*

¿Por qué los hombres homofóbicos se estimulan más con la pornografía gay?

Por: pijamasurf - 06/12/2011

Se ha comprobado que los hombres homofóbicos manifiestan una excitación sexual en presencia de contenidos pornográficos gay. ¿Esta reacción confirmará la teoría de Freud de que las fobias están relacionados con los deseos más ocultos?

De acuerdo con el "padre del psicoanálisis", Sigmund Freud, nuestras actitudes más negativas, tal vez empezando por aquellas que manifiestan odio hacia algo o hacia alguien, están de algún modo relacionadas con nuestros deseos ocultos. Quizá por esto los hombres que mantienen una explícita aversión por la homosexualidad demuestran una estimulación mayor que aquellos que no tienen una postura negativa al ver hombres desnudos u hombres sosteniendo una relación sexual. De hecho, hace algunos meses reportamos en Pijama Surf que tres de los más populares activistas anti-gay resultaron ser, en su sombría intimidad, precisamente homosexuales.

Un estudio realizado en el Departamento de Psicología de la Universidad de Georgia, y sobre el cual también habíamos hablado ya en este sitio, demostró dicha premisa freudiana aplicada a la homofobia. Primero se les preguntó a los voluntarios, solo hombres heterosexuales, sobre su postura ante la homosexualidad, enfatizando su grado de comodidad o incomodidad encontrándose en compañía de otros hombres homosexuales. Con sus respuestas, dividieron a los sujetos en dos grupos, aquellos que denotaron rasgos homofóbicos y aquellos que no.

Posteriormente todos los voluntarios fueron expuestos a una sesión de tres videos porno, cada uno de cuatro minutos de duración. El primer video mostraba una escena de sexo entre un hombre y una mujer, el segundo una escena de sexo lésbico y el tercero una escena de sexo entre dos hombres. Mientras observaban los contenidos, a los sujetos de estudio se les instaló un dispositivo en el pene para medir el nivel de excitación sexual que manifestaba cada uno de ellos.

Mientras observaban los dos primeros videos, el coito heterosexual y lésbico, todos manifestaron un crecimiento en el volumen del pene. Ante el tercer video, sin embargo, solo el grupo de potenciales homofóbicos manifestó una excitación similar, a pesar de que al ser cuestionados negaron cualquier tipo de entusiasmo. Siguiendo los resultados, los investigadores determinaron que aquellos sujetos con aversión por la homosexualidad, paradójicamente, eran los únicos que se excitaban al presenciar un poco de gay porn.

Este experimento nos deja con al menos una pregunta inevitable: ¿Acaso los sentimientos de odio son una especie de amor pervertido por los miedos o los complejos psicoculturales?

[PsychologyToday]

Conecta con Pijamasurf