*

X

Los dibujos que Tolkien hizo para “El hobbit” (IMÁGENES)

Arte

Por: pijamasurf - 11/03/2011

Celebrando los 75 años de "El hobbit", se publica un libro con más de 100 dibujos que J. R. R. Tolkien hizo para la más entrañable de sus obras.


Uno de los títulos más entrañables de la literatura fantástica es El hobbit, la obra de J. R. R. Tolkien que más allá de los elogios recibidos por personajes tan importantes como el poeta W. H. Auden, se ha mantenido como uno de los relatos preferidos por los lectores de casi cualquier edad (aunque generalmente se le considere como una narración infantil o juvenil).

Quien se haya acercado a la obra de este autor sudafricano, durante varios años profesor de literatura inglesa en Oxford, sabrá que su grado de detallismo y minuciosidad son sorprendentes. Si bien es cierto que Tolkien abreva de diversas y a veces muy evidentes fuentes del folclor anglosajón y normando, ello no demerita su capacidad de imaginación con la que pudo crear en sus libros todo un mundo paralelo y casi autónomo, a veces ilusoriamente independiente de su creador o sus lectores.

Esto, que es una cualidad del escritor, se ve reflejado en la enorme cantidad de manuscritos, notas, apunte sueltos, mapas y otros papeles con los que Tolkien fue perfilando poco a poco el universo de la Tierra Media.

Ese archivo guarda todavía numerosas sorpresas que solo póstuma y paulatinamente han salido a la luz. De estas, la última publicada es una amplia serie de dibujos, de la mano del propio Tolkien, que ilustra las aventuras de El hobbit. Luego de haber sido descubiertos y después digitalizados en la prestigiosa Bodleian Library de Oxford, los dibujos se publican ahora en un tomo titulado Art of the Hobbit (Harpercollins), con el cual se celebran además los 75 años de que Tolkien entregara el manuscrito a su editor (en 1936) y de que este fuera publicado por la casa George Allen & Unwin en septiembre de 1937.

 

 

Aunque Tolkien era más bien un dibujante amateur, sus trazos se corresponden exactamente con esa límpida sencillez (quizá uno de los estilos más difíciles de lograr) que ha hecho de El hobbit uno de los libros más queridos de todas las épocas.

 

"Smaug Flies Round the Mountain" (acuarela)

 

"Smaug in Flight and Dwarves Marching"

 

"The Front Door"

[io9]

Parmenides 1, de Dev Harlan: el juguete geodésico de la divinidad

Arte

Por: pijamasurf - 11/03/2011

La obra del artista neoyorkino Dev Harlan es un vuelo astral de geometría sagrada, el juguete metamórfico de una divinidad abstracta que se proyecta en el tiempo en una esfera de colores.

Dev Harlan es un joven artista neoyorkino que lleva ya unos años jugando con medios físicos y virtuales, combinando luz, escultura y proyección.  Su más reciente obra "Parmenides 1" es probablemente la más lograda en su carrera; ya había construido pirámides multicromáticas con pantallas geométricas, vulvas aéreas de neón  y discoballs holográficas pintando de geometría sagrada salas de museo. Pero "Parmenides 1", parte de su exposición Astral Flight Hangar, conjura un metaobjeto —como aquel monolito de Kubrick, o el Rubik cube de un demiurgo que juega a la comogénesis y proyecta la estructura del universo: luz, geometría y movimiento— que mueve al espectador al hiperespacio de la estética donde los sólidos platónicos se disuelven en cristales líquidos oniridiscentes.

Terence Mckenna gustaba citar el fragmento 54 de Heráclito (justamente el filósofo presocrático que se opuso radicalmente a Parménides): “El Eón es un niño que juega con pelotas de colores". Esta es la sensación que nos deja la obra de Dev Harlan, solo que el Eón es él mismo la pelota de colores, de la misma forma que el tiempo es el espacio.

La escultura híbrida de Harlan utiliza la proyección de video junto con innovadoras técnicas de mapeo para controlar a detalle las formas que toma la imagen en alineación con la escultura ("una estrella geoide", un objeto imposible, astro y planeta en permanente metamorfosis).  El poliedro de video construye un diálogo cinético de formas primordiales, recordándonos un universo pitagórico donde las formas geométricas son los ladrillos de la creación, omnipresentes en toda la naturaleza como un sello del demiurgo. Hipnóticas gamas de colores llenan los vértices fluyendo con lúdicas flores de la vida o fugaces trompos que se encienden tejiendo  breves portales de luz.

Según el  filósofo griego Parménides, el cambio es una ilusión, el ser verdadero es inmóvil, increado y eterno. La obra de Dev Harlan refleja quizás las alteraciones ilusorias de la unidad del Ente, como por una magia de duendes, que proyecta el rostro informe de esta divinidad universal. Es un juego de adivinación circense, dibujar en el espacio aquello que no tiene forma -—abstracción pura geométrica que se desdobla en patrones armónicos, matemática que se materializa en una feria luminosa de formas. Un elegante y paradójico autotransformador que muestra los cambios de aquello que no cambia. 

[Dev Harlan]