*

X

James Leninger, el niño de 11 años que recuerda la vida de un piloto que murió en la Gran Guerra

Por: pijamasurf - 07/18/2011

El pequeño James Leninger sorprendió a sus padres revelando información de la vida de otra persona; después de investigar, la información que proveyó probó su misteriosa veracidad: ¿es James Leninger la reencarnación de un piloto que murió luchando el Segunda Guerra Mundial?

James Leninger es un niño de 11 años que parece recordar la vida de un piloto que murió en la Segunda Guerra Mundial. Desde muy pequeño James mostró un sobresaliente interés e incluso conocimiento por los detalles técnicos de la aeronáutica militar. Esto llevó a sus padres a preguntarse de dónde obtenía esa información. Poco a poco James empezó a revelar datos de la vida de un piloto que había muerto en la Segunda Guerra Mundial bajo el fuego de la artillería japonesa, James Huston II. El joven James incluso le dijo a sus padres que él era este hombre.  Esto motivó a los Leninger a investigar la vida de este piloto y a llevar a James con los familiares del piloto muerto a quienes según ellos reveló datos que  no podría conocer de otra forma más que compartiendo conciencia con Huston. Además, la familia Leninger llevó al pequeño James a Japón, a la zona en la que había muerto Huston.

De niño James había dibujado su muerte y escenas de guerra en numerosas ocasiones. Después de visitar la zona de su fallecimiento, James dibujó la misma escena solo que en paz, con unos delfines en el agua, el sol en el cielo: aparentemente habría sanado su psique y sus procesos psicológicos pendientes.

La historia de James Leninger, el niño en el que aparentemente reencarnó el piloto James Huston ha sido documentada en el libro Soul Survivor.

El bioquímico y profesor de psiquiatría canadiense Ian Stevenson dedicó gran parte de su vida al estudio de la reencarnación compilado lo que cree es un fundamento científico para explicar y comprobar este fenómeno. Durante más de 40 años Stevenson estudió más de 3 mil casos de niños que parecían recordar experiencias de otras vidas, documentando lo que decían y cotejando datos con las vidas de las personas que decían haber sido.

El Ejército de Putin: jóvenes rusas se desnudarán para promover su candidatura presidencial en 2012 (VIDEO)

Por: pijamasurf - 07/18/2011

Una sensual organización de jóvenes rusas utilizará su propia desnudez para promover la candidatura presidencial de Vladimir Putin en 2012; el grupo de autodenomina "El Ejército de Putin".

video promocional del ejercito de putin

Difícil imaginar propaganda electoral más sensual que un grupo de apasionadas jóvenes rusas que recurren a su propia desnudez para promover una candidatura presidencial. Se trata del "Ejército de Putin", una organización aparentemente independiente que bajo el lema "Me arrancaría la ropa por Putin" propone una iniciativa para respaldar la virtual tentativa electoral del actual premier ruso y ex-presidente. Últimamente se han intensificado los rumores de que Putin podría contender para encabezar, por segunda vez, el gobierno de Rusia, luego de que ya fue el mandatario de su país entre 2000 y 2008, para inmediatamente después convertirse en el primer ministro del actual presidente, Dimitry Medvedev (aunque se rumora que es el propio Putin quien ha tomado las decisiones claves durante los últimos tres años).

La figura de Putin, popular por ser un frío e implacable líder y alrededor de quien, como todo jefe de gobierno ruso, existen sombrías historias, se presenta como un interesante y versátil personaje: ya sea apareciendo en una demostración televisada de judo, recurriendo a modelos rusas para espiar a sus detractores o disparando dardos a una gigantesca ballena gris, sin olvidar que entre sus propiedades se cuenta una especie de palacio secreto en la costa rusa o que se le considera una reencarnación del Apostol Pablo por una bizarra secta femenina,  lo cierto es que la paradójica simpatía de Putin, que raya entre lo inmutable de un ex-agente de la KGB y lo carismático de un domador de animales salvajes, le ha valido el respeto de buena parte de sus ciudadanos (aunque no queda claro qué pesa más en este fenómeno, si la simpatía o el temor).