*

X

Nuevo trend: Ganja Yoga, una forma híbrida de elevación espiritual

Por: pijamasurf - 04/22/2011

Una nueva tendencia surge en Estados Unidos y Canadá: fumar marihuana antes de hacer yoga para sensibilizarse a las prácticas de esta gimnasia espiritual

Después del yoga para perros (el doga), el yoga hip-hop, el yoga para mujeres embarazadas y demás tendencias, ha surgido el ganja yoga, que incorpora fumar marihuana antes de hacer las asanas del yoga, para potenciar y sensibilizar a los practicantes.

"Cuando estás puesto, puedes enfocarte mejor en la respiración", dice Dee Dusault, que da clases de ganja yoga en su estudio en Toronto. "Es como una versión del yoga en dub".

Dussaault, que promueve el ganja yoga abiertamente pese a que la marihuana está prohibida en Toronto, cobra 15 dólares por clase e invita a un músico a tocar durante la sesión para viajar a sus clientes. Después de la clase ofrece munchies -nueces, fruta, té. Las reglas de sus sesiones son que los participantes deben de traer su propia mariuana y no se puede vender o "gorronear" ganja. La maestra también intenta conocer a los alumnos antes para determinar si sólo quieren ir a la clase para fumar ganja.

El B.C. Compassion Club Society en Vancouver también ofrece sesiones de yoga para aquellos que usan la marihuana médica. Lo mismo ocurre en Californiay en Colorado donde algunos de los ganja yogis prefieren comer el cannabis para que el efecto sea más largo y esté distribuido con menos crestas y valles.

Por otra parte algunos puristas del yoga critican esta tendencia como una moda que desvirtúa la verdadera espiritualidad del yoga y los preceptos de la salud, del cuerpo como templo.

Más información The Globe and Mail

Feliz suicidio: países con altos niveles de felicidad también tienen altos índices de suicidio

Por: pijamasurf - 04/22/2011

¿Cuál es la relación posible entre altos niveles de felicidad en países con altas tasas de suicidios? ¿La felicidad ajena mata o este supuesto nivel de alegría es en realidad un simple espejismo?

En un proyecto de investigación conjunto entre Estados Unidos y Reino Unido, los científicos hallaron que, paradójicamente, algunos de los países que reportan mayores niveles de felicidad también reportan altas tasas de suicidios entre la población. Este mismo fenómeno se repitió a escala nacional dentro de territorio estadounidense, en donde las entidades más "felices" también son las más suicidas. Canadá, Estados Unidos, Suiza, Irlanda, e Islandia, indican niveles de felicidad relativamente altos pero también destacan entre los primeros lugares de suicidios.

Una de las teorías apunta a ciertos rasgos scoioculturales que estas naciones compartan, sin embargo, al interior de Estados Unidos se puede hablar de una constante cultural más o menos compartida entre sus cincuenta estados y aún así este patrón sigue detectándose. Por ejemplo Utah, entidad que ocupa el primer lugar en satisfacción de vida también se ubica en el lugar nueve (de cincuenta) en la tasa de suicidios. En contraste tenemos a Nueva York, que si bien se ubica en el lugar 45 de satisfacción existencial, tiene el más bajo índice de suicidios en el país.

Lo anterior nos hace especular diversas explicaciones para entender este paradójico fenómeno. Una es que la metodología para levantar estos índices tenga algún vicio aún no detectado (tal vez la honestidad con que responden los encuestados). Otras, tal vez más compleja, es que el hecho de que la mayor parte de la población experimente una felicidad genuina, dentro de un área geo-cultural delimitada, provoque que aquellos que no logran subirse al tren de la felicidad experimenten una profunda frustración y ello los lleve a extremos como el del suicidio.

[UPI]