*

X

iPad de 8 millones de dólares con huesos de Tiranosaurio Rex, oro, diamantes

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/17/2011

El iPad más caro del mundo, diseñado por Stuart Hughes, tiene incrustaciones de oro, plata, diamantes, ammolita y huesos de Tiranosaurio Rex

Ante el enajenamiento masivo por los gadgets y la cultura del luxury design -donde tener lo más caro te hace el mejor-, no es extraño que alguien haya inventado este ridículamente caro iPad 2, que se vende por 8 millones de dólares. El iPad 2 Gold History Edition diseñado por Stuart Hughes, el famoso "tuneador" de objetos de lujo para personas con enormes cantidades de dinero, mal gusto y poca imaginación para gastarse su dinero, es el último de estos objetos de hipelujo que apelan a personas estilo Puff Daddy o Jennifer Lopez.

Esta tableta, que su diseñador describe como el gadget supremo, tiene 12.5 kilates de diamante (incluyendo uno de  8.5 en el reverso del iPad rodeado de otros 12 diamantes incrustados en platino), 24 kilates de oro mezclados con paladio, plata, zinc; incluye 57 gramos de astillas de hueso de Tiranosaurio Rex amoldados a 700 gramos de ammolita, un material formado hace 75 millones de años, cuando los dinosaurios gobernaban el mundo.

[Stuart Hughes]

El diario LA Times advierte que Facebook ha comenzado una masiva estrategia de comercialización basada en utilizar su gigantesca base de datos para ofrecer publicidad personalizada a diversos anunciantes.

Luego de más de siete años concentrándose en ser la plataforma social más cool de internet, y tras un intento fallido en 2007 por capitalizar su base de datos, Facebook esta listo para capitalizar tu información (o mejor dicho la suya pues al aceptar sus términos le cediste los derechos comerciales de todo lo que publicas en tu perfil) frente a ávidos anunciantes que están sedientos por dirigir publicidad cuasi-personalizada a los más de 600 millones de usuarios que tiene esta red social alrededor del mundo. Hace cuatro años, en su primer intento serio por traducir la monumental cantidad de información personal que guarda en sus archivos Facebook termino por verse en líos legales. En los años posteriores, y ya con la experiencia previa, la red social más grande del mundo ha encontrado vías legales para afinar su negocio. El sistema de anuncios Facebook Ad le implicó a la compañía ganancias por mil millones de dólares en 2009, mientras que al año anterior esta cifra se duplicó, algo que según los analistas volverá a suceder en 2011, es decir, se prevén ganancias de alrededor de cuatro mil millones de dólares para Facebook al cierre de este año.

Durante sus primeros años Facebook se dedicó simplemente a mejorar su interfase y a multiplicar sus servidores con el fin de captar a un mayor número de usuarios registrados. Y al parecer la estrategia no fue mala pues a pesar de que en su momento los inversionistas externos presionaron para que se enfatizara más en la comercialización, lo cierto es que ahora su base de datos representa sin duda el más suculento manjar para la industria publicitaria de internet, la cual por cierto ahora ha multiplicado exponencialmente su presupuesto (tan solo en Estados Unidos se invertirán 26 mil mdd este año en medios digitales).  "Si echas un vistazo la historia de los medios, el dinero de la publicidad va a donde van las miradas" advierte al LA Times Lou Kerner, analista para Wedbush Securities, “Si miras hoy a Google con una ganancia anual de $29,000 mdd no es difícil contemplar que Facebook estará ahí dentro de cuatro o cinco años” añade. Y tomando en cuenta a los más de 600 millones de usuarios que dedican en promedio siete horas mensuales a compartir fotos, actualizar su status, comentar en perfiles de amigos, o simplemente divagar a través de Facebook, es fácil entender el potencial monetario que tiene delante de sí esta compañía.

