*

X
Tienen al menos 70 millones de dólares y aún no alcanzan los 30 años; estos diez jóvenes hicieron de internet una mina de oro gracias a proyectos como Wordpress, Facebook, Firefox y Mashable

Desde el los inicios de la era internetera comenzaron a surgir increíbles historias de éxito comercial, veinteañeros y adolescentes, en su mayoría geeks, que comenzaron a fundar exitosas plataformas y a monetizar su creatividad binaria gracias a la explosividad que ha caracterizado esta etapa. Programadores, bloggers, y emprendedores que conseguían considerables fortunas sin dejar a un lado sus tenis converse, sus patinetas, o incluso sus pijamas. En un principio estas míticas pero tangibles historias de éxito se tradujeron en un estimulante motor para la población juvenil que permitía dimensionar el potencial de los nuevos tiempos. No había que estafar a miles de personas, tener títulos en prestigiadas universidades, y ni siquiera utilizar un traje Hugo Boss y una falsa pero permanente sonrisa para seducir a potenciales clientes. Simplemente se trataba de un tablero nuevo para jugar, donde las reglas no estaban escritas, y al parecer aquel que fusionará la creatividad, el entendimiento frente a lo que las nuevas tendencias sociales necesitarían para consumar su nueva identidad colectiva, y una habilidad para traducir en código la idea resultante de los dos factores anteriores, tendría las puertas abiertas para hacer historia, para acumular una buena cantidad de millones de dólares, y/o para incidir en el rumbo de la sociedad contemporánea.

Lamentablemente esta bonanza digital también se manifestaría como un suculento platillo para alimentar una de las frecuencias más bajas a las que puede acceder el ser humano: la desmedida ambición económica. El lado obscuro de estos legendarios casos de éxito es un afán masivo por comercializar a través de la Red y por intentar decodificar los patrones psicosociales que emanan de esta nueva tecnología con un simple fin: incentivar el consumo de productos y la venta de servicios, además de generar un halo, ciertamente vulgar, de aspiración, compuesto por miles de jóvenes alrededor del mundo que sueñan con hacerse millonarios a través de internet, como si eso fuese en sí un fin interesante para la existencia de una persona.

Pero más allá de esta dualidad presente en el fenómeno de los jóvenes millonarios de internet, aún sigue siendo interesante, desde una perspectiva de antropología digital, enterarse de estos casos, algunos de ellos francamente admirables y otros más bien sesgados hacia la sombría naturaleza de la fortunas tradicionales. En Pijama Surf te presentamos la lista de los veinteañeros multimillonarios que constituyen la “tercera” generación de acaudalados mavericks de la red, detrás de la ahora vieja guardia que estuvo conformada por gente como Bill Gates, Steve Jobs, y Jeff Bezos, icónicos personajes de la `primera generación, y de gente como Larry Page y Sergei Brin, fundadores de Google o Chad Hurley y Steve Chan, creadores de YouTube.

10. Pete Cashmore (24 años - 70 millones de dólares)

CEO y fundador de mashable.com, sitio con más de 10 millones de lectores mensuales.

9. Nat Turner (26 años - 70 millones de dólares)

Turner vendió su sitio Invitemedia, dedicado a la venta de publicidad y las subastas, a Google por 81 mdd de los cuales 70 fueron a dar a sus bolsillos.

8. Angelo Sotira (29 años - 75 millones de dólares)

Cofundador en el año 2000 de DeviantArt la popular comunidad de fotógrafos, artistas y diseñadores.

7. Naveen Selvadurai (28 años - 80 millones de dólares)

Fundador de Foursquare, una empresa que creó una red social en la que los miembros acumulan puntos para hacerse acreedores a descuentos y promociones, y la cual logró grandes contratos con compañías Nokia, Sun Microsystems y Sony.

6. Gurbaksh Chahal (28 años - 100 millones de dólares)

Chahal es el CEO y fundador de gWallet, cuya empresa se dedica a “vincular los anunciantes y desarrolladores y ayudarles a llegar a los consumidores en el momento adecuado”.

5. Blake Ross (25 años -  150 millones de dólares)

Ross es el creador del popular navegador Mozilla Firefox, que en pocos años se convirtió en el protagonista de ese rubro del mercado digital.

4. Matthew Mullenweg (26 años -  250 millones de dólares)

Uno de los fundadores de Wordpress, plataforma que brinda software y recursos a millones de blogueros con una filosofía de opensource y en la cual, por cierto, Pijama Surf esta construido.

3. Andrew Mason (29 años -  600 millones de dólares)

Fundador del sitio Groupon, sitio dedicado a enviar cupones de ofertas a todos sus subscriptores.

2. Dustin Moskovitz (26 años -  1,400 millones de dólares)

Cofundador de Facebook, ahora tiene una nueva apuesta llamada Asana, empresa dedicada a fabricar software para ayudar a las personas a trabajar coordinadamente en equipo.

1. Mark Zuckerberg (26 años -  6,900 millones de dólares)

Famoso por su personalidad poco simpática y por ser el creador de la red social más popular del mundo, Facebook, Zuckerberg es una celebridad digital ya consagrada y a la vez poco querida.

El ataque informático a los servidores de WikiLeaks que dicha organización ha denunciado a través de Twitter ocurre justo cuando se preparan para liberar un compremetedor archivo de cables diplomáticos

No hay que ser muy perspicaz para intuir quienes podrían estar detras del ataque informático contra los servidores de WikiLeaks que hace unos momentos denunció esta organización a través de su cuenta de Twitter. En el último año WikiLeaks se ha convertido en una de las más molestas iniciativas para diversos gobiernos, entre ellos algunos europeos, el de Israel, y por supuesto, el estadounidense. En cierto sentido esta organización, dedicada a reunir documentos clasificados y luego filtrarlos a través de su sitio en internet para denunciar actos denigrantes e ilgales por parte de diversos países dentro de sus estrategias políticas y militares, ha declarado la guerra a varios gobiernos y parece que ellos han oficialmente aceptado dicha declaración y comenzado a implementar una serie de recursos sucios para afectar la operación y la imagn de WikiLeaks.

Este ataque contra los servidores de WikiLeaks ocurre justo cuando la organización se prepara para publicar una larga lista de cables diplomáticos del gobierno estadounidense que prometen contener información relevante. Incluso el gobierno de Estados Unidos ha advertido a diversas naciones sobre la información que esta por revelarse y que podría enfadar a más de un aliado estadounidense. Mientras tanto, después de denunciar el ataque informático en Twitter, WikiLeaks advirtió que incluso si su sitio no puede operar debido a esto existen importantes medios que replicarán parte de estos cables diplomáticos, entre ellos Der Spiegel, en Alemania, Guardian en Inglaterra, El País en España, y el New York Times en Estados Unidos.