*

X

Estudiar medicina hace que las personas pierdan empatía

Salud

Por: pijamasurf - 06/21/2011

Estudio concluye que estudiar medicina, paradójicamente, hace que los estudiantes pierdan empatía por las demás personas, convirtiendo a la industria médica en un gremio fío y calculador que no considera importantes las emociones.

Pese al gran respeto que tradicionalmente se tiene por los médicos, en la práctica la medicina occidental se ha convertido —con sus excepciones— en una industria que prioriza las finanzas sobre la salud. Hace unas semanas reportábamos cómo cerca de 350 médicos en Estados Unidos recibieron más de 100 dólares de las farmacéuticas para promover sus medicamentos, en una especie de soborno. Tal vez esta conducta dominante en la industria médica tiene que ver con que el mismo sistema educativo que convierte a las personas en médicos calificados para recetar grandes cantidades de fármacos y tomar decisiones de vida o muerte hace que se pierda la empatía, esa cualidad humanizadora.

Según una investigación publicada en la revista Academic Medicine, estudiar medicina tiene profundos efectos negativos en el nivel de empatía de los estudiantes.  La investigación tomó en cuenta 18 estudios distintos que reportaron la misma tendencia. Contraintuitivamente, la disminución en el nivel de empatía de los estudiantes se da cuando empiezan a ver pacientes.

Aunque la mayoría de los estudios se basa en reportes de los estudiantes   —lo cual podría restarle validez científica al estudio— el hecho de que los mismos estudiantes manifiestan su pérdida de interés en los estados emocionales de los demás es altamente significativo.

Además del inicio de la práctica clínica, el otro factor en la pérdida de empatía fue el estrés personal, lo que coincide con estudios que sugieren que las personas en general sienten menos empatía cuando se sienten mal o están enfermos.

Según el estudio, son diversos los factores que contribuyen a la disminución de la empatía: el estrés del entrenamiento y los 'malos ejemplos'.

Generalmente en la medicina alópata occidental se considera que la empatía del médico es una cuestión menor, argumentando "¿qué prefieres, alguien que sea un buen médico o alguien que sea una buena persona?". Pese a la evidencia de que los factores anímicos son importantes en el tratamiento de un paciente (ahí está, por ejemplo, el éxito del placebo), casi siempre se relega a segundo plano el cariz emocional de las enfermedades.

El mismo estudio aclara que la empatía es importante en la medicina ya que se asocia con:

-pacientes reportando más sus síntomas y preocupaciones

- mayor precisión en el diagnóstico

- mayor participación del paciente y educación sobre su enfermedad

- mayor satisfacción del paciente

-mejora en la calidad de vida del paciente y reducción de estrés

[Mind Hacks]

Proyecto global ciudadano permite a las personas vigilar a las autoridades de manera segura y secreta con sus teléfonos celulares, creando una red participativa de monitoreo.

Vivimos en una sociedad hipervigilada, en  la que el Estado y las corporaciones recopilan enormes cantidades de información de los ciudadanos y monitorean sus movimientos al punto de que la privacidad se encuentra en peligro de extinción (en palabras del CEO de Facebook, la privacidad es parte de pasado). Y si bien, con la revolución tecnológica, es sumamente difícil dar marcha atrás a este espacio de vigilancia —gran parte del cual ocurre a través del internet y nuestros dispositivos móviles—, una de las cosas que se pueden hacer es vigilar a los que vigilan y se benefician de la información que obtienen vigilándonos. Apuntar "el ojo que todo lo ve" de regreso al Gran Heramno o a los espías que se sientan en la cima de la pirámide electrónica.

El proyecto OpenWatch empodera al ciudadano para justamente vigilar a las autoridades de forma anónima y expedita y establece un mecanismo dinámico de denuncia. Autodefinido como "un proyecto global participativo de contravigilancia que usa telefónos celulares como una vía de monitorear a las autoridades", OpenWatch cuenta con una suite de aplicaciones que permiten una grabación secreta con dispositivos móviles y un upload anónimo del material a un servidor remoto. Después de la transmisión segura de los datos, el equipo de OpenWatch revisa el material, remueve cualquier información que pueda revelar la identidad del usuario y sube el material a su sitio web (y si considera que es importante lo sube a su blog). OpenWatch está dispoible de manera gratuita tanto para Android como para iPhone.

Recientemente MSNBC notó en Estados Unidos una tendencia de arrestos por filmar a la policía; actualmente Apple se encuentra trabajando en una patente de tecnología infrarroja que desactiva la cámara del iPhone; no sería del todo extraño que veamos cada vez en el futuro medidas que impidan la vigilancia ciudadana. En este sentido, la tecnología que provee OpenWatch es altamente oportuna.

[OpenWatch]