*

X

El queso es delicioso, pero ¿tiene el mismo efecto que una droga?

Salud

Por: PijamaSurf - 09/09/2017

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción

Para algunos, el queso es el alimento más delicioso que puede acompañar todo tipo de platillo, desde tacos, tortas, quesadillas, chilaquiles y enchiladas hasta queso con aceitunas para picar. Es simplemente un añadido que enaltece toda una experiencia culinaria; sin embargo, ¿cuán saludable es consumir queso?

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción. Se trata de una sustancia potente que contiene caseína, la cual desencadena los receptores de opioides en las neuronas cerebrales y desarrolla el patrón sináptico de las adicciones.

Esto se descubrió gracias a la Escala de adicción a alimentos de Yale, en donde 120 estudiantes tuvieron la posibilidad de escoger durante el experimento 35 alimentos de numerosos valores nutricionales. Fue así que los investigadores descubrieron que el queso se encontraba entre los alimentos con mayores niveles de adicción.

Para Erica Schulte, autora de la investigación, la caseína –casomorfina– tiene un rol importante en los receptores de dopamina y constituye un elemento adictivo similar a los opioides. Esto sucede debido a que los alimentos procesados poseen los mismos efectos que las drogas: un incremento en el rango de absorción en el cuerpo. De modo que el abuso de quesos promueve la presencia de carbohidratos refinados o grasas que impactan negativamente en los niveles glucémicos.

Además, se evidenció que estos alimentos promueven una conducta compulsiva similar a la adicción a las drogas: parecería que es imposible dejar de comer cualquier tipo de queso. Esto se relacionó principalmente a la estimulación de los receptores de dopamina, los neurotransmisores que no sólo disminuyen la experiencia del dolor, sino que también incrementan la sensación compulsiva que produce una sensación de bienestar y placer.

Los 25 alimentos más adictivos del mundo, según estudios

Salud

Por: Pijama Surf - 09/09/2017

Sus componentes generan en tu cerebro efectos muy parecidos al de sustancias como la cocaína

Que en las últimas décadas se haya disparado la obesidad en el mundo no es casualidad. Estamos infestados de comida adictiva, y no es exageración: sabemos hoy que la mayor parte de la comida industrializada contiene altos niveles de alguno de los siguientes elementos: azúcar, sodio o grasa.

Los anteriores ingredientes, en altos niveles, producen en el cerebro reacciones de recompensa asociadas a adicciones tales como a la cocaína. Por ello, millones de personas en el mundo, en mancuerna con la sociedad del estrés, desarrollan un desenfrenado deseo de comer; pero no todo es su responsabilidad, ya que está comprobado que estas sustancias, sobre todo en relación con la comida chatarra, hacen a estos alimentos deliciosos y adictivos.

Recientemente un equipo de científicos de la Universidad de Michigan y el New York Obesity Research Center de Mount Sinai-St. Luke’s Hospital (EE.UU.) desarrollaron una lista de los 25 alimentos más adictivos y, desde luego, se trata de opciones de comida chatarra. No resulta extraño que pensemos en estos alimentos con mayor frecuencia que en cualquier otro:

1- La pizza

2- El chocolate (en todas sus variantes)

3- Las patatas fritas

4- Las galletas de chocolate

5- El helado

6- Las patatas fritas cocinadas

7- Las hamburguesas con queso

8- Las bebidas gaseosas

9- Los pasteles

10- Los quesos

11- La panceta (tocino)

12- El pollo frito

13- Bollería industrial

14- Palomitas con mantequilla

15- Los cereales

16- Las golosinas

17- La carne

18- Las magdalenas

19- Los frutos secos

20- Los huevos

21- La pechuga de pollo

22- Los pretzels

23- Las crackers

24- El agua

25- Las barritas energéticas

Entre las conclusiones, la investigación dicta:

El hallazgo de que el procesado era el factor más predictivo para saber si una comida estaría asociada con un comportamiento alimentario similar al adictivo es una evidencia preliminar para estrechar el rango de qué comidas están implicadas en las adicciones.