*

X

Cada neurona de nuestro cerebro podría tener identidad propia

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/15/2011

De acuerdo con un descubrimiento reciente cada una de las 100 mil millones de neuronas de nuestro cerebro podría tener identidad propia; esto ayudaría a explicar padecimientos como la esquizofrenia o el autismo.

Por varios años Michael J. McConnell, biólogo especializado en células madre, sintió curiosidad por lo gemelos que, a pesar de ser prácticamente igual en su estructura, en el ambiente en que crecieron y otros aspectos condicionantes del desarrollo posterior del individuo, se distinguen porque uno de ellos desarrolla algún padecimiento mental que el otro no tiene.

“Los gemelos monocigóticos pueden, de vez en vez, ser discordantes por cosas como la esquizofrenia, por cosas como el autismo. Si crecen juntos, si tienen el mismo genoma, ¿entonces por qué son diferentes?”, se preguntaba McConnell hasta hace poco, cuando dio con una pista que quizá lo lleve a la respuesta definitiva.

En los últimos diez años el científico ha estado estudiando la transformación en ratones de células en neuronas, identificando que cada una de estas, una vez que toma su forma última, parece tener un genoma propio o, dicho de otro modo, una identidad distinta a cada una de las demás neuronas. Teniendo en cuenta que el cerebro humano posee aproximadamente 100 mil millones de neuronas, sería mejor decir 100 mil millones de neuronas con identidad propia y diferente entre sí.

Esto podría influir en el comportamiento de una persona, pero eso es algo que todavía necesita confirmarse, aunque McConnell está más que dispuesto a buscar signos de mosaicismo genético en el cerebro humano, así como neuronas reprogramas en personas que padecen esquizofrenia o alguna otra condición mental.

[Nature]

Investigador reconstruye sonido de las primeras palabras del hombre

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/15/2011

Utilizando tubos de plástico y cámaras de aire para reconstruir el sistema vocal del Australopithecus afarensis, el investigador holandés Bart de Boer reproduce algunos de los sonidos de un posible lenguaje primitivo.

Hay quienes piensan que el lenguaje no hubiera sido posible sin ciertas modificaciones fisiológicas dadas en el curso evolutivo de los homínidos, tan importantes quizá como el desarrollo cerebral que permitió la articulación y sobre todo la abstracción del mundo que supone un lenguaje como el nuestro.

Entre estos cambios corporales uno de los más importantes fue la pérdida de un saco de aire, una especie de globo necesario en los primates para emitir sonidos profundos y que en el ser humano se convirtió probablemente en las amígdalas, haciendo espacio a los órganos vocales con los que fue posible realizar muchos más sonidos.

Sin embargo, un investigador de la Universidad de Ámsterdam, Bart de Boer, quiso recrear la manera en que quizá sonaron los primeros intentos de comunicación de nuestros remotos ancestros. Utilizando tubos de plástico y algunas cámaras de aire para imitar el aparato vocal de los homínidos (en especial el Australopithecus afarensis): los tubos formaron los tractos vocales y la cámara de aire el saco perdido. Inyectando aire en este sistema, Boer reprodujo algunos de los sonidos que posiblemente esos antepasados utilizaron para comunicarse.

Por una prueba posterior Boer sugiere que ciertos sonidos habrían sido más difíciles de realizar que otros: su repertorio de vocales, por ejemplo habría sido bastante reducido, pues casi todas tomarían un sonido similar a la “u” actual.

“Juntando todo, creo que es muy posible que los hombres y mujeres de las cavernas dijeron ‘duh’ antes de decir ‘ugg’”, concluye el investigador.

[io9]