*

X

4 valiosas lecciones que puedes extraer de una tragedia (y mejorar para siempre tu vida)

AlterCultura

Por: pijamaSurf - 10/02/2017

Las tragedias suelen ser inevitables, pero de cada quien depende transformarlas en sabiduría o dejar que simplemente nos destrocen

Las tragedias, por ejemplo un desastre natural, la muerte de un ser querido, o situaciones complejas que terminan por arrojar consecuencias arrolladoras, son en su mayoría inevitables. Por esa misma razón no se trata de huir, inútilmente, de ellas, pues si llegan no habrá forma de esquivarlas, pero en cambio podemos transformarlas en un arsenal de lecciones que terminarán por aportarnos un aprendizaje que difícilmente lograríamos en otras circunstancias o al menos no de forma acelerada. 

Así que pasemos a las reflexiones condensadas en lecciones, algunas que aluden a premisas obvias pero que, si te lo parecen, sería bueno al menos reconocerles el papel de recordatorios valiosos, ideales para cualquier momento de la vida. En cambio, si has afrontado recién una episodio trágico, seguramente te resonarán algunas de las siguientes líneas –y en ese caso tómalas como una señal para no esperar más y abrazarlas, practicarlas. 

 

Todo pasa

No importa cuán placentero o aterrador sea un escenario, inevitablemente pasará. Los mejores momentos de la vida, así como los peores y más duros, desfilarán frente a ti. Todo pasa, incluso cualquier tragedia, nada puede evitarlo. 

 

Las cicatrices son hermosas 

Cada evento trágico, incluso cada dificultad, puede dejar impreso en ti una cicatriz. Te recomendamos que las honres y las celebres; a fin de cuentas, estos verdaderos tatuajes de vida te harán más fuerte y podrían terminar por irradiar una belleza mayor a la de cualquier flor. ¿Conoces el kintsugi?

 

La bondad incondicional

Cuando se experimenta una tragedia ocurre algo, una especie de clic que sucede entre la humildad, la empatía y la comprensión. Recuerda que nunca sabes cuando alguien está atravesando un paisaje trágico en su vida, así que dale el beneficio de la duda a todos y sé incondicionalmente bondadoso. 

 

Todo tiene una importancia

La tragedia, como colosal tormenta, nos ayuda a dimensionar el peso de cada cosa. En pocas palabras se trata de reconocer el valor, incluso la naturaleza sagrada, de cada objeto y cada evento, por más diminuto o rutinario que nos parezca. Por otro lado, la tragedia nos recuerda que si bien todo es sagrado, simultáneamente somos, nosotros y nuestras tragedias, no más que un minúsculo pixel en el universo.

En el 2016 fueron arrestadas más personas por consumo de marihuana que por robos, asesinatos y violaciones sumados

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/02/2017

Mientras la "guerra contra las drogas" y el andamiaje legal que la respalda siga vigente, seguiremos cosechando incontables absurdos alrededor de esta política

Mientras la "guerra contra las drogas" y el andamiaje legal que la respalda siga vigente, seguiremos cosechando incontables absurdos alrededor de esta política que tanto daño ha causado al mundo, y en particular a algunos países, desde hace décadas. A pesar de las apabullantes estadísticas en su contra y de que ciertas legislaciones comienzan a ser vencidas gracias al sentido común y la experiencia práctica, esta estupida guerra mantiene buena parte de su antiguo control y las aberraciones relacionadas continúan formando parte de nuestras sociedades.

Entre los últimos episodios de cifras que destrozan cualquier argumento político (u ocultamente financiero) a favor de mantener las políticas de prohibición, persecución y castigo ante el consumo de drogas, tenemos el siguiente, reportado por The Washington Post: el año pasado, en Estados Unidos fueron apresadas más personas por temas relacionados a la marihuana que lo que suman delitos como violación sexual, asalto y asesinato. Esto nos sugiere no necesariamente que hay más fumadores de marihuana que delincuentes varios en ese país sino que las prioridades del sistema de "justicia" siguen respondiendo a fines diversos, antes que a la persecución del bienestar de la población –para lo cual, supuestamente, está diseñado.

La siguiente gráfica muestra las estimaciones del número de personas arrestadas anualmente por motivos canábicos en Estados Unidos entre 1990 y el 2016. Si bien vemos una reducción del número a partir del 2011, cuando algunos estados comenzaron a descriminalizar el uso medicinal (y eventualmente, también recreativo) de la marihuana, lo cierto es que los arrestos vinculados a ello se mantienen de manera masiva. 

 

Tras documentar largamente en Pijama Surf el tema, nos damos cuenta de que esta nueva contradicción fáctica de la guerra contra las drogas es sólo una pizca de las que se han acumulado a lo largo de la historia. Evidentemente, no se trata de una lucha ideológica en relación con esta política; el argumento es, sencillamente, el bien común.