*

X
Estudio llevado a cabo con prisioneros de mediana peligrosidad de Wisconsin arroja pistas sobre las diferencias estructurales y funcionales en el cerebro de personas catalogadas como psicópatas.

Si es cierto que cada época tiene su enfermedad mental predilecta, quizá la psicopatía sea una de las que más interés han generado en nuestro tiempo. El psicópata que deviene criminal ha sido objeto de los más diversos estudios científicos, periodísticos e incluso ficciones literarias y cinematográficas, interés casi siempre tejido en torno al misterio que rodea al cerebro del psicópata, del cual no se sabía con precisión qué deficiencias o particularidades lo hacía distinto al de una persona “normal” o por lo menos el de una que no se considerara psicópata.

Recientemente investigadores de la Universidad de Wisconsin analizaron los cerebros de 40 reclusos de mediana peligrosidad, la mitad de ellos catalogados como psicópatas, en busca de esas posibles características únicas.

De acuerdo con los exámenes practicados y las imágenes obtenidas, los 20 reos a quienes se les diagnosticó psicopatía mostraron diferencias notables en torno al córtex prefrontal ventromedial una región del cerebro localizada en el lóbulo frontal y a la cual se le asocia con sentimientos como la empatía y la culpa; asimismo la amígdala, ligada con el miedo y la ansiedad, también se mostró diferente. En el cerebro de los psicópatas las conexiones fibrosas de materia blanca entre estas dos áreas fueron menores que en los cerebros de los otros prisioneros.

Para Michael Koenigs, uno de los participantes en el estudio, este es el primero en que se hacen evidentes las diferencias estructurales y funcionales en el cerebro de las personas diagnosticadas con psicopatía, mostrando además que esta se encuentra estrechamente relacionada con las áreas del cerebro que regulan las emociones y el comportamiento social.

[io9]

Te podría interesar:

Introducción a la nanociencia en la voz de Stephen Fry (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/24/2011

Una breve introducción a la nanociencia narrada por el actor británico Stephen Fry: un recorrido por el desarrollo, posibles usos e implicaciones de esta disciplina científica que se cuenta entre las más promisorias para el futuro próximo.

El descubrimiento de las nanopartículas y su papel tanto en la conformación de la materia como en el desarrollo de funciones específicas en los seres vivos, ha significado el desarrollo en los últimos años de una de las disciplinas científicas más prometedoras para el futuro próximo: la nanociencia. Se dice que entendiendo a cabalidad el funcionamiento de ese nanouniverso que siempre estuvo ahí aunque solo hasta hace poco haya comenzado a desvelar sus secretos, será posible manipularlo a nuestro favor en cuestiones de salud, sustentabilidad energética, entre otras.

“Porque toda la nanotecnología se trata de cambiar las propiedades de la materia átomo por átomo al hacer nuevas estructuras”, dice Colm Durkan, del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Cambridge, en este video que ahora presentamos y en el que se ofrece una breve introducción a la historia, los usos y las promesas de lo nano. La narración correió a cargo de Stephen Fry, el reconocido actor, comediante y director de origen británico que en algún momento de su carrera trabajó en compañía de Hugh Laurie.

Aquí el video, Nanoyou:

 

NANOYOU - Narrated by Stephen Fry from Neon Otter on Vimeo.

[Open Culture]