*

X

Los niños que saben decir mentiras tienen más probabilidades de tener 'éxito' en la vida

Salud

Por: pijamasurf - 05/18/2010

El mundo parece ser ficción y aquellos que saben navegar con mayor soltura por esta región de la realidad logran convertirse en personas exitosas.

En lo que parecería añadir evidencia a la teoría de que el mundo es ficción, un estudio de la Universidad de Toronto indica que los niños que logran decir mentiras desde los 2 años tienen mayor probabilidad de tener una vida exitosa.

Al parecer la habilidad de decir mentiras prefigura la capacidad de pensar rápido y mantener un proyecto detrás una relación social. Además, mentir involucra múltiples procesos de pensamiento al integrar diversas fuentes de información, manipulación de los datos que genera una ventaja.

Aunque el estudio también parece ficción, el Dr. Kang Lee, director del Institute of Child Study de la Universidad de Toronto, dice: "Casi todos lo niños mienten. Los que tienen mejor desarrollo cognitivo mienten mejor porque saben cubrirse. Más tarde en su vida, se vuelven banqueros ".

El Dr. Lee y su equipo examinaron a más de 1,200 niño entre las edades de 2 y 16, encontrando que los que tienen mejores funciones cognitivas dicen mejores mentiras.

Según sus estudios, la edad más mentirosa son los 12 años, justo la transición hacia la adolescencia. Poco a poco la tendencia cae hasta que los adultos encallan en decir lo que comúnmente se llama mentiras blancas.

Asimismo, la investigación sugiere que no existe una relación directa entre decir mentiras de niño y una tendencia a hacer trampa en exámenes o fraudes en edades más adultas.

Por otra parte, un estudio anterior de la Universidad de Southampton reveló que estudiantes que exageraron sus promedios universitarios en entrevistas luego mejoraron sus calificaciones. La ficción se vuelve autoprofecía.

[Telegraph]

 

Las mujeres prefieren a los hombres de ojos cafés, pero no es por el color

Salud

Por: pijamasurf - 05/18/2010

Las características dominantes de los hombres con ojos cafés atraen a las mujeres de una forma que no tiene que ver con el color de sus ojos.

Las mujeres prefieren a los hombres con ojos cafés por sobre los hombres de ojos azules, según un nuevo estudio. Pero esto no tiene que ver con el color de los ojos sino con aquello que va ligado a este genotipo.

Un grupo de investigadores de la República Checa examinaron a a 62 personas mientras veían fotografías de 80 rostros —40 hombres y 40 mujeres— que fueron calificadas por sus apariencia dominante. Luego los investigadores photoshopearon las mismas caras modificando los ojos azules por café y viceversa. Un grupo separado calificó las imágenes por su apariencia dominante.

Los resultados fueron los mismos: los rostros de hombres con ojos café fueron juzgados más dominantes que los hombres de ojos azules, aun cuando no tenían los ojos cafés debido a la alteración digital.

Este mismo efecto no se mantuvo para los rostros femeninos (otro estudio sugiere que los hombres prefieren a las mujeres de ojos azules, ya que estos son genes de carácter recesivo que hacen más fácil identificar la paternidad). El científico Karel Kleisner mencionó que en promedio los hombres de ojos color café tienen la boca y la quijada más ancha, narices más grandes, los ojos menos espaciados y cejas más grandes, lo cual podría ser un factor para la preferencia de las mujeres.

Los investigadores creen que los ojos azules no existían hasta hace 6 mil a 10 años mil años, cuando una mutación genética redujo la producción del pigmento de melanina en el iris. Antes de eso todos tenían los ojos cafés.

Actualmente existen media docena de genes que influyen en sí alguien tendrá ojos cafés o azules. Una posibilidad es que los genes que confieren el color de los ojos tienen otros efectos corporales o están en proximidad a otros genes que sí afectan, como aquellos que regulan la producción de testosterona. Si dos genes están muy cerca en un cromosoma, es muy probable que se encuentren juntos en el mismo individuo.

Otra explicación podría ser que los niños son tratados de forma diferente según el color de sus ojos, y este tratamiento probablemente de sobreprotección moldea su cuerpo de forma duradera (estudios anteriores han hallado que los niños de ojos azules son generalmente más inhibidos).

[LiveScience]