*

X

Carlos Slim podría ser desbancado por una mujer australiana como la persona más rica del mundo

Por: pijamasurf - 07/20/2011

Gina Rinehart, dueña de la minera australiana Hancock Prospecting, podría convertirse pronto en la persona más rica del mundo, por encima del mexicano Carlos Slim y otros magnates del orbe.

Durante algún tiempo Carlos Slim y Bill Gates se disputaron el dudoso privilegio de ser la persona más rica del mundo. La competencia se mantuvo hasta el año pasado, cuando Slim, cuyas empresas en México tocan casi cualquier aspecto de la vida cotidiana, fue designado por Forbes como el millonario número uno del planeta.

Sin embargo, todo parece indicar que ahora Slim también podría ser desplazado, pero no por Gates ni por algún otro rancio tycoon, sino por una mujer que acostumbra rehuir las cámaras y la publicidad.

Se trata de Gina Rinehart, una australiana de 57 años, propietaria de la compañía minera Hancock Prospecting que heredó de su padre prácticamente en bancarrota y la cual ahora, veinte años después, podría hacer de ella la mujer con más dinero en el mundo.

Como retorcido cuento de hadas financiero, Reinhart se hizo de la compañía de su padre luego de una lucha legal con su madrastra, Rose Porteous, quien se casó con su entonces jefe cuarenta años mayor que ella, cuando tenía 36 y él 76. Aunque Langley George Hancock murió por una enfermedad cardíaca, su hija Gina pidió que se investigara judicialmente el caso por considerar sospechoso el deceso. Durante las pesquisas algunos testigos acusaron a la viuda de estresar continuamente a Hancock, montándole escenas y berrinches por dinero que eventualmente le causaron la muerte; también se dijo que Ms. Porteous suplicó a un tal Julian Teodoro que le ayudara a matar a su cónyuge. Pero al final se determinó que Hancock había muerto de causas naturales en las que su viuda, casada ya con un amigo cercano del difunto, nada tuvo que ver. En cuanto a Gina, ella quedó con el control total de la compañía paterna.

Aunque la riqueza de Hancock Prospecting se remonta al lucky strike en que Langley George descubrió el depósito más grande de mineral de hierro en el mundo en el oeste de Australia, lo cierto es que la fortuna actual de Reinhart se debe sobre todo al sorprendente y al parecer imparable desarrollo que China ha experimentado en los últimos años. Eso y que, en oposición a la práctica habitual, Reinhart es la propietaria única de la compañía: con nadie comparte las acciones de Hancock Prospecting (rasgo que algo podría decir de su carácter y personalidad).

Así que, si los pronósticos se cumplen, esta carrera perpetua y un tanto absurda por ser la persona más rica del mundo pronto mostrará un nuevo y casi desconocido rostro ganador.

[The Daily]

Se investiga la extraña conexión entre el avistamiento de OVNIs o el contacto extraterrestre y la manifestación de sincronicidades como detonadores o reguladores de estos fenómenos.

Mike Clelland, del blog Hidden Experience, se pregunta por qué las personas que dicen haber sido abducidas, tener contacto extraterrestre o avistar OVNIs, también reportan una gran cantidad de sincronicidades,  al punto de que ambos fenómenos parecen ser parte de la misma manifestación. Clelland está recopilando información para esta investigación y te pide que si has tenido alguna experiencia en este sentido le escribas para contársela.

Las coincidencias significativas —que conectan sucesos que solo en la superficie no están relacionados—, llamadas por Carl Jung sincronicidades, parecen revelar una realidad oculta o, en palabras de David Bohm, un orden implicado (en el que todo está conectado). Quizás las personas que experimentan fenómenos paranormales del tipo cósmico son más sensibles a esta hebras en apariencia invisibles y acceden a las regiones inconscientes de la mente haciéndolas manifiestas. Eso o simplemente ambas son el producto de la paranoia.

Una posibilidad fascinante es la sugerida por el investigador francés Jaques Vallee, quien se pregunta si más que vivir en un universo causal vivimos en un universo asociativo.

Un universo asociativo no sigue la lógica lineal newtoniana de la flecha del tiempo y la causa y efecto unidireccional. Podemos tener en la realidad misma, en el mundo, en la Matrix, hipervínculos embebidos en el lenguaje de programación: éstos serían las sincronicidades.

Red Pill Junkie, del blog Daily Grai, escribe: «Lo que llamamos fenómeno OVNI podría ser el resultado directo de consciente o inconscientemente meternos con el software de la Matrix, causando cierto error en el programa. ¿O tal vez los OVNIs son los ingenieros a cargo del mantenimiento?».

Jaques Vallee postula la teoría de que los OVNIs y sus entidades asociadas no necesariamente son extraterrestres, sino parte de un sistema de control interdimensional que va conduciendo y controlando la evolución de la vida en nuestro planeta.

Una de las cosas que asombra de una sincronicidad es que supera toda probabilidad: por ejemplo, soñar con alguien que no hemos visto en años y ese día, después, encontrarlo en la calle. Más allá de la posibilidad de que exista un código fuente en el programa de realidad cuyo andamiaje se revela en esos momentos, lo que parece estar sucediendo en las sincronicidades es el flujo de información desde el futuro al presente, una inversión en la percepción, algo que a escala del mundo cuántico ha sido demostrado que ocurre (una nueva investigación muestra que también ocurren en el cerebro humano). ¿Tal vez las sincronicidades ocurren por una extraña inversión en la forma en la que percibimos el tiempo? Eso y la posibilidad de que nuestra mente esté afectando la realidad que vivimos —de que inconscientemente nosotros seamos los arquitectos de nuestra Matrix.

A veces las sincronías son tan absurdas e insólitas que nos hacen pensar que el mundo en el que vivimos no solo es una ilusión, es una caricatura.

"El mundo en verdad es cómico, pero la broma es sobre la humanidad". -H.P. Lovecraft.

Twitter del autor: @alepholo