*

X

iPad de 8 millones de dólares con huesos de Tiranosaurio Rex, oro, diamantes

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/17/2011

El iPad más caro del mundo, diseñado por Stuart Hughes, tiene incrustaciones de oro, plata, diamantes, ammolita y huesos de Tiranosaurio Rex

Ante el enajenamiento masivo por los gadgets y la cultura del luxury design -donde tener lo más caro te hace el mejor-, no es extraño que alguien haya inventado este ridículamente caro iPad 2, que se vende por 8 millones de dólares. El iPad 2 Gold History Edition diseñado por Stuart Hughes, el famoso "tuneador" de objetos de lujo para personas con enormes cantidades de dinero, mal gusto y poca imaginación para gastarse su dinero, es el último de estos objetos de hipelujo que apelan a personas estilo Puff Daddy o Jennifer Lopez.

Esta tableta, que su diseñador describe como el gadget supremo, tiene 12.5 kilates de diamante (incluyendo uno de  8.5 en el reverso del iPad rodeado de otros 12 diamantes incrustados en platino), 24 kilates de oro mezclados con paladio, plata, zinc; incluye 57 gramos de astillas de hueso de Tiranosaurio Rex amoldados a 700 gramos de ammolita, un material formado hace 75 millones de años, cuando los dinosaurios gobernaban el mundo.

[Stuart Hughes]

Tus próximas vacaciones al mar podrían ser en una plataforma de petróleo abandonada

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/17/2011

Diseñadores plantean posibilidad de transformar plataformas petroleras abandonadas en complejos vacacionales

Elefantes negros flotando inútilmente en el mar, un importante número de plataformas de petróleo yacen abandonadas en los océanos de nuestro planeta. Estas estructuras gigantes han sido acondicionadas para que las personas vivan y trabajen ahí,  sólidamente ancladas al oceáno.  Para darle un uso a estas plataformas una de las mejores ideas puede tener que ver con convertirlas en residencias privadas o de renta vacacional.

Los diseñadores malayos Ku Yee Kee y Hor Sue-Wern han diseñado un proyecto que explora la posibilidad de vivir en una plataforma petrolera. La población general podría vivir sobre el agua mientras que investigadores podrían trabajar en laboratorios submarinos.

Aunque quizás para muchas personas no suena muy atracativo gastar miles de dólares en una estancia en una plataforma petrolera y nadar en zonas alguna vez tóxicas, quizás con una nueva veta de turismo distópico o turismo pirata (donde se podrían crear zonas autónomas), no sería del todo indeseable.

[io9]