*

X

Biología galáctica: evolución acelerada ligada a órbita del Sol alrededor de la Vía Láctea

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2010

Mutaciones genéticas y salto en la biodiversidad del planeta así como extinciones masivas están ligada a un movimiento cíclico del Sol en el plano galáctico.

Las culturas que, con una amplia visión cósmica, tuvieron la elevación para voltear a la galaxia y ver en ella un símbolo de la divinidad (o de la diosa madre) tal vez tenían un alcance que nosotros apenas empezamos a entender. Por distintos sitios se empieza a confirmar que la galaxia tiene una estrecha relación con la vida de nuestro planeta. Por una parte algunos científicos proponen a las nebulosas galácticas como la fuente más probable para la formación de las bases del ADN, el biosello común a todos los seres vivos de nuestra Tierra y quizás allende. Y por otra parte, se ha encontrado una relación entre los ciclos de la órbita galáctica del sistema solar y el aumento en las mutaciones genéticas en nuestro planeta dando lugar a una mayor biodiversidad.

Nuestros sistema solar tarda cerca de 226 milones de años en dar una vuelta completa alrededor de la Vía Láctea. Además de alejarse y acercarse de la Vía Láctea, nuestro sistema solar tiene un movimiento hacia arriba y hacia abjo en el plano galáctico que dura 64 millones de años.

Investigadores de la Universidad de California, en Berkely, descubrieron a través de fósiles marinos que la biodiversidad aumenta en ciclos de 62 millones de años. Al menos dos de las grandes extinciones masivas de la Tierra encajan con este ciclo y además no pueden ser explicados por la teoría de la evolución común.

Nuestra galaxia está siendo empujada por la gravedad hacia el cúmulo de Virgo, esto genera una onda de choque que produce una buena cantidad de rayos cósmicos. Aunque el sistema solar está protegido de estos rayos por el campo magnético de la galaxia, cada 64 millones de años que se va por encima del plano galático se desprotege.

La exposición a los rayos cósmicos podría afectar los organismos de la Tierra propiciando un ritmo mayor de mutaciones genéticas e interferir con la habilidad del ADN de repararse. Este proceso podría dar lugar a nuevas especies y matar a otras.

Esta teoría, aunque con ciertas diferencias, es similar a la idea de Paul Violette quien ha relacionado los ciclos de cambio climático y extinción maisva con lo que llama super olas galácticas que serían emitidas más o menos cada 10 mil años provocando explosiones de rayos cósmicos y partículas de alta energía por un periodo que va de los cientos de años hasta mil o dos mil años.

Por cierto, no existe evidencia de que de estos marcociclos se sincronicen con el 2012; la conjunción entre el Sol y el centro de la galaxia de la que se habla en ese caso es solamente un fenómeno astrológico, en un plano simbólico (como un metalenguaje de la relación bioantropo cósmica).

De cualquier forma, más allá de la ilusión de trascender la condición humana a través de una misteriosa fuerza cósmica, queda claro que nuestro destino, como vislumbró Pitágoras, siempre está sujeto a la música que toquen las esferas.

Vía Daily Galaxy

Confirman ADN extraterrestre en cráneo de niño de hace 900 años

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2010

Las pruebas realizadas al cráneo del llamado “niño de las estrellas” parecen confirmar la presencia de material genético de otro planeta

Resultados preliminares de un nuevo examen genético realizado a un esqueleto de un niño que data de hace 900 años, conocido como “el niño de las estrellas”, han confirmado la presencia de ADN no humano en el hueso. Ya en 2003 se había practicado un examen similar que había permitido extraer ADN de la mitocondria, lo cual implicaba que la madre de este niño si fue humana. Sin embargo, no se había logrado recuperar su material genético nuclear, el cual resulta tanto del padre como de la madre. Esto sugería la posibilidad de que su padre no fuera humano pero la tecnología de aquel entonces no les permitió comprobar esta suposición.

Ahora, en 2010, ha habido múltiples avances en los procesos de análisis y recuperación de material genético. Estos permitieron finalmente recuperar el ADN nuclear del niño de las estrellas, y aparentemente se confirmó la presencia de material genético extraterrestre.

Muestra de gel

Afortunadamente para muchas de estas especies ya existen genomas completos de las secuencias núcleotidas, y por ello es que el ADN del niño de las estrellas puede ser contrastado con la base de datos en busca de configuraciones genéticas similares. Gracias a esto se comprobó que 265 pares de ADN corresponden perfectamente con el cromosoma humano, demostrando que parte de la genética nuclear de esta muestra corresponde a un humano. Este dato se comprueba en la primer hoja.

Las siguientes fotos de pantalla fueron tomadas de la base de datos del Instituto Nacional de Salud (NHI) de Estados Unidos. Esta base, abierta a todo público, es un archivo centralizado de “toda” la información genética recabada por científicos alrededor del mundo, y ahora esencialmente cubre la data genética que se ha registrado de todos los seres vivientes que han sido estudiados, incluyendo virus, bacterias, crustáceos, peces, animales, plantas y humanos.

Sin embargo, en la segunda hoja, confirmamos que existen otros 342 pares de ADN que no concuerdan con alguna muestra genética registrada en un ser vivo de nuestro planeta. “No significant similarity is found” es la leyenda que arroja la base de datos. Y más allá de que seguramente para muchas personas esta noticia será casi imposible de considerarse seriamente, lo cierto es que en unos años este descubrimiento podría formar parte de los textos escolares alrededor del mundo.

El grupo encargado de este descubrimiento, cuya información engloba el sitio starchildproject.com, ha enfatizado en que el resultado ha sido verificado una decena de ocasiones para eliminar probabilidades de algún error. Por esta razón confían en que en cuestión de semana o quizá un pocos meses, las autoridades científicas estarán obligadas a aceptar las pruebas que se han generado en torno al caso.

Desde hace aproximadamente una década el caso del "Niño de las Estrellas" causó polémica entre la prensa de diversos países. Al parecer el cráneo fue hallado en 1930, en Chihuahua, México. Desde 1999, año en que le fue entregado el cráneo por una pareja de Texas, el investigador Lloyd Pye se ha hecho cargo del proyecto. Con 900 años de edad y perteneciente a un niño de 4 a 5 años, muestra una dimensión cerebral mucho mayor a la de un hombre adulto, y además presenta una estructura ósea especialmente ligera pero bien conservada. Hasta ahora los escépticos han señalado que el niño podría haber padecido hidrocefalia, sin embargo habrá que esperar a ver la reacción de la comunidad científica ante este importante paso en el desarrollo de la investigación sobre este caso.

via Ufo Blogger