*

X

La industria musical está por colapsar: Thom Yorke

Arte

Por: pijamasurf - 06/14/2010

Thom Yorke, el líder de Radiohead, advierte a los músicos jóvenes que no firmen con grandes disqueras ya que pronto ese sistema habrá colapsado.

La genial banda Radiohead, entre otras actitudes pioneras, asumió desde hace años el estandarte en pro de la liberación de contenidos en la era digital. Durante este tiempo sus integrantes han advertido, repetidamente, que el tradicional sistema de distribución y comercialización de música era insostenible. El mensaje era claro para la industria discográfica: la unica alternativa para sobrevivir esta nueva era no consiste en perseguir legalmente a los millones de usuarios que aprovechan las plataformas peer to peer para intercambiar música, sino redefinir el modelo de negocios adaptándose a las nuevas prácticas socioculturales de la actual población mundial.

Hace seis meses, como reportamos en Pijama Surf, Ed O´Brien, guitarrista de la agrupación, alertó a las disqueras sobre un potencial acto harakiri perpetuado por la industria en caso de no adaptarse a los nuevos tiempos. “Me causa un problema la postura de cierta gente en la industria que afirma que las descargas ilegales en internet están matando a la industria. Definitivamente no coincido” afirmó en ese momento O´Brien.

Hoy, el mensaje de Thom Yorke, líder de Radiohead, es muy claro: la industria musical, al menos como la hemos conocido hasta ahora, esta agonizando, y su próximo colapso es inminente: “Es sólo cuestión de tiempo, y hablo de meses más que de años, para que el negocio tradicional de la música se colapse. Pero esto no implicará una gran pérdida para el mundo” sentenció Yorke en una entrevista para The Rax Active Citizen Toolkit. Incluso, alertó a los jóvenes músicos que se abstengan de firmar con las grandes disqueras pues quizá pronto estas se hayan extinguido.

La banda inglesa se ha desmarcado de la actitud de algunas celebridades de la música, como Bono y otros, quienes domesticados por los intereses financieros de los grandes sellos discográficos se han manifestado en contra de las descargas ilegales en la red. En cambio Radiohead, en sintonía con su filosofía pionera y con un perfil de rockstars discretos y, sobretodo, pensantes, rompió en 2007 con su disquera, EMI, para abrazar de lleno la era digital de la distribución comunitaria de contenidos. Con el lanzamiento de su álbum In Rainbows, sentaron un precedente histórico para la industria musical, al ofrecerlo a través de internet, descargable, y solicitando al público que pagará por él lo que considerara justo.

Y por si no fuera suficiente la ejemplar actitud de Radiohead con esta movida, resulta que la venta del álbum fue altamente exitosa, hecho que representó una verdadera bofetada en contra de los argumentos de las grandes casas discográficas que rechazan los excesivos precios de sus productos como un factor que afecta a la industria, y más bien atribuyen toda la culpa a la piratería digital efectuada a através del peer to peer. In Rainbows vendió en tan sólo un año más de tres millones de copias.

via Houston Cronicle

La fotografía erótica de Kasso tiene que ser una de la más altas manifestaciones del arte contemporáneo: fractales de la eterna forma femenina con la característica refinación japonesa, poesía de lo bizarro y seducción infecta.

La simetría de la forma sagrada: la vulva y la vagina, la V, esa pirámide inversa, que es en el espejo microcósmico de la Tierra el vaso del cielo, el caliz; desde el contexto urbano, a veces perverso, porcelana glacial, belleza a veces bizarra, máxima femenidad en la plata del papel o en la pantalla, como solo un fotógrafo japonés, de una refinación inasequible, podría vislumbrar. Rikki Kasso, como un dandi divinizado por la feminidad que lo acompaña, que le abre la puerta y se desnuda en esa ciudad fantástica que es Tokio, con el cielo entre los grandes edificios fálicos y las nubes que forman también otros fractales de la eterna forma femenina, produce sin duda uno de los cuerpos fotográficos más seductores en la actualidad, a la altura de cualquier otro fotógrafo, con la ventaja de dominar el tema que más nos atrae: la belleza de la mujer y la naturaleza entrelazadas por la mística simetría que nos revela que la feminidad es la cifra de nuestro planeta

 

Rikki Kasso mantiene el blog Tokyo Undressed, de donde hemos obtenido estas fotografías; seleccionarlas ha sido un proceso hipnótico, inabarcable por las miles de fotos que tiene Kasso, todas con la más alta calidad estética y el más puro magnetismo erótico. Autor de varios libros, pinturas y hasta películas, Kasso yuxtapone las imágenes, los cuerpos con paisajes celestes o texturas, creando un efecto similar a la técnica de Eisenstein, donde la suma de las imágenes crea una nueva dimensión, donde se funden conceptos y sutilezas y se empalman formas análogas creando la sublime epifanía de que todas las cosas son otra y la misma.

Parte notable del trabajo de Kasso es su capacidad de erotizarse constantemente sin perder en ningún momento su exquisitez, de encontrar un gesto o una breve forma que logran insinuar toda una narrativa erótica, a veces onírica y a veces sádica; de ver la formas primordiales de la vulva y los senos iterarse en la naturaleza, como un fractal ubicuo. Como si fuera el elegido entre  los voyeuristas, tocado por el hada madrina de la magia sexual, que lo gratifica con sus ninfas: muñecas de la piel más suave, del ardor más secreto, en esa habitación prohibida, tan lejos y tan cerca en su angelical lascivia.

*Pasa el cursor sobre la imagen para ver el título de la foto.

 

Twitter del autor: @alepholo