*

X
La sublime fragilidad de la geometría se manifiesta en la coqueta intimidad de los copos de nieve; estructuras fractales suspendidas en el aliento de la naturaleza

Como elementos que desfilan en un sueño de translúcida matemática, las estructuras fractales de los copos de nieve son uno de los más refinados representantes de la estética natural. La pulcra intimidad microscópica de este fenómeno ha cautivado la mirada humana a lo largo de nuestra historia, y su gélida geometría nos recuerda que un pensamiento divino también puede ser suspendido para admirarse.

A pesar de incluirse entre los elementos cliche que representan la belleza o la pureza, los copos de nieve o crisantemos mantienen una cierta elegancia que parece estar más allá del abuso de sus representaciones en la cultura contemporánea. En un largo trabajo científico pero que podría equipararse a una disciplinado camino espiritual, el profesor de física del California Institute of Technology, Kenneth Libbrecht, ha dedicado los últimos once años de su vida a retaratar copos de nieve con la ayuda de un foto microscopio, y en Pijama Surf hemos decidido presentarte algo de los frutos geométricos que ha recolectado a lo largo de este tiempo:

Los copos de nieve son conglomeraciones de hielo congelado que aterrizan tras haber atravesado la atmósfera terrestre.

Las complejas formas geométricas que los distinguen se van desarrollando mientras atraviesan distintos planos de temperatura y humedad.

El hecho de que sean completamente influenciables por el entorno, como diminutos espejos abiertos, provoca que sea imposible hallar dos copos de nieve con estructuras iguales. En este sentido la "unicidad" se suma a su ya de por si naturaleza hiperpoética.

El lenguaje cliche utiliza a los copos de nieve para representar la temporada navideña o el invierno, sin embargo en un plano más profundo, estas entidades geométricas representan una proyección de la pureza del espíritu que ha sido trabajado a lo largo del año que termina con la temporada invernal.

Su naturaleza geométrica y translúcida los hace poseedores de dos de las cualidades estéticas más místicas.

La formación hexagonal nos habla de un proceso de formación estable que no requirió demasiada cantidad de energía.

Imágenes via Telegraph

La araña conocida como Tejedora del Orbe Dorado tiene el tamaño y habilidad suficientes, como lo muestran estas imágenes, para atrapar y devorar pájaros

Hace tiempo fueron captadas unas increíbles fotografías que muestran la escena en la que una araña conocida con el sugerente nombre de "tejedora del orbe dorado" (Golden Orb Weaver) se alimenta de un pájaro pinzón de pecho castaño Mannikin. Las imágenes fueron obtenidas en un jardín de Queensland, en Australia, por un aficionado a la observación de los fenómenos naturales. La "aúrea tejedora de orbes" o "tejedora del orbe de seda dorada" , además de tener un nombre que parece salido de las antiguas dinastías chinas, se carcteriza por una telaraña multiproteínica, escrita con pautas zigzageantes (stabilamenta).

Su nombre proviene del color de sus textos, de la filigrana brillante de sus telas teñidas por el sol, y no del color de su cuerpo. Es raro que estás arañas atrapen pájaros, normalmente se alimentan de insectos grandes, pero estas fotos demuestran que tienen la habilidad y tamaño suficientes para victimar animales mucho mayores a sus propias dimensiones.La Tejedora del orbe Dorado es famosa por su destreza para hilvanar redes de gran fortaleza que pueden fácilmente soportar el impacto de un pájaro en vuelo que aterriza en el portal geométrico que emana de su telaraña, como el espejo de John Dee.

Joel Shakespeare, quien encabeza el área decicada a los arácnidos del Parque Australiano de Reptiles, afirma que las "tejedoras del orbe dorado" llegan a alcanzar el tamaño de la mano de una persona adulta, aunque los ejemplares de las regiones tropicales del norte australiano pueden llegar a superar esas dimensiones. "No se comerá el pájaro completo. Usa su veneno para desprender los trozos que comerá y el resto quedará como una parcela alimenticia para los próximos días" afirma Shakespeare.

via Raramour