*

X

James Leninger, el niño de 11 años que recuerda la vida de un piloto que murió en la Gran Guerra

Por: pijamasurf - 07/18/2011

El pequeño James Leninger sorprendió a sus padres revelando información de la vida de otra persona; después de investigar, la información que proveyó probó su misteriosa veracidad: ¿es James Leninger la reencarnación de un piloto que murió luchando el Segunda Guerra Mundial?

James Leninger es un niño de 11 años que parece recordar la vida de un piloto que murió en la Segunda Guerra Mundial. Desde muy pequeño James mostró un sobresaliente interés e incluso conocimiento por los detalles técnicos de la aeronáutica militar. Esto llevó a sus padres a preguntarse de dónde obtenía esa información. Poco a poco James empezó a revelar datos de la vida de un piloto que había muerto en la Segunda Guerra Mundial bajo el fuego de la artillería japonesa, James Huston II. El joven James incluso le dijo a sus padres que él era este hombre.  Esto motivó a los Leninger a investigar la vida de este piloto y a llevar a James con los familiares del piloto muerto a quienes según ellos reveló datos que  no podría conocer de otra forma más que compartiendo conciencia con Huston. Además, la familia Leninger llevó al pequeño James a Japón, a la zona en la que había muerto Huston.

De niño James había dibujado su muerte y escenas de guerra en numerosas ocasiones. Después de visitar la zona de su fallecimiento, James dibujó la misma escena solo que en paz, con unos delfines en el agua, el sol en el cielo: aparentemente habría sanado su psique y sus procesos psicológicos pendientes.

La historia de James Leninger, el niño en el que aparentemente reencarnó el piloto James Huston ha sido documentada en el libro Soul Survivor.

El bioquímico y profesor de psiquiatría canadiense Ian Stevenson dedicó gran parte de su vida al estudio de la reencarnación compilado lo que cree es un fundamento científico para explicar y comprobar este fenómeno. Durante más de 40 años Stevenson estudió más de 3 mil casos de niños que parecían recordar experiencias de otras vidas, documentando lo que decían y cotejando datos con las vidas de las personas que decían haber sido.

Te podría interesar:

Investigaciones en sexualidad extraterrestre: descubriendo el erotismo universal

Por: pijamasurf - 07/18/2011

Aprendiendo a amar y a poetizar al alien: el proyecto "Strange Attractor" planea lazar una "sonda exploradora" en búsqueda de nuevas formas de concebir la sexualidad y experimentar el erotismo del universo

La extraña atracción por seres cósmicos se ve plasmada en una investigación artística de la sexualidad extraterrestre. Si, como algunos creen, el amor es la energía que mueve al mundo, en un universo como el nuestro donde existen miles de millones de galaxias, estrellas y planetas, entonces no es disparatado imaginar que existen una gran cantidad de seres que ejercen su sexualidad en la profundidad del espacio. Algunos tal vez copulan telepáticamente, algunos concretan el coito a través de la luz (flirteando con fotones), otros más podrían tener sexo con planetas enteros, entre estrellas binarias o con quásares  (esos disparos multiorgásmicos de los albores del universo) y quizás incluso crear sistemas de vida, confederaciones galácticas (el universo, el "big-bang" lo sugiere, podría ser el resultado de algún tipo de acto sexual creativo entre deidades).

Tampoco es demasiado aventurado pensar que entre esa miríada de seres que deben de poblar el universo, algunos busquen explorar nuevas "zonas erógenas" y vayan de planeta en planeta en búsqueda de formas de vida que por su riqueza genética, por su particular forma de encarnar los campos energéticos de la vida o simplemente por la belleza del exotismo, les sean atractivos.  Se generarían (o se  están generando ya) diversas formas de interactuar sexualmente, liberando la imaginación erótica en regiones inexploradas de placer y de creatividad.

El proyecto Strange Attactor: Investigations in Non-Humanoid Extraterrestial Sexualties busca explorar esta veta con un proyecto de expresión artística en torno a este fascinante tema que en el fondo es una manifestación más de la otredad —y su espejo de significación.

"Inspirada en la búsqueda de planetas similares a la Tierra del proyecto de exploración espacial Kepler, esta investigación va más allá de lo raro, más allá del género, más allá de lo antropomórfico hacia posibilidades eróticas tan vastas y variadas como el universo mismo. Descubre qué tipo de sexualidades, cuántas zonas erógenas y seres sensibles existen allá afuera en el cosmos".

Puedes apoyar la consumación de este proyecto, en el que participarán 69 artistas y que se desplegará en diferentes medios de creación, visitando KickStarter y donando tu dinero (o tu cuerpo para ser inspeccionado minuciosamente por ninfas pleyadianas).