*

X

Todo lo que necesitas saber para ver el eclipse de sol del 21 de agosto (visible en México y partes de Sudamérica)

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2017

El eclipse de sol del 21 de agosto del 2017 será visible en más del 60% en algunas partes de México; aquí todo lo que necesitas para verlo, incluyendo transmisión en directo

Este 21 de agosto ocurrirá uno de los eclipses más esperados en los últimos tiempos, nombrado "el gran eclipse total de sol americano" por la prensa estadounidense. Será el primer eclipse total de sol en más de 70 años en Estados Unidos; en años recientes hubo uno de esta magnitud que pudo verse en Baja California en 1991, y uno en 1972 en Canadá. La expectativa, particularmente en Estados Unidos (donde se podrá ver en una franja que cruza la parte media de su territorio desde el Pacífico hasta el Atlántico), es enorme. Un eclipse de sol parcial podrá observarse en todo México, Centroamérica, partes de Sudamérica y algunas partes de Europa y África.

El eclipse de este 21 de agosto producirá una noche en el día de más de 2 minutos (2:41 en su punto máximo en Carbondale, Illinois) en un corredor que va de Óregon a Carolina del Sur. Durante ese breve período la temperatura caerá de manera precipitada, los animales se alterarán, y en general se producirá un momento de alarma en la naturaleza (algo que antiguamente era considerado infausto, y temido por reyes). Actualmente se espera gran cantidad de tráfico en esta zona, a la que viajarán millones de personas, tráfico y desabasto. 

El eclipse total comenzará a las 9:02 horas en el estado de Óregon (hora local) y a las 9:10 podrá verse en Baja California (hora local también). El último punto en México será a las 15:11 en Quintana Roo. En la Ciudad de México se comenzará a ver a partir de las 12:01 (hora local), con una expresión máxima a las 13:20 y una finalización a las 14:37.

Se cree que unos 7.1 millones de personas viajarán a la zona del eclipse total en Estados Unidos, ocasionando desabasto y posiblemente problemas de tráfico. Habrá oscuridad y caos.

En México, la distribución de visibilidad es la siguiente (porcentajes de la totalidad del Sol que estará cubierto):

50%-65%: Baja California, Sonora, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León.

25%-50%: Tamaulipas, Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Veracruz, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo.

5%-25%: Colima, Morelia, Guerrero, Oaxaca.

El eclipse podrá verse en el resto de Centroamérica y el Caribe, así como en partes de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y el norte de Brasil, aunque con menor intensidad.

Un eclipse total de sol podrá observarse en Latinoamérica, en Argentina y Chile, en julio del 2019 y, en el 2024, el norte de México y Texas serán los escenarios de otro gran eclipse total de sol.

Es importante recordar que mirar directo al Sol durante un eclipse parcial es peligroso y se recomienda utilizar lentes especiales. Ver de frente al Sol en un eclipse total evidentemente no tiene problemas, ya que el astro está oculto completamente por la Luna. Pero estos son apenas 2 minutos y sólo en algunas partes en Estados Unidos.

En Estados Unidos unas 7 mil bibliotecas están distribuyendo gafas de seguridad para ver el eclipse, al igual que una gran cantidad de sociedades astronómicas que se reunirán ese día. En México, la Sociedad Astrónoma de Baja California llevará a cabo un evento en Tijuana. Si se quiere ver el eclipse con una cámara o telescopio, es necesario comprar un filtro solar; de otra manera, también puede dañar la retina. 

En Mercado Libre se consiguen gafas protectoras para apreciar el eclipse (si bien, debes cerciorarte de que sean certificadas). La UNAM recomienda verlo a través de "un filtro para soldar del número 14". El gobierno en México no ha emitido ningún comunicado, ni ha provisto recomendaciones al respecto.

Una nave de la NASA seguirá el eclipse para estudiarlo (para los tripulantes, debido a la velocidad, el eclipse durará hasta 7 minutos).

Aquí la transmisión en vivo:

 

Tu cerebro se vuelve como el de las personas con las que te juntas, según científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2017

Ten cuidado con quién te juntas... Estudio nota que al pasar tiempo con una persona, nuestros cerebros se empiezan a parecer

Todos lo hemos notado hasta cierto punto. Pasar tiempo con alguien nos hace un poco como ellos: llegamos a utilizar el mismo tono de voz, las mismas palabras e incluso a ver el mundo de la misma forma. Esta intuición de alguna manera ha sido confirmada por la ciencia, a un nivel incluso mayor de lo sospechado, pues se ha descubierto que nuestros cerebros se mimetizan cuando pasamos tiempo con alguien.

Moran Cerf, neurocientífico de la Universidad de Northwestern, explica que cuando dos personas están juntas sus ondas cerebrales empiezan a verse idénticas: "Entre más estudiamos el involucramiento, más vemos que sólo estar con ciertas personas alínea tu cerebro con el de ellas", lo cual significa que "las personas con las que te juntas tienen un impacto en tu involucramiento con la realidad que va más allá de lo que puedes explicar. Uno de los efectos es que te empiezas a parecer a ellas". Esto se debe en gran medida a la neuroplasticidad del cerebro: el hecho de compartir estados de ondas cerebrales va moldeando luego nuestras conexiones neurales y nuestra forma de ver y relacionarnos con el mundo.

Cerf considera que esto debe tomarse en cuenta si queremos maximizar nuestra felicidad y minimizar el estrés, para lo cual señala que es fundamental no gastar demasiada energía en tomar decisiones (las cuales van mermando la energía del cerebro) y, sobre todo, rodearnos de personas que tienen las características que estamos buscando. Esto último hace que, con el tiempo, esas características puedan florecer en nosotros como una segunda naturaleza. La frase popular lo dice: si quieres ser un ganador, pasa tiempo con los ganadores; y lo mismo puede aplicarse en muchos sentidos.

Ahora bien, más allá de que hay un indudable efecto de sincronización cerebral que influye en nuestra conducta y puede ir formando hábitos positivos y negativos, hay que tomar con un grano de sal este estudio. Algunos lo tomarán como confirmación de que no pueden estar con individuos "tóxicos", algo que les será muy cómodo para huir de sus problemas, diciendo que simplemente la presencia del otro es inevitablemente dañina. Esto en ocasiones puede ser cierto, pero también puede ser una forma de eludir la responsabilidad y evitar brindarse afectivamente sin priorizar el propio beneficio. Asimismo, es probable que estos estados de sincronización cerebral puedan ser alterados o desactivados cuando las personas mantienen una alta conciencia de su propio proceso interno, no dejándose arrastrar por la negatividad de otros. ¿Por qué no pensar, en cambio, que eres de capaz de influir positivamente en una "persona tóxica" con una buena actitud y una atención plena?