*

X

Todo lo que necesitas saber para ver el eclipse de sol del 21 de agosto (visible en México y partes de Sudamérica)

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/13/2017

El eclipse de sol del 21 de agosto del 2017 será visible en más del 60% en algunas partes de México; aquí todo lo que necesitas saber para apreciarlo

Este 21 de agosto ocurrirá uno de los eclipses más esperados en los últimos tiempos, nombrado "el gran eclipse total de sol americano" por la prensa estadounidense. Será el primer eclipse total de sol en más de 70 años en Estados Unidos; en años recientes hubo uno de esta magnitud que pudo verse en Baja California en 1991, y uno en 1972 en Canadá. La expectativa, particularmente en Estados Unidos (donde se podrá ver en una franja que cruza la parte media de su territorio desde el Pacífico hasta el Atlántico), es enorme. Un eclipse de sol parcial podrá observarse en todo México, Centroamérica, partes de Sudamérica y algunas partes de Europa y África.

El eclipse de este 21 de agosto producirá una noche en el día de más de 2 minutos (2:41 en su punto máximo en Carbondale, Illinois) en un corredor que va de Óregon a Carolina del Sur. Durante ese breve período la temperatura caerá de manera precipitada, los animales se alterarán, y en general se producirá un momento de alarma en la naturaleza (algo que antiguamente era considerado infausto, y temido por reyes). Actualmente se espera gran cantidad de tráfico en esta zona, a la que viajarán millones de personas, tráfico y desabasto. 

El eclipse total comenzará a las 9:02 horas en el estado de Óregon (hora local) y a las 9:10 podrá verse en Baja California (hora local también). El último punto en México será a las 15:11 en Quintana Roo. En la Ciudad de México se comenzará a ver a partir de las 12:01 (hora local), con una expresión máxima a las 13:20 y una finalización a las 14:37.

Se cree que unos 7.1 millones de personas viajarán a la zona del eclipse total en Estados Unidos, ocasionando desabasto y posiblemente problemas de tráfico. Habrá oscuridad y caos.

En México, la distribución de visibilidad es la siguiente (porcentajes de la totalidad del Sol que estará cubierto):

50%-65%: Baja California, Sonora, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León.

25%-50%: Tamaulipas, Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Veracruz, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo.

5%-25%: Colima, Morelia, Guerrero, Oaxaca.

El eclipse podrá verse en el resto de Centroamérica y el Caribe, así como en partes de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y el norte de Brasil, aunque con menor intensidad.

Un eclipse total de sol podrá observarse en Latinoamérica, en Argentina y Chile, en julio del 2019 y, en el 2024, el norte de México y Texas serán los escenarios de otro gran eclipse total de sol.

Es importante recordar que mirar directo al Sol durante un eclipse parcial es peligroso y se recomienda utilizar lentes especiales. Ver de frente al Sol en un eclipse total evidentemente no tiene problemas, ya que el astro está oculto completamente por la Luna. Pero estos son apenas 2 minutos y sólo en algunas partes en Estados Unidos.

En Estados Unidos unas 7 mil bibliotecas están distribuyendo gafas de seguridad para ver el eclipse, al igual que una gran cantidad de sociedades astronómicas que se reunirán ese día. En México, la Sociedad Astrónoma de Baja California llevará a cabo un evento en Tijuana. Si se quiere ver el eclipse con una cámara o telescopio, es necesario comprar un filtro solar; de otra manera, también puede dañar la retina. 

En Mercado Libre se consiguen gafas protectoras para apreciar el eclipse (si bien, debes cerciorarte de que sean certificadas). La UNAM recomienda verlo a través de "un filtro para soldar del número 14". El gobierno en México no ha emitido ningún comunicado, ni ha provisto recomendaciones al respecto.

Una nave de la NASA seguirá el eclipse para estudiarlo (para los tripulantes, debido a la velocidad, el eclipse durará hasta 7 minutos).

Las personas muy religiosas son menos analíticas, según estudio

Ciencia

Por: Pijama Surf - 08/13/2017

Lo anterior también aplica para las personas radicalmente ateas; los dos extremos acogen a personas más emocionales que analíticas

Hace poco, un estudio encontró que las personas de ideología de derecha más radicales suelen ser menos inteligentes. De hecho, al parecer la inteligencia está vinculada a un pensamiento más progresista y liberal.

En cuanto al campo de la religión, una nueva investigación de la Universidad Case Western Reserve se acerca a las mismas conclusiones. Cabe hacer énfasis en que este análisis encontró que el resultado aplica tanto para los muy religiosos como para los muy ateos; es decir, para los radicales religiosos.

Los participantes fueron analizados con resonancia magnética, a partir de estímulos con preguntas o información diversa. Formaron parte de este estudio 209 cristianos, 152 personas no religiosas, nueve judíos, cinco budistas, cuatro hindúes, un musulmán y 24 de otras religiones.

Según los investigadores, la gente podría dividirse en 2 tipos: emocionales y analíticas. Los radicales religiosos (o los radicales ateos) son personas que embonan más en el tipo emocional (he ahí por qué algunos políticos tocan las fibras emocionales de los radicales, como en el caso de Trump). Por su parte, los individuos menos radicales en lo religioso son más analíticos.

De acuerdo con Anthony Jack, investigador de este estudio:

La resonancia emocional ayuda a las personas muy religiosas a sentirse más convencidas. Mientras más correctas moralmente son las cosas que ven, más se afianza su convencimiento.

Los terroristas, dentro de su burbuja, creen que lo que hacen es moralmente correcto. Creen que están combatiendo algo malo y proyectando una acción sagrada.

Con todo el tema de las noticias falsas (Fake News), la administración de Trump, por medio de resonancia emocional con las personas, apela a los miembros de su base, ignorando los hechos.