*

X
Ejecutivo de Microsoft pide impuesto a Internet... Bill Gates llama a reducir la población mundial con vacunas

Pocas veces Fox News provee buena comedia de forma voluntaria, pero esta vez tenemos a un conductoor de la cadena de Rupert Murdoch anunciando la entrada de Microsoft a las huestes ocultas y oscuras de los Iluminati, la poderosa organización, mitad fantasma y mitad reptil. Lo más interesante es que según se dice Fox News es una de las compañías controladas por los mismos Iluminati.

Lo que si es en serio es que el Vicepresidente de Seguridad de Microsoft Scott Charney pide un impuesto al uso del Internet para pagar la ciberseguridad de la red. Lo cual no es extraño viniendo de esta compañía que encarna el antiespíritu de la libertad y contracultura que caracteriza al Internet en sus raíces.

Recientemente Bill Gates en su participación en TED tuvo un "lapsus iluminatus" sugirío bizarramente reducir la población mundial a través de vacunas.

Aoi Sola, actriz porno japonesa, provoca que ciudadanos chinos evadan la cyber barrera de censura gubernamental en internet; miles de usuarios lo consiguen

En el mundo contemporáneo todo es posible. Incluso un escenario en el que una actriz porno de Japón provoca una sublevación digital de ciudadanos chinos en contra de la Cyber censura que su gobierno impone en internet. Aoi Sola, una de las actrices porno más populares de Japón, anunció recientemente que abriría su perfil en Twitter (esta red de microblogging esta prohibida en China).

Lo anterior provocó un frenesí de rebeldía cibernética que derivó en miles de ciudadanos chinos “brincando” la temeraria muralla de censura cibernética impuesta por el autoritario gobierno chino. Incluso, la solidaridad digital entre “netizens” chinos sedientos de un poco de fresco porno japonés no se hizo esperar. Se creó una cuenta de correo, mytwitterclient@gmail.com, a la cual los usuarios podían escribir para recibir las instrucciones y asesoría técnica sobre como eludir el firewall gubernamental.

Al parecer un poco de pornografía japonesa de calidad es suficiente para detonar la osadía y creatividad necesarias para la emancipación internetera de un pueblo informativamente oprimido (recordemos que el porno también es en esencia información) y cuya auto conciencia de censura se ha fortalecido al ser contrastado con la “libertad” de la que gozan sus colegas digitales de decenas de países.

Quizá la siguiente revolución, que a juzgar por fenómenos actuales como la comunicación instantánea y la viralidad seguramente será un levantamiento global, este encabezado por estrellas porno japonesas y hackers escoceses que gustan de la cultura alien y el cibersexo.

Via CT Patriot