*

X

Nuevo trend: Ganja Yoga, una forma híbrida de elevación espiritual

Por: pijamasurf - 04/22/2011

Una nueva tendencia surge en Estados Unidos y Canadá: fumar marihuana antes de hacer yoga para sensibilizarse a las prácticas de esta gimnasia espiritual

Después del yoga para perros (el doga), el yoga hip-hop, el yoga para mujeres embarazadas y demás tendencias, ha surgido el ganja yoga, que incorpora fumar marihuana antes de hacer las asanas del yoga, para potenciar y sensibilizar a los practicantes.

"Cuando estás puesto, puedes enfocarte mejor en la respiración", dice Dee Dusault, que da clases de ganja yoga en su estudio en Toronto. "Es como una versión del yoga en dub".

Dussaault, que promueve el ganja yoga abiertamente pese a que la marihuana está prohibida en Toronto, cobra 15 dólares por clase e invita a un músico a tocar durante la sesión para viajar a sus clientes. Después de la clase ofrece munchies -nueces, fruta, té. Las reglas de sus sesiones son que los participantes deben de traer su propia mariuana y no se puede vender o "gorronear" ganja. La maestra también intenta conocer a los alumnos antes para determinar si sólo quieren ir a la clase para fumar ganja.

El B.C. Compassion Club Society en Vancouver también ofrece sesiones de yoga para aquellos que usan la marihuana médica. Lo mismo ocurre en Californiay en Colorado donde algunos de los ganja yogis prefieren comer el cannabis para que el efecto sea más largo y esté distribuido con menos crestas y valles.

Por otra parte algunos puristas del yoga critican esta tendencia como una moda que desvirtúa la verdadera espiritualidad del yoga y los preceptos de la salud, del cuerpo como templo.

Más información The Globe and Mail

13 majestuosas fotografías de la Tierra desde el espacio exterior

Por: pijamasurf - 04/22/2011

Evolución cenital de conciencia: observar la Tierra desde el espacio es un ejercicio terapéutico que nos permite dimensionar la magia y riqueza que dan vida a nuestro planeta.

Una mezcla de orgullo cósmico y amor planetario resulta de la observación de la Tierra desde el espacio exterior. Y aunque sabemos con certeza que “como es arriba, es abajo”, es decir que a fin de cuentas nosotros somos por si solos un microcosmos, no por ello este ejercicio deja de generar una emotiva hipnosis tras acceder a estas majestuosas vistas (el masaje está en el paisaje).

En esta selección de imágenes verás desfilar islas, amaneceres, auroras boreales, desiertos, ciudades, ríos, volcanes, entre otros, todos ellos personajes protagónicos de la grandeza planetaria que nos fue concedida bajo el compromiso de protegerla, de gozarla, e incluso más allá, de encarnarla. Sin duda el canal más accesible, y tal vez el más propicio, para entablar un diálogo con nuestra porción de divinidad, es a través de la interacción con nuestro entorno natural.

Y con la esperanza de construir un hiperestético recordatorio sobre la mágica condición de nuestro planeta, es que en Pijama Surf decidimos compartirte este paseo terrastral por los espejos sagrados que a fin de cuentas todos llevamos dentro (a pesar de los esfuerzos pseudoeducativos por convencernos de que la humanidad es algo aparte del resto de la naturaleza). Evolución central de conciencia, a través e la mirada también puede accederse a la gran fiesta del cosmos…

El sol baña de texturas doradas el Océano Atlántico frente al Cabo Cod, en Massachusetts.

 

Sublime atardecer sobre el oeste del continente africano.

 

Majestuosa vista de la isla italiana de Sicilia, rodeada del Mar Mediterráneo.

 

Vista interior de una aurora boreal sobre Nueva Zelanda (aurora ourobórica).

 

Eñ Glaciar de San Quintín, en la Patagonia, al sur de Chile.

 

El imponente Río Nilo serpentea sobre la superficie terrestre.

 

El volcán manam, uno de los más activos e la exuberante isla de Papúa Nueva Guinea.

 

La costa este de España donde se pueden apreciar la isla e Mallorca y la ciudad de Barcelona.

 

La ciudad de Moscú como un pulso fragmentado de luz.

 

El desierto de Somalia, al oeste de KalabaydhImage, emerge como una especie de herida sobre la superficie.

 

El Río San Francisco en Brasil aparece como un paisaje de cuento de hadas trazado con un pincel acuático.

 


Reflejo solar sobre el Mar Caspio, como un suspiro dorado de la conciencia planetaria.

 

* Imágenes cortesía de ESA / NASA