*

X

Stephen Hawking liberó el acceso a su tesis doctoral –y rompió el Internet con un motivo muy inspirador–

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/25/2017

Como muestra de que el conocimiento debería ser abierto para todos, Hawking subió a Internet la tesis con la que obtuvo el grado de doctor en matemáticas y física

Como parte de la Semana del Acceso Abierto que celebró la Biblioteca de la Universidad de Cambdrige este año, ocurrió un suceso que conmovió al mundo. No uno de esos hechos que habitualmente irrumpen con urgencia en los medios, sino algo quizá un poco más sobrio, pero no por ello menos importante. 

Stephen Hawking, sin duda uno de los científicos más brillantes de la historia reciente, tomó la decisión de liberar su tesis de doctorado y permitir que cualquier persona la consulte y descargue de Internet.

El documento lleva por título Propiedades de los universos expandidos, y fue elaborado entre 1965 y 1966, cuando Hawking contaba con tan sólo 24 años, edad en la que recibió el grado de doctor en matemáticas y física teórica por la Universidad de Cambridge.

Y más allá del valor científico o histórico de esta tesis –y también, del furor que causó en Internet, provocando que el servidor donde está alojada colapsara por varias horas– Hawking justificó su puesta en disposición con un razonamiento profundamente inspirador:

Al llevar mi tesis doctoral al Acceso Abierto, espero inspirar a personas en todo el mundo a mirar hacia arriba, a las estrellas, y no abajo, a sus pies; inspirarlas a preguntarse sobre nuestro lugar en el universo y que intenten encontrar el sentido del cosmos. Cualquiera en cualquier parte del mundo debería tener acceso libre e irrestricto no sólo a mi investigación, sino a las investigaciones de toda mente notable e inquisitiva, en todo el espectro del entendimiento humano.

Cada generación se sostiene en los hombros de aquellos que la precedieron, tal como yo hice cuando, como joven estudiante de doctorado en Cambridge, encontré inspiración en las obras de Isaac Newton, James Clerk Maxwell y Albert Einstein. Es maravilloso saber cuántas personas han mostrado interés en descargar mi tesis: ¡espero que no se decepcionen ahora que finalmente tienen acceso a ella! 

En una época en la humanidad parece encaminarse alegremente a las sombras de la ignorancia, estas palabras de Hawking son un recordatorio serio y emotivo de que tenemos la capacidad suficiente para ser mejores, para saber más, para reflexionar, mejorar y crear.

 

La tesis puede encontrarse en este enlace

 

Fotografía de la portada: Karwai Tang

Cómo los pensamientos se convierten en la química que determina lo que vivimos

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/25/2017

Los pensamientos se convierten en sustancias químicas que modulan nuestro comportamiento y determinan nuestra salud

Bruce Lipton es un biólogo que ha desarrollado lo que llama "la biología de las creencias", con la que busca explicar cómo el pensamiento puede afectar al cuerpo incluso al nivel de expresión de genes (su campo es la epigenética). Aunque Lipton es criticado por la comunidad científica establecida, su razonamiento merece considerarse a la luz justamente de lo que ha encontrado la epigenética (donde, por ejemplo, el trauma psicológico se manifiesta posteriormente como enfermedad física) o la investigación sobre el placebo (donde el placebo se ha mostrado efectivo incluso cuando se sabe que es placebo).

En una reciente conferencia, Lipton explicó cómo los "pensamientos se convierten en química" y ésta modula nuestro comportamiento, hasta el punto de determinar nuestra salud.

"Si crees que hay una amenaza, signos de eso crearán una respuesta de protección", dice Lipton, esto es, señales de estrés, neurotransmisores como la adrenalina, "pero qué pasa cuando no es real: al creer que estamos en un ambiente amenazante, manifestamos estrés aunque el ambiente en el que vivamos no tenga una amenaza real". 

"Ya sea que estén correctos o equivocados", lo cierto, dice Lipman, es que "tus pensamientos están cambiando tu biología". Lipman cita el Dhammapada, donde se recogen las palabras del Buda ("Somos lo que pensamos") y dice que esto es comparable con lo que ha descubierto la epigenética: "lo que estás pensando se traduce en química que determina lo que serás". La forma en que esto ocurre, explica Lipton, es con una fórmula básica:

Señal+ proteína: comportamiento. 

Y enfatiza que los genes (proteínas) causan alrededor del 1% de las enfermedades. Así que las señales causan más del 90%:

1. Las señales inciden a través de traumas que afectan el flujo de información, lo que lleva a malfuncionamiento. 

2. Las toxinas también distorsionan las señales, lo que altera la comunicación y el funcionamiento.

3. La influencia de los pensamientos: un problema de salud causado por el pensamiento no significa un problema físico inicial, sino un problema de señal que luego afecta al cuerpo.

Así que una enfermedad, en cierta forma, no es más que un problema de comunicación interna provocado, en ocasiones, por una respuesta exagerada al medio ambiente. De aquí que sea tan importante practicar ciertas técnicas meditativas o contemplativas para no enviar señales distorsionadas. Para no ver tigres dientes de sable y elefantes desbocados en el espacio esterilizado de la vida moderna.

Si podemos arriesgar una comparación más con el budismo, quizás el término "samskaras" (que según la cadena de originación del budismo es el segundo eslabón -después de la ignorancia- y que genera el cuerpo y al mundo en el que habitamos) pueda considerarse como un factor de raíz epigenético. Tradicionalmente se traduce este término como inclinaciones o tendencias mentales, pero el erudito en sánscrito y tibetano Herbert Günther lo traduce como "constructor de realidad": una primera línea de impresiones que construyen el mundo en el que vivimos.