*

X

Arrestan a hombre del futuro en Suiza dentro del Gran Colisionador de Hadrones

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/01/2010

Hombre arrestado en el LCH en Suiza afirma provenir del futuro; Eloi Cole asegura tener la misión de eliminar el colisionador para evitar la destrucción mundial

En un caso simulado ya en varios guiones cinematográficos, en donde un personaje del futuro viaja a nuestro presente para impedir un suceso o la construcción de un artefacto que terminará por destruir al planeta, se ha reportado el arresto de Eloi Cole, un hombre que clama venir del futuro para salvar a la humanidad. Su misión es clara: sabotear el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) para evitar la eventual destrucción del mundo.

Recientemente el LHC ocupó los titulares tras lograr la colisión de partículas a una velocidad récord. Eloi Cole fue detenido mientras intentaba sabotear parte del proceso del LHC. Al ser cuestionado, en primera instancia reveló que buscaba combustible para operar su máquina del tiempo. Posteriormente confesó su misión de detener las labores del LHC y así prevenir la futura destrucción planetaria.

Pero la historia continúa. Resulta que Cole fue arrestado y trasladado a un hospital mental en Ginebra. Sin embargo, a las pocas horas de haber sido ingresado se desvaneció misteriosamente sin dejar rastro alguno, lo cual ha desconcertado profundamente a las autoridades.

El Gran Colisionador de Hadrones (crisol de la conciencia tecnofuturista), considerado como la máquina más costosa y más potente creada jamás por el ser humano, tiene el fin de recrear las condiciones originales en las que nuestro universo se creó para revelar algunos de los enigmas milenarios que han motivado siglos de trabajo científico y reflexión. Sin embargo, hay quienes aseguran que quizá la psique colectiva, incluso la de los más avanzados investigadores, aún no esta preparada para recibir algunas de las respuestas que el LHC tiene para nosotros. Ello nos recuerda a la ecuación evolucionista de los ensayos sobre neuropolítica del Dr. Tim Leary, en los que se plantea la extensión indefinida de la vida humana como máxima meta de la ciencia, pero para ello se recalcan dos requisitos indispensables: la migración espacial en busca de expandir nuestro hábitat y, en especial, la elevación de la conciencia-inteligencia del ser humano para ser capaz de acceder a estos nuevos portales de la evolución.

Anteriormente ya se había planteado la posibilidad de intentos futuristas de sabotaje al Gran Colisionador de Hadrones, como una posible explicación a la sistemática mala suerte que ha tenido el proyecto a lo largo de sus dos años de vida. ¿Qué fuerzas buscan impedir el correcto funcionamiento de esta máquina cuasidivina? ¿Realmente podrían estar pujando desde el futuro para detener su activación? Y en caso de que así fuera, ¿es esta una intención protectora o un sabotaje contra la expansión de la conciencia cósmica de una raza humana todavía primitiva?

Parece como si Dios, consciente de que al descubrir las reglas del juego universal este mágico juego terminará para todos, buscara extender el misterio en torno a la arquitectura original del tablero y mantener así el pulso narrativo del universo y de la conciencia: del juego cósmico. Seguramente el mainstream media y las versiones oficiales sepultarán esta historia como un caso más de la aislada psicosis de un individuo,  --y es que,  más allá de que sea un tributo parte  del "día de los tontos", es dificil leer este tipo de notas sin que se detonen en nosotros las neuroconexiones específicas para cuestionarnos los pilares de nuestra desgastada realidad racional. Una sonrisa que nos hace cuestionar la construcción de este programa de realidad.

 

via IT Grunts

Más información en The Daily Galaxy

Física cuántica muestra que la información también fluye del futuro al presente

El Gran Colisionador de Hadrones y su búsqueda de la partícula de dios podría estar siendo saboteado desde el futuro

NASA preocupada por el despertar del Sol: tormenta podría producir apagón masivo

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/01/2010

Se espera que el sol incremente su actividad en los siguientes años; de no estar preparados una tormenta solar podría destruir buena parte de los sistema eléctricos del planeta.

Aunque muchas veces pasa desapercibido, la vida en la Tierra depende del clima cósmico y es enormemente susceptible a varios fenómenos siderales. Si bien este tipo de fenómenos (como explosiones solares masivas, asteroides, supernovas, etc) pueden pasar cada cientos o miles de años dejando que la vida evolucione con realtiva calma, cuando ocurren pueden modificar el clima, la geografía del planeta o hasta borar especies enteras.

La NASA espera que en los próximos años se de un incremento sustancial en la actividad solar, lo cual, debido a nuestra dependencia tecnológica podría propiciar un grave apagón de nuestros sistemas eléctricos, de telecomunicación y navegación que además propicaría una grave perdida económica calculada en "al menos 20 veces Katrina".

Por esta razón la agencia espacial de Estados Unidos planea una reunión este 8 de junio para preparar una estrategia preventiva, en el foro de "Space Weather Enterprise".

"El sol se está despertando de un largo sueño, y en los próximos años esperamos ver niveles de actividad solar mucho más altos. Al mismo tiempo, nuestra sociedad tecnológica ha desarrollado una sensibilidad sin precedentes a las tormentas solares. La intersección de estas cuestiones es lo que discutiremos en la reunión", dice Richard Fisher del departamento de heliofísica de la NASA.

Un reporte de la NASA, "Severe Space Weather Events—Societal and Economic Impacts", indica que tanto los sistemas eléctricos, la navegación GPS, el transporte áerero, los sistemas financieros y las comunicaciones de emergencia por radio serían interrumpidos. Uno de los efectos secundarios de una tormenta así podrían ser auroras más cerca de los trópicos, aquí una simulación de una aurora en Nueva York.

Sin embargo, mucho del daño sería mitigado si se sabe que la tormenta está en camino al poner a los satélites en "modo preventivo" y desconectar los transformadores. La meteorología espacial está apenas en sus albores, pero se dice que está avanzando rápido. El trabajo de prevenir está megatormenta ha sido asignado a NOAA, el centro de predicción de clima espacial en Boulder, Colorado.

Parte del éxito de la prevención de una devastadora tormenta solar depende de la coordinación entre la NASA y NOAA, utilizando la información de los exploradores espaciales STEREO, SDO y ACE.

El máximo antecedente que se tiene es lo que ocurrió en 1859, en el llamado Evento de Carrington, en el que se sucedieron 9 días de severo clima espacial; auroras fueron vistas hasta en latitudes ecuatoriales; el evento fue descrito como “ la primera vez en la que el hombre comprobó que no estaba solo en el universo” y como “el nacimiento de la astronomía moderna”. En ese entonces fue solamente un espertáculo transceleste inigualable, o una experiencia mística para los observadores, hoy en día con nuestro andamiaje eléctrico esto podría ser una tragedia.

Algunas personas dentro del new age o de otros grupos esotéricos creen ver en estos "días de oscuridad" que podría propiciar una poderosa tormenta solar el cumplimiento de una profecía relacionada con la biblia con los mayas. Este es el tema de la película hollywoodense "The Knowing", donde Nicholas Cage descubre que le mundo se va acabar por una eyección de plasma coronal del Sol, pero algunos elegidos son salvados por una serie de naves espaciales.

2012: La tormenta solar que se viene