*

X

Escritores y artistas diseñan dinero para los tiempos que se avecinan (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 12/22/2011

A invitación expresa del periódico inglés The Guardian, un grupo de artistas y escritores propone nuevos diseños para el dinero, esa mercancía que es todas las mercancías, uno de los bloques fundamentales del sistema económico que en este año mostró sus deficiencias y debilidades.

(Posy Simmonds)

Si aceptamos que los distintos movimientos sociales y manifestaciones ocurridas en este 2011 pueden considerarse una expresión del cansancio ante el sistema económico dominante en prácticamente todo el mundo, un intento por hacer evidentes sus fallas y también las posibles alternativas, entonces una de las primeras cosas que podría cambiarse es el símbolo más elemental de dicho sistema: el dinero.

Con esta idea en mente un grupo de escritores y artistas de otras disciplinas proponen nuevos e inquietante diseños de papel moneda para los aciagos tiempos que se avecinan: el daño ecológico resultante en la extinción irreversible de la biodiversidad, pronósticos sobre el sistema económico del futuro, sentencias sobre el carácter ilusorio o fantasmagórico del dinero y otros un tanto indescriptibles por la irreverencia de su concepto, son algunos de los temas o posturas presentes en estos diseños.

 

“El dinero es, por consenso general, una de las invenciones humanas más notables. Porque vuelve intercambiables todos los bienes —puedes cambiar cualquier cosa por cualquier otra por medio de una transacción monetaria—, hace todos los bienes humanos solubles y fungibles e intercambiables. Eso es lo maravilloso del dinero, y también lo terrible […]”, John Lanchester, quien propone un regreso a la moneda céltica.

 

“Adornado con especies en peligro o extintas en denominaciones como $6.66, el valor real de $10 deduciendo los costos ambientales”. El diseño es del escritor estadounidense Jonathan Franzen.

 

Las autoras de este billetes son la teórica de la anti-globalización Naomi Klein y la artista visual Kyo Maclear. Un fragmento de su leyenda: “El agujero en el centro, que en su sentido más literal representa todo lo que el dinero no puede comprar ni resarcir, podría verse también como una ventana abierta para que lo no-material y lo que no se puede contabilizar vuelven a entrar a nuestras vidas”.

 

Otra canadiense, la escritora Margaret Atwood, propone este billete en el cual, en su margen superior, puede leerse el título de uno de sus libros más recientes: Payback: Debt and the Shadow Side of Wealth [Payback: la deuda y el lado oscuro de la riqueza]

 

Tracey Emin: "No existirá el dinero".

 

El escritor Will Self  y el caricaturista Martin Rowson unen sus talentos en este diseño, del que rescatamos la cita que ocupa buena parte de la mitad izquierda, proveniente del libro Purity and Danger de la antropóloga social Mary Douglas: "El dinero media en las transacciones; el ritual media en la experiencia. El dinero fija un vínculo entre el presente y el futuro; como el ritual. El dinero solo es un tipo de ritual extremo y especializado".

 

De  Peter Carey, escritor australiano.

 

Audrey Niffenegger, artista visual, ofrece este diseño, parco pero de alto contenido simbólico (¿que alude a la expresión "Fascist octopus" analizada por Orwell?)

 

En un concurso convocado por miembro del Movimiento Occupy, este diseño de Stephen Barnwel resultó vencedor. Sus méritos están a la vista.

 

[Guardian]

Encuentran cocaína en las superficies donde se cambia a los bebés

Por: pijamasurf - 12/22/2011

Estudio realizado en el Reino Unido encuentra que en el 92% de las superficies públicas donde se cambia el pañal de los bebés hay residuos de cocaína.

Hace unos días reseñamos en Pijama Surf una investigación realizada en Italia sobre la calidad del aire, en la cual se llegó a la conclusión de que en el aire de las ciudades flotaban rastros de cocaína, marihuana y otras drogas.

Ahora un estudio llevado a cabo en el Reino Unido encontró que en 92 de cada 100 superficies de uso público para cambiar el pañal de los bebés (situadas sanitarios de cines, restaurantes, centros comerciales, etc.) pueden hallarse restos de cocaína.

La investigación la realizó un equipo de periodistas de Real Radio, y las pruebas se realizaron en centros comerciales, hospitales, estaciones de policía, juzgados, iglesias, supermercados y tiendas departamentales. Asimismo, la publicación de estos resultados se da apenas unos días después que se otorgara al Reino Unido el título de “capital europea de la cocaína”.

Si el dilema fuera por la higiene, cabría preguntarse qué es menos agresivo para la salud: ¿poner el trasero de un bebé recién defecado en la tabla donde otro aspiro cocaína o poner las narices en la tabla donde pasó un bebé recién defecado?

[Huffington Post]