*

X

Ninjas de Tesla: hombres emiten relámpagos de sus cabezas (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 02/04/2011

Los "Lords of Lightning" utilizan bobinas de Tesla para emitir espectaculares relámpagos de luz violeta de sus manos y cabezas

Como si hubieran aprendido a domar los secretos de la eterna electricidad inalámbrica, el sueño del más grande inventor de la humanidad, Nikola Tesla, estos performanceros en el festival australiano  Big Day Out emiten rayos eléctricos violetas de sus cuerpos y cabezas para el azoro de los hipsters (y de nosotros). El secreto de los "Lords of Lightning" son las bobinas (coils) de Tesla, sobre las cuales se apoyan. Cuando se genera una corriente alterna en la bobina más pequeña se crea un campo magnético que induce corriente en la bobina más grande.

El masivo voltaje generado por la bobina de Telsa convierte las moléculas de aire en iones cargados, permitiendo que la corriente fluya por el aire. Esto es similar a lo que se cree ocurre en la naturaleza cuando se producen ralámpagos.

El traje conductor de los amos del relámpago, que consta de pequeñas conexiones metálicas, los protege del voltage.  La electricidad corre a través del traje y no de sus cuerpos y se descarga en las manos y en la cabeza.

 

Feliz cumpleaños Kurt Cobain (cuando Cobain conoció a William Burroughs e hicieron un disco)

Arte

Por: pijamasurf - 02/04/2011

Poco antes de que Kurt Cobain se suicidara, conoció a su héroe literario, William S. Burroughs, con quien colaboró en el disco "The Priest They Called Him"

Para recordar a Kurt Cobain, quien creara en Nirvana una de las bandas más significativas de los noventa -surtidor de la violenta melancolía del grunge-, rescatamos la brillante colaboración que tuvo con el escritor beat William Burroughs (con quien entre otras cosas compartía una afición a la heroína). Cobain y Burroughs grabaron en una colaboración postal el disco "The Priest They Called Him", donde los riffs de guitarra de Cobain caen en abismos melancólicos y la voz de Burroughs crea una sórdida narrativa para guíar el viaje.

En octubre de 1993 Kurt Cobain condujó a Lawrence, Kansas, para conocer a su ídolo William S. Burroughs. Conversaron varias horas pero aparentemente no de drogas, según Burroughs, quien dijo "algo no está bien con ese chico; frunce sin razón alguna".

Burroughs describió  así el encuentro: "Cobain fue muy tímido y muy educado, y obviamente disfruto del hecho de que yo no estaba asombrado de conocerlo. Había algo en él fragil y seductoramente perdido. Fumó cigarros pero no bebió. No hubo drogas. No le llegue a enseñar mi colección de pistolas".

Burroughs le envió este collage para el que iba a ser el último cumpleaños de Cobain, el 20 de febrero de 1994.

El 5 de abril de 1994 Cobain se suicidó disparándose con una escopeta, regresando al Gran Útero de forma intempestiva.