*

X
Los machos 'Maratus Volans' muestran un irresitible abdomen arcoiris para seducir a las hembras, y, a través del color, conquistar la multiplicación de sus genes.

No sólo las aves seducen a través de un apéndice de colores, ya sea penacho, cola, u otra protuberancia emplumada, las arañas saltarinas pavorreal tambiñen utilizan un deslumbrante addendum para cortejar a las hembras. Hasta el hombre usa la ropa como accesorio para efectuar esta seducción de estética prostética.

La araña 'Maratus Volans’, endógena de Queensland, Australia desprende una capa que cubre su abdomen para apantallar las hembras con su traje brillante de colores y llamarlas a la cópula. Microsofisticación de estos arácnidos que miden apenas entre cuatro y cinco milímetros (10 cabrían en una uña). Sin embargo, dentro de su mundo microcósmico, su danza es un espectáculo portenetoso.

Los 'Maratus Volans' muestran sus ab's arcoiris a todas las hembras que pueden y se reproducen con todas las que pueden, esparciendo su semilla a través del magnetismo de su color y diseño. En el caso de estas arañas, las que tienen los mejores diseños en el abdomen, los mejores bio tatuajes, son las que más consiguen reproducirse, lo cual funciona a la vez como una especie de eugenética, puesto que aunque se reproducen con cualquier araña, sus genes estéticamente superiores son los que avanzan a la siguiente generación por sobre los de los demás machos con diseños poco llamativos. Aunque parece que es una especie de reality de fashion, esta es la caleidoscópica madeja que teje la naturaleza, siempre aflorando al máximo la biodiversidad con su prinicipio básico y mágico de recrearse: la ley de la atracción.

Contra todo azar: amiba unicelular construye una elegante residencia

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/17/2010

Misteriosamente la amiba Difflugia coronata es capaz de construir una sofisticada casa sin tener un sistema nervioso y con un sola célula.

Sin poder ser explicado la amiba Difflugia coronata, que cuenta solo con una célula y no tiene sistema nervioso construye una compleja casa.

En el libro Built By Animals, Mike Hansel se pregunta:

¿Cómo está criatura unicelular construye una casa tan elegante? La verdad, no sabemos. La única información que tenemos al momento es la descripción de lo que podemos observar. Una Difflugia inidvidual se mueve en el espacio, cargando su cobertura. Al hacer esto, o sólo engulle partículas de comida sino también granos de arena que se aumulan adentro de la ameba como una pelota grande. Cuando el tiempo de reproducción llega, el núcleo de la amiba replica su ADN para crear un núcleo completo. El citoplasma (el material corporal) entonces se empieza a dividir, un núcleo entrando a cada mitad, para formar dos organismos independientes. Uno de los cuales heredera la casa existente, pero el otro se lleva la pelota de piedras del citoplasma. Mientras los organismos son creados, estas piedras se mueven a la superficie y se configuran como una nueva casa.

"Ese último enunciado puede sonar terriblemente insatisfactorio. Es como el truco mágico que te deja queriendo saber como fue hecho y no disfrutar del momento, pero simplemente no tenemos la información".

Es un poco como esta idea que planteaba de que por puro azar un huracán construyerá la Torre Eiffel, o que una computadora escribiera una obra de Shakespeare. Pero la amiba Difflugia Coronata construye una casa sin tener ningún tipo de sistema nervioso en el cual podría ejecutar un programa genético complejo como esta casa, que podría atraer a los más sofisticados connoisseurs de la arquitectura moderna y que cuenta con 8 picos protectores, una puerta y una esfera amalgamada de cientos de piedras. ¿Quién no quisiera vivir ahí, en esa micro castillo espacial, caparazón ciberpunk?

Vía The Generalist