especies quedan por descubrir o describir, un mundo de vida por conocer.

"Muchas especies podrían desaparecer antes de que sepamos de su existencia o de su función y  nicho único  en el ecosistema, y de su potencial contribución para mejorar al ser humano", dijo el Dr. Camilo Mora, líder del estudio.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza es el organismo más sofisticado en el monitoreo de las especies vivas de la Tierra y apenas tiene 58, 508 especies en su lista, 19,625 de las cuales están amenazadas. 

Usando el método actual se tardarían 1,200 años en catalogar todas las especies vivas y se requeriría el trabajo de 300 mil taxonomistas por un costo de 364 mil millones de dólares.

No hay duda que pese que el hombre piensa que la vida ya ha sido descubierta y su conocimiento es capaz de descubrir el mundo tal como es, estamos lejos de agotar el misterio.

[Phsyorg]