El único problema para Facebook dentro de esta explosiva bonanza son los serios predicamentos éticos que implica el utilizar información personal de tus usuarios para ofrecerles a las marcas la posibilidad de dirigir sus anuncios solo a aquellos que al parecer están explícitamente interesados o que cumplen claramente con el perfil de un potencial consumidor para sus productos y servicios. ¿Nunca te has preguntado por que en la columna derecha de tu perfil o página aparecen anuncios ligados a los intereses, películas, música, u otras particularidades que has compartido en Facebook? La respuesta es simple. Utilizan tu información y la venden al mejor postor. Y al parecer legalmente ya no habrá complicaciones para esta red social pues de hecho tu accediste a ceder los derechos comerciales de absolutamente todo lo que publicas allá arriba a esta compañía.

Hace unos meses publicamos en Pijama Surf una nota con las 6 razones que exponía el editor de la edición británica de la legendaria revista Wired para no estar en Facebook, La razón número unote David Rowan se refería precisamente al uso que esta red da a la información que tu le provees. “Facebook existe para facturar dinero vendiendo a los anunciantes la información que necesitan para tener mayor precisión en sus mensajes publicitarios a la hora de acercarse a ti. Esto explica las interminables y lúgubres políticas de privacidad que los usuarios debemos de aceptar para utilizar estas herramientas digitales. Por eso es que Facebook cada vez hace más inalcanzable el entendimiento de que es exactamente lo que te esta solicitando a cambio de que seas admitido en su comunidad. Actualmente las políticas de privacidad de Facebook superan en extensión a la propia Acta de Constitución estadounidense, al haber crecido de 1,004 palabras en 2005 a 5,830 el día de hoy. Su fundador, Mark Zuckenberg alguna vez bromeó diciendo ‘esos estúpidos que confían en mí’ refiriéndose a los más de 500 millones de miembros de Facebook” escribimos en ese entonces, mientras que Rowan remataba “Yo admiro el negocio que Zuckenberg ha construido, pero no, no confío en él”.

En su defensa Facebook alega que no comparte información con sus anunciantes que les permitiese identificar a individualmente a usuarios sino que simplemente filtra a sus millones de miembros de acuerdo a variables como ubicación geográfica, edad, género, e intereses. Pero en si e ha confirmado que cualquier información que un usuario publica –sus pasatiempos, sus status, o cualquier cosa que publica en su muro- son parte del juego para el ad targeting. Y luego de la experiencia que tuvieron en 2007, cuando su programa de anuncios Beacon se dedicó a vender la información de los usuarios al mejor postor por lo cual tuvo que enfrentar una demanda masiva, Facebook parece estar procediendo con mayor cautela. David Fischer, vicepresidente de publicidad y operaciones globales de la compañía, firma que Facebook presenta anuncios que son relevantes para la vida de los usuarios (lo cual en términos diplomáticos quiere decir que debiésemos estar agradecidos con FB por vender nuestra información a anunciantes). “Esta es una oportunidad para las marcas de conectar contigo. Cuando a alguien le gusta una marca están construyendo una conversación bidireccional, creando una relación viva” afirma Fischer.

Mientras tanto, como mencionamos anteriormente, Facebook se prepara para llevarse una buena porción de los $26,000 millones de dólares que serán destinados a publicidad en-línea solo en Estados Unidos. Recientemente se ha anunciado la incorporación de algunas e las mayores marcas el mundo a la cartera de anunciantes en Facebook, entre ellas American Express, Coca Cola, y Starbucks. En febrero pasado más de una tercera parte de los anuncios en internet para usuarios estadounidenses pasaron por FB. Gracias a esto es que las acciones de la más grande red social de internet pasaron de ostentar un valor aproximado a los $10,000 mdd en 2009, a los $50,000 en diciembre de 2010 (y también gracias a la intervención del grupo financiero más sombrío del planeta, Goldmansachs) y ahora esta cifra oscila entre los $55,000 y los $70,000 millones de dólares.

Y bueno, una vez que hemos sido advertidos de esta gran campaña que ha iniciado Facebook para monetizar nuestra información, más nos vale aprovechar profundamente las horas que le dedicamos a esta plataforma ya que ellos, sin duda, están aprovechando nuestra presencia ahí en forma espectacular, y el hecho de que sean dueños de nuestra información podría generarnos serios dolores de cabeza en un futuro próximo…