*

X

Biología galáctica: evolución acelerada ligada a órbita del Sol alrededor de la Vía Láctea

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2010

Mutaciones genéticas y salto en la biodiversidad del planeta así como extinciones masivas están ligada a un movimiento cíclico del Sol en el plano galáctico.

Las culturas que, con una amplia visión cósmica, tuvieron la elevación para voltear a la galaxia y ver en ella un símbolo de la divinidad (o de la diosa madre) tal vez tenían un alcance que nosotros apenas empezamos a entender. Por distintos sitios se empieza a confirmar que la galaxia tiene una estrecha relación con la vida de nuestro planeta. Por una parte algunos científicos proponen a las nebulosas galácticas como la fuente más probable para la formación de las bases del ADN, el biosello común a todos los seres vivos de nuestra Tierra y quizás allende. Y por otra parte, se ha encontrado una relación entre los ciclos de la órbita galáctica del sistema solar y el aumento en las mutaciones genéticas en nuestro planeta dando lugar a una mayor biodiversidad.

Nuestros sistema solar tarda cerca de 226 milones de años en dar una vuelta completa alrededor de la Vía Láctea. Además de alejarse y acercarse de la Vía Láctea, nuestro sistema solar tiene un movimiento hacia arriba y hacia abjo en el plano galáctico que dura 64 millones de años.

Investigadores de la Universidad de California, en Berkely, descubrieron a través de fósiles marinos que la biodiversidad aumenta en ciclos de 62 millones de años. Al menos dos de las grandes extinciones masivas de la Tierra encajan con este ciclo y además no pueden ser explicados por la teoría de la evolución común.

Nuestra galaxia está siendo empujada por la gravedad hacia el cúmulo de Virgo, esto genera una onda de choque que produce una buena cantidad de rayos cósmicos. Aunque el sistema solar está protegido de estos rayos por el campo magnético de la galaxia, cada 64 millones de años que se va por encima del plano galático se desprotege.

La exposición a los rayos cósmicos podría afectar los organismos de la Tierra propiciando un ritmo mayor de mutaciones genéticas e interferir con la habilidad del ADN de repararse. Este proceso podría dar lugar a nuevas especies y matar a otras.

Esta teoría, aunque con ciertas diferencias, es similar a la idea de Paul Violette quien ha relacionado los ciclos de cambio climático y extinción maisva con lo que llama super olas galácticas que serían emitidas más o menos cada 10 mil años provocando explosiones de rayos cósmicos y partículas de alta energía por un periodo que va de los cientos de años hasta mil o dos mil años.

Por cierto, no existe evidencia de que de estos marcociclos se sincronicen con el 2012; la conjunción entre el Sol y el centro de la galaxia de la que se habla en ese caso es solamente un fenómeno astrológico, en un plano simbólico (como un metalenguaje de la relación bioantropo cósmica).

De cualquier forma, más allá de la ilusión de trascender la condición humana a través de una misteriosa fuerza cósmica, queda claro que nuestro destino, como vislumbró Pitágoras, siempre está sujeto a la música que toquen las esferas.

Vía Daily Galaxy

Anomalías solares: Prediciendo el caótico comportamiento del sol

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2010

La conducta solar esta rompiendo principios básicos de la química, pero científicos parecen haber encontrado una forma de anticipar su comportamiento

Tras las recurrentes explosiones, los cambios en su frecuencia electromagnética, y la latente posibilidad de masivas tormentas solares, el último capricho del astro que rige nuestra galaxia es una alteración en su rango de declive de elementos radioactivos, un fenómeno que aún nadie se ha podido explicar.

Lo que más ha llamado la atención de los científicos es que la reciente “rebelión” solar atenta en contra de uno de los principios químicos más elementales: los elementos radioactivos declinan a un ritmo constante. Y por ejemplo, si esto no fuese así, las famosas pruebas de carbono 14, utilizadas para develar la edad de materiales arqueológicos, no tendría ningún sentido pues no habría una constante con que medir el tiempo transcurrido. Esta “ley” de la naturaleza química es ya asumida metódicamente y por ello es que el desconcierto es proporcional a esta revolucionaria conducta emitida por el sol.

Sin embargo, una inédita partícula podría estar detrás de este extravagante comportamiento del sol, y en caso de confirmarse el descubrimiento podría ser fundamental en la predicción de llamaradas solares, y en ese sentido, incluso podría tener implicaciones vitales para la supervivencia de la Tierra.

El hallazgo de esta histórica anomalía surgió a partir de una serie de experimentos realizados en la universidad estadounidense de Purdue. En ellos, extrañamente, el equipo de científicos notó que existían ciertas fluctuaciones en la radioactividad emitida por algunos elementos, y que esta variación estaba en sintonía con las temporadas del año. Y finalmente descubrieron que el pulso original que manipulaba este comportamiento era la cantidad de llamaradas emitidas por el sol, o mejor dicho, el preámbulo de estas llamaradas solares.

Lo anterior sugiere que en caso de que realmente el sol influya en los rangos de decaimiento de los elementos radioactivos, y que esto ocurre previo a que se registre la llamarada, estos elementos podrían utilizarse como herramientas para predecir el discurso solar.

Si tomamos en cuenta que estas llamaradas emitidas desde el centro del sol pueden afectar sistemas eléctricos -como también sucede con los rayos cósmicos emitidios por el centro de nuestra galaxia- o incluso arrasar con astronautas desprevenidos, este descubrimiento podría implicar un salto evolutivo en nuestra interacción con el espacio.

Pero más allá de esta aportación a la astronaútica esta el seductor enigma de esa partícula desconocida que proviene del sol y que afecta de manera tangible, y significativa, algunos de los fenómenos bioquímicos en nuestro planeta. ¿Se trata de la mítica partícula de Dios que emerge del plexo del macho alfa de nuestro sistema solar?

via Symmetry Breakeing