*

X

Los doctores se conectan: indicios de un renacimiento en la medicina psicodélica

Por: pijamasurf - 04/21/2010

Los psicodélicos sacuden con dulce sincronía los medios del mainstream, en los que se muestra con inusitado interés los posibles beneficios de las sustancias psicodélicas y los estudios médicos que se están realizando en prestigiosas universidades después del tabú y prohibición de varias décadas.

En lo que parece ser una de la más clarass señales de una evolución en términos de apertura y conciencia, los medios del mainstream de Estados Unidos empiezan a reportar sobre los posibles beneficios médicos de las sustancias psicodélicas y nuevos estudios científicos se replican.

El 12 de abril del 2010 apareció en la portada impresa del New York Times la nota Hallucinogens Have Doctors Tuning In Again, que refleja las experiencias de algunos doctores tomando estas sustancias y que incipientemente consideran víable el uso médico de los psicodélicos.

El Dr. Grob dice:

"Bajo la influencia de alucinógenos los individuos trascienden su identificación primaria con su cuerpo y experimentan estados libres de ego antes del tiempo de su estado físico actual, y regresan con una nueva perspectiva y una aceptación profunda de la constante de la vida: el cambio".

Algo bastante "elevado" para las conservadoras páginas del Times.

La periodista Campbell Brown presentó en CNN la siguiente nota en la que se muestra con resonancias magnéticas los beneficios físicos de algunos de estos psicodélicos.

También se habla del valor terapeútico de los hongos psilocibe y las alternativas de estas sustancias para tratar padecimientos que otras sustancias no han logrado tratar con efectividad. Uno de los panelistas hace referencia al hecho estimatizado de que los psicodélicos desde el tiempo de Nixon son clasificados como sustancias controladas de clase A, al igual que la heroína, sin ningún tipo de beneficio médico y sí, en cambio, perjuiciosas para la salud, lo cual es una de las más sesgadas y absurdas definiciones de la historia. Puesto que la mayoría de los psicodélicos no producen ningún tipo de adicción y sí, en cambio, tienen varios beneficios médico que deberían de estudiarse.

El portal de noticias de ABC destacó hace dos días, en el aniversario del primer viajde intencional de LSD, una noticia (Stairway to Heaven: Psychedelics Soothe Dying) que nosotros ya habíamos cubierto aquí, sobre estudios utilizando hongos alucinógenos en pacientes en fase terminal, y no sólo para lidiar con el trauma sino inlcuos, hipotéticamente para "aprender a morir" y para las personas que tienen algun tipo de creencia en otra vida, cruzar ese umbral con soltura.

La revista Wired publicó ayer una nota sobre la reciente conferencia de estudios científicos psicodélicos realizada el pasado fin de semana en San Jose, California

Al parecer se podría aprobar el uso de psilocibina como tratamiento adicional al cáncer; el LSD parece ser efectivo en la cefalea de rácimo y la ayahuasca y la ibogamina están entre la vanguardia de sustancias aptas para tratar las adicciones.

De seguir esta ola científica psicodélica estaríamos de vuelta a Divinity Lane, en Harvard, donde Tim Leary (siguiendo los pasos de Hofmann, Wasson, Huxley, etc.) en 1960 inició una radical y tranformadora area de estudio. La cual evidentemente luego tuvo su lado oscuro y acabó en la recalcitrante prohibición de estas poderosas sustancias.

Antes de morir el Dr. Hofmann, inventor del LSD y primero en sintetizar la psilocibina, le envío una carta a Steve Jobs, quien había dicho que su vida se transformó cuando tomó LSD, en espera de que el magnate digital ayudara a impulsar la investigación médica en torno a los psicodélicos. Sin la ayuda del magnate, con solamente la más clara evidencia, esto podría estar pasando: tal vez en un futuro cercano sea posible para todos, en un contexto apropiado, acceder a la llamada"medicina del espíritu".

Stephen Hawking: los extraterrestres están ahí afuera

Por: pijamasurf - 04/21/2010

El afamado científico Stephen Hawking advierte sobre la existencia de los aliens y sobre un probable afán colonizador de estas especies extraterrestres

En un extraño juego psico retórico que la cultura pop ha mantenido históricamente con el avant garde científico y con los programas secretos de ciertos gobiernos, parece increíble que aún haya un sector considerable de la población mundial que duda de la existencia de especies extraterrestres en el universo.

Incluso el mainstream emite cada vez mayores señales de aceptación frente a esta mítica coexistencia de la especie humana con seres extraplanetarios. Ahora toca el turno a Stephen Hawking, uno de los científicos más populares de las últimas décadas, cuyos libros y programas televisivos han alcanzado masivas audiencias. Durante un programa grabado para Discovery Channel, que será transmitido el mes próximo, Hawking ha sido contundente al afirmar la existencia de seres en otros planetas o galaxias.

Fiel ha su pragmatismo científico y a su filia matemática, el científico inglés cuestiona el absurdo egoexistencialismo de los escépticos en torno a la vida extraterrestre. Tomando en cuenta que existen 100 billones de galaxias, cada una conteniendo cientos de millones de estrellas, es ciertamente bizarro descartar la existencia de múltiples formas de vida evolucionada alrededor del universo. “Para mi cerebro matemático simplemente las estadísticas me sugieren que la existencia de aliens es perfectamente racional”, afirma.

Parece que ha llegado la hora de confirmar la transformación del paradigma humano-extraterrestre. Ahora la polémica real no gira en torno al si existe o no vida más allá de nuestro planeta. Las verdaderas interrogantes radican en imaginar dinámicas de interacción o incluso una potencial convivencia con estas especies alienígenas. Hawking enfatiza en que ahora “el verdadero reto esta en imaginar sobre como los aliens son en realidad”. ¿Son cuerpos semitranslucidos parecidos a gigantescas medusas? ¿Son cómicos seres con cabezas de cono? ¿Pueden adoptar la forma humana a su deseo y quizá se desenvuelvan desde hace décadas o siglos entre nosotros?

Pero Stephen Hawking no se detiene ahí. Sino que sugiere que probablemente estas especies extraterrestres no sean necesariamente amigables: “Sólo tenemos que mirarnos a nosotros mismos para observar como la vida inteligente puede evolucionar en algo con lo que quizá no queramos convivir. Me imagino que habitan en naves espaciales masivas después de haber devastado por completo los recursos naturales de su planeta originario. Estos avanzados aliens posiblemente se hayan vuelto nómadas y están en busca de conquistar y colonizar cualquier otro planeta que puedan alcanzar”.

Y más allá de este potencial afán colonizador que Hawking sugiere, también esta el hecho de que un encuentro abierto con estos seres podría traducirse en un desastre de inéditas consecuencias para la raza humana. “Si los aliens nos visitan creo que el resultado podría ser algo parecido a cuando Cristóbal Colón llego a América, lo cual no resulto en ningún beneficio para los habitantes del nuevo continente”.

Via The Telegraph