*

X

La Agencia de Inteligencia de Facebook estrena Places: ahora todo el mundo podrá saber en dónde estás

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 08/19/2010

Nueva aplicación de Facebook comparte peligrosamente tu ubicación espacial; el sueño en la mente artificial de Big Brother se materializa sutilmente.

Por si no fuera suficiente compartir toda tu información con el internet, tus fotos y comentarios, ahora Facebook ha instalado Facebook Places, una aplicación basada en geotagging, en la que se transmite tu ubicación espacial a tus amigos. Las personas con las que estés conectado pueden transmitir tu locación en su propia página si te etiquetan en sus actualizaciones de locación. Así que si tu caes en el fácil truco de querer presumir a un par de amigos que estás en un caro restaurant o algo así, alguien te puede taggear y republicar en su muro tu ubicación. Y como la mayoría de las personas no han ajustado sus settings de privaciad, por default cualquier persona puede ver su muro, o sea que potencialmente estarías transmitiendo a todo el mundo el lugar dónde estás.Si bien esto es algo que aparece en algunas fotos publicadas vía teléfono móvil, esto podría llegar a un nivel masivo y tener un alcance mucho mayor. Pronto, no lo dudes, cada post que hagas desde tu móvil podría traer un geotag incluido.

Esto evidentemente corre el riesgo de transmitir información que puede ser inconveniente para tu vida social, que tu novia se entere de dónde estás cuando le habías dicho que estabas en otra parte (porque tú o alguno de tus amigos publicó un geo-tag, etc.), que tu acosador te pueda seguir por todas partes o que alguna organización criminal tome nota. Pero sobre todo, está aplicación que Facebook copia de la red social FourSquare, le otorga más data y más poder a esta ambiciosa empresa: no sólo sabe con quién hablas, qué dices, qué te gusta, qué tienes en común con ciertas personas, ahora sabrá qué haces, a dónde vas y con quién (el sueño de la policía). No sólo es una mina de oro comercial, una base de datos ideal para neuromarketing, marketing personalizado y marketing por ubicación física, etc., es una mina de oro para la ingeniería social, para moldear y formar modelos de la sociedad que se mueve dentro del laboratorio de Facebook ingenuamente sin notar que está dentro de una caja de vidrio esmerilado.

Destacamos al geek en el video que dice: "Simplemente añade una nueva dimensión de realidad... estás en el Gran Cañon y dejas que todo el mundo sepa... es genial".

Hace unos días el escritor Jason Aeolius Kephas anunció que dejaba Facebook por principios morales: no quería seguir en esta red social que fue creada por agencias de inteligencia:

"If by hanging out here I am making FB more interesting and appealing to others, that means, effectively, that I am working for the CIA". (Si manteniéndome aquí hago a FB atractivo e interesante para otros, eso significa, efectivamente, que estoy trabajando para la CIA).

Alguien podría pensar que esto es paranoico, nosotros pensamos que es sensato y valiente. Kephas no ha cerrado su perfil todavía porque el mismo Facebook hace casi lo imposible para que tu cuenta solo sea desactivada y no borrada del todo: la información no se destruye jamás de sus arcas. Anteriormente hemos documentado la relación entre Facebook y la CIA , a través de la inversión angelical en los albores de la red social del miembro de Bilderberg, dueño de Pay Pal y neocon Peter Thiel, quien a través de la IN-Q-TEL tiene claros vínculos con esta oscura agencia de inteligencia. La cruzada de Facebook por desvalorizar la privacidad (su CEO Mark Zuckerberg en repetidas ocasiones ha dicho que no cree en la privacidad) tiene sin duda la sospechosa agenda de obtener mayor información y darle la falsa confianza a sus usuarios de que sus datos no son usados, analizados y vendidos a empresas y agencias gubernamentales. La genialidad de Facebook es que ha logrado hacer que hagas voluntariamente lo que sólo harías a través de la intervención policial.

Además del vínculo Facebook-CIA, considera que Facebook se está convirtiendo en la arena donde se esgrime la conciencia colectiva del planeta, como medio representante de las masas. ¿Crees que Facebook es un buen representante de nuestras máximas aspiraciones culturales?

Con Facebook Connect esta empresa busca que navegues el internet bajo una sola identidad: tu perfil de Facebook. Cuándo mueras, ¿sabes que lo que quedará de ti será esa identidad creada en tu perfil de Facebook? Lo demás es incierto.

En Pijama Surf nos encontramos en un dilema, ya que evidentemente Facebook es una herramienta de comunicación muy útil, si no no hubiera logrado más de 500 millones de usarios casi 40% de la población de internet. Queremos seguir informando y por el momento mantendremos nuestro perfil en Facebook, dirigido contra Facebook; nuestros editores borraran sus perfiles personales, aunque esto signifique un duro ejercicio de desapego. Intentaermos buscar una alternativa para poder abandonar del todo esta página que sutil e imperceptiblemente se convierte en Big Brother (al menos en potencia ya lo puede ser).

La posibilidad de conectar a distancia, de encontrar nodos noosféricos de expresión compartida e intercambiar nuestras ideas para crear, es lo que podría ser Facebook, pero no lo es porque no podemos obviar sus intereses, sus intenciones, que como en una atmósfera etérea alteran el cariz del medio donde nos movemos. El reto es crear una alternativa social -digital y física- que favorezca estas interacciones: una alternativa aún no consolidada del todo, pero interesante es Evolver.net.

Si estás en Facebook, falsifica tu información, conviertete en un doble agente (y checa bien tus settings de privacidad). Si te preocupas por la ecología del planeta, la basura, la contaminación, el clima, preocupate también por el clima mental, por la contaminación, por el control; ocupate de no darle a las corporaciones, que explotan el planeta, más armas. Publicar más y más información en Facebook es como comprar siempre Coca-Cola o ropa de algunas de esas marca que tienen fábricas en Asia de casi esclavos maquilando. Y, sin embargo, somos adictos a esto.

Aquí puedes ver cómo desactivar Facebook Places

Aquí pueder ver quiénes son los dueños de Facebook

En un nefasto intento por controlar términos recurrentes en la vida cotidiana, la red social quiere derecho exclusivo sobre las palabras incluidas en su nombre

Si hay algo que no puede reprocharse a Facebook es su congruencia con una filosofía bastante cuestionable. Por lo general, cuando el nombre de esta red social llega a los encabezados, es por que esta siendo protagonista de algún acto lúgubre o, como en este caso, de una nefasta filosofía. Resulta que ahora los chicos de Facebook están demandando a todo aquel proyecto digital que utilice los términos “Face” y “Book” y han iniciado trámites legales para buscar el derecho exclusivo de utilizar estos términos en una marca.

Tras obligar hace un mes al sitio de viajes PlaceBook a cambiar su nombre, y demandar a los responsables de una aplicación digital llamada FaceCash, ahora Zuckerberg y compañía también han iniciado una ofensiva contra una red social de maestros llamada TeachBook. Y tal vez el mayor problema de esta tentativa es que uno de los dos términos que buscan monopolizar esta evidentemente ligado al mundo educativo, es decir la palabra book.

En fin, esperemos que la arquetípica narrativa de David y Goliat se replique en estos casos, y los pequeños proyectos independientes que están sufriendo el embate de Facebook logren derrotar al gigante.