*

X

Vórtice al paraíso: el idílico túnel de árboles en Klevan, Ucrania

Por: pijamasurf - 11/06/2011

Un sublime pasadizo formado por árboles se ha convertido, entendiblemente, en una popular atracción para locales y foráneos; el frondoso túnel se encuentra cerca del pequeño pueblo de Klevan, en Ucrania.

 túnel de árboles en un bosque de Klevan, Ucrania

A las afueras de un minúsculo pueblo llamado Klevan, en Ucrania, se encuentra uno de los pasadizos naturales más notables del planeta. Se trata de un frondoso túnel, perfectamente moldeado, que atraviesa un bosque. El escenario remite a una especie de portal onírico que sigilosamente aguarda ser atravesado, quizá por una bella chica local que entienda el lenguaje de las aves, tal vez por una pareja como parte de un ritual para consumar su amor o, por qué no, por una tribu de seres elementales que coquetean con algún tipo de emancipación.

Curiosamente este vórtice verde, una de las principales atracciones naturales de Ucrania, nació a partir de la interacción entre la naturaleza y el ser humano: el sublime conducto fue moldeado por el paso recurrente de un tren a través del bosque. Localmente se le conoce como "Тоннель любви" ("Túnel del amor" en ruso), por la gran atracción que genera en parejas de visitantes que deciden atravesarlo tomados de la mano.  
   



Vídeo del "Túnel de los árboles" disponible en 720p HD y también en 3D con gafas:

[Meridianos]

Buscan comercializar lemas anti-capitalistas de Occupy Wall Street

Por: pijamasurf - 11/06/2011

Atentos a posibles vacíos del sistema mercantil, algunos cuantos se apresuran a registrar las consignas del movimiento Occupy Wall Street ante la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos, esperando obtener de ello ganancias económicas.

Si algo caracteriza a nuestra época es el hecho de que todo es susceptible de convertirse en mercancía: desde los objetos más elementales hasta eso que creeríamos totalmente sublime o espiritual como los sentimientos, las relaciones humanas o, con mayor ironía, los movimientos contestatarios que intentan terminar con ese estilo de vida.

Este es el caso de la consigna “Occupy Wall Street”, que en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos ha conocido recientemente un incremento en las peticiones de registro por parte de diversas personas que buscan sacar provecho comercial de ese y otros lemas afines.

El objetivo principal de esta maniobra es cobrar derechos por la impresión de souvenirs y memorabilia relacionados con las protestas: tazas, playeras, gorras y un sinfín de productos que, en cierta forma, repiten la misma situación que Walter Benjamin señalara con el arte y su reproductibilidad técnica.

Esa aura casi mística que también surge en ciertas protestas espontáneas, auténticas, como esta de Occupy Wall Street, corre el riesgo de perderse irremediablemente cuando se integra a esos mismos mecanismos de (re)producción que son el blanco de sus críticas y que tienen al mundo en el estado actual de caos y destrucción.

Si bien esto no es responsabilidad del movimiento sino de unos cuantos que aprovechan el vacío mercantil para llenarlo con su ambición, el hecho ejemplifica muy bien este modelo en el que lo importante es obtener una ganancia sin importar las condiciones en que esta se genere.

[RT]