*

X
Banksy arremete contra los curas católicos en esta época en que " es fácil olvidar el verdadero significado del cristianismo".

El artista callejero Banksy, que se volvió mucho más conocido por la introducción que hizo para la popular serie The Simpsons, arremete ahora con su más reciente pieza contra los curas pederastas.

Se trata de una escultura al más puro estilo neoclásico: el busto de un supuesto sacerdote, el Cardenal Pecado [Cardinal Sin], con toda la apariencia de la curia del siglo XVIII. Sin embargo, sobre su rostro el artista puso una especie de malla con volumen que simula esa difuminación aplicada en las transmisiones televisivas a las víctimas de los curas pederastas.

“En esta época del año es fácil olvidar el verdadero significado del cristianismo —las mentiras, la corrupción, el abuso”, dijo Banksy en un mensaje que difundió sobre esto que considera un comentario al abuso sexual de niños por parte de sacerdotes católicos.

[Guardian]

Te podría interesar:

David Lynch en 4 movimientos: videoensayo sobre este genial cineasta

Arte

Por: pijamasurf - 12/20/2011

"David Lynch in Four Movements" representa un lúcido tributo a uno de los cineastas más intrigantes de las últimas décadas.

 Para muchos, el exponerse a una película de David Lynch, representa una estimulante inmersión en un exquisito inframundo compuesto por estados de ánimo, murmullos estéticos, y narrativas que emanan de espacios minuciosamente configurados. Y más allá de intentar decodificar, de manera lineal, sus obras (especialmente algunas como Lost Highway (1997) o Mullholand Drive (2001)), parece que el recurrir a esta inmersión sensible resulta en un acercamiento ideal para hacer frente para empaparnos de las narrativas lyncheanas. 

Rindiendo tributo a este genio nacido en Montana, Richar Vezina creo el videoensayo "David Lynch in Four Movements". A lo largo de veinte minutos, Vezina enlaza algunas de las imágenes, o mejor dicho atmósferas, más representativas de sus películas, en un ejercicio que termina por dar vida a torrente sensorial e incluso emotivo, que nos permite dilucidar, individualmente, la esencia del cine de Lynch